martes, 13 de diciembre de 2016

¡Horror! Se me está acabando el Fairy

Yo no digo na' y lo digo to'. El otro día lo vi en la cocina, mi botella de Fairy se está acabando... y me pregunto yo, sabiendo lo que pasa en estas situaciones ¿por qué no compro otras marcas y así me ahorro el disgusto?


En fin, que ahí lo dejo... y mi blog también. No del todo, pero sí por una temporada hasta que me organice de nuevo.

¿Cómo?, ¿que aún no sabes de qué estoy hablando? Si piensas que lo del Fairy no puede ser tan grave es que no te acuerdas o no has leído mi historia de La maldición del Fairy.

¡Que paséis unas felices fiestas y a disfrutar de la familia y de las vacaciones!
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

sábado, 10 de diciembre de 2016

Piel atópica, prevención desde el nacimiento

Mustela nos invitó a un cóctel donde presentaban su nueva gama de productos para las pieles atópicas: Stelatopia.

A Víctor le encanta acompañarme a estos eventos, ya que disfruta de actividades diferentes con otros peques en sitios nuevos. En esta ocasión la presentación fue en una planta 13 de un edificio de Gran Vía, así que como plus tuvimos unas vistas espectaculares desde las alturas de las luces navideñas que ya estaban colocadas y justo encendieron ese día.


Una de las cosas que más me sorprendió es saber que 1 de cada 5 niños sufre de dermatitis atópica. Aún sin conocer las estadísticas, al hablar con otras madres me he dado cuenta de que es cierto, que siempre hay alguna que tiene o ha tenido un peque con problemas de piel atópica.

La piel atópica tiene un componente genético muy importante, y es que la aparición de la dermatitis atópica aumenta en caso de antecedentes familiares entre un 40% y 50% en un niño con uno de los padres atópico y entre un 50% y 80% si ambos padres son atópicos.

Recientes estudios científicos han revelado que la aplicación de un emoliente desde el nacimiento en recién nacidos con antecedentes familiares reduce la probabilidad de aparición de los síntomas de la dermatitis atópica entre un 33 y un 50%

Gama Stelatopia para pieles atópicas

Después de la presentación me quedó muy clara la importancia de la prevención en estos casos desde recién nacidos y de los baños o duchas diarias con agua no muy caliente y con jabones específicos que no hagan mucha espuma. También hay que evitar los tejidos sintéticos, mejor que sean de algodón y transpirables.


La piel atópica, por el momento, no tiene cura, pero se puede tratar para reducir el malestar y picor que produce. Sobre todo es muy importante hacer un seguimiento médico y seguir sus consejos sin tener miedo al uso de los corticoides que el doctor indique, ya que, en muchos casos, es lo que mejor les irá a los pequeños.

¿Tu peque tiene piel atópica? ¿cómo la habéis tratado?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Afición a los libros desde muy pequeñito

Siempre he querido inculcarle a Víctor la afición a los libros, aunque durante los 2 primeros años lo dejamos por imposible. Me frustraba un montón querer leerle un cuento y no conseguirlo, así que dejamos de intentarlo y los libros los tenía sólo para mordisquearlos y destrozarlos, ya os contaba que Mi hijo devora los libros.

Cambiamos de estrategia y en vez de abrir los cuentos para leérselos, simplemente le contábamos los cuentos de toda la vida (los que nos sabíamos de memoria): Pedro y el lobo, Los tres cerditos, Caperucita roja... Lo hacíamos siempre en la cama, antes de la siesta o antes de dormir por la noche. Le fascinaba que le contasemos cuentos y nos pedía que se los contásemos una y otra vez.

Como ya habíamos cogido la rutina de los cuentos nocturnos y prestaba más atención, sobre los 3 años pasamos a leérselos y le encantó. Desde hace un año todas las noches le leemos cuentos y, depende de la hora que es (a veces se duerme realmente tarde), le dejamos que elija uno, dos o tres cuentos.


Aunque tiene muchos cuentos, todos los hemos leído un montón de veces, tanto es así que muchas veces empiezamos las frases y las termina él e incluso hay veces que coge Víctor los cuentos y los "lee" enteros él solito (las imágenes le ayudan también a recordar la historia).

Es verdad que sus padres en casa leemos cada vez menos libros en papel y los leemos más digitales y eso es una pena porque al final no ve que estamos leyendo, simplemente ve que estamos con el móvil o la tablet con los que se puede hacer tantas otras cosas además de leer libros. De todas maneras yo cuando leo algún libro se lo digo "Me voy al sofá un ratito a leer".

También le hablo de las ventajas de saber leer, aunque ahora lo ve más como una desventaja, ya que si lee él por su cuenta es una cosa menos que podrá hacer junto a sus padres. Así que se lo planteo sólo en momentos en los que puede ser una ventaja para él, en cosas en las que le ayudaría a tener autonomía. No tengo prisa para que aprenda a leer, aún no tiene 4 años y no le están enseñando en el cole. pero desde hace mucho tiempo que tiene interés por las palabras y siempre que ve algo escrito por la calle me pide que se lo lea.

Los libros jamás los tiene que ver como algo obligatorio, siempre como algo que le apetezca a él. Creo que eso es lo principal para que coja afición a los libros: nunca forzarle. Por mi parte lo tengo clarísimo, a ver ahora como se gestiona eso en su colegio en los próximos años.

¿y tú cómo fomentas la afición a los libros en casa?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

domingo, 4 de diciembre de 2016

La maternidad imperfecta de Barbie

¿Quién no ha tenido una Barbie en su infancia? Todos pensamos en ella como la chica perfecta, bien peinada, bien maquillada, con todos sus vestiditos y complementos, con sus coches y sus casas de lujo... bastante alejada de la realidad que vivimos la mayoría de las mujeres.

Acabo de descubrir la cuenta de Instagram de la artista Betty Stratchan que, además de ser madre, trabaja arreglando muñecas y vendiéndolas en Etsy. A Betty se le ocurrió esta fantástica idea de "tunear" a una Barbie para acercarla a la realidad de la maternidad.


Una madre que ya no tiene tanto tiempo para arreglarse, que duerme mal y le salen ojeras, una madre que da el pecho a su bebé con la cara lavada, el pelo recogido y unos leggings. ¡Ole por ella!

Como me ha gustado mucho he querido compartir contigo algunas de las imágenes que ha publicado en su cuenta.







¿Comprarías una Barbie así para tus peques?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

jueves, 1 de diciembre de 2016

El muñeco viajero de la clase

Nos lo comentó la profesora de Víctor y me pareció una idea muy simpática. Tienen en la clase de Víctor un muñeco de trapo que va a pasar por casa de todos los compañeros. El nombre y sexo se lo han puesto por votación entre todos los compañeros: es una niña y se llama Kiti.

Kiti inicialmente no tiene nada, ni pelo, ni boca, ni nariz, ni ojos, ni ropa... y cada semana está unos días en casa de un niño que se encarga, junto con la familia, de ponerle una parte del cuerpo, lo que nos diga la profe que le corresponde (no se puede elegir). A nosotros nos tocaron los ojos de Kiti.


El viernes Víctor llegó con una bolsa que contenía a Kiti y un libro con las instrucciones y con páginas en blanco para contar cómo hemos acogido a Kiti en casa y qué actividades hemos hecho con ella.

Kiti nos acompañó durante 5 días, escribimos en el libro todo lo que vivimos con ella y nos hicimos fotos juntos. Justo coincidió que el papá de Víctor no estaba en España, así que aprovechamos una videoconferencia para hacernos fotos todos juntos.


En clase la profe lee el libro con las aventuras de Kiti cada vez que vuelve de casa de algún compañero y a los peques les encanta ésta experiencia.

¿Tenéis actividades de este tipo en el cole de vuestros peques?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

lunes, 28 de noviembre de 2016

Recetas mágicas con Disney, Pixar, Marvel y Star Wars

A los peques les encanta ayudar en la cocina. Víctor me ayuda tirando las peladuras a la basura, metiendo los ingredientes en la cazuela y removiendo (de momento no le dejo manejar cuchillos, pero pronto podrá hacerlo). Las recetas las suelo tener apuntadas en el móvil y las vamos siguiendo entre los dos.

Esta semana he ido a la presentación de la nueva app de Disney y Ferran Adrià "Tu Cuento en la Cocina" (para android e iOS por 3,99€). Es una forma muy original de cocinar en familia con los personajes de Disney, Pixar, Marvel y Star Wars

Ferran Adrià presentando la app donde puedes hacer tu propio cómic cocinando en familia

En la app, después de echar un vistazo rápido a la cocina virtual de Ferran Adrià, puedes personalizar tu familia con la que luego harás las recetas. Como se trata de cocinar con los peques, para hacer las recetas se necesita un mínimo de un adulto y un niño para empezar. Conforme vas siguiendo las recetas puedes ir sacando fotos de los cocineros y la elaboración de las recetas y cuando finalizas se plasman en un cómic que puedes guardar para ver más adelante. Tienes 24 recetas sencillas para preparar en familia.
Cocinando costillas con Spiderman y Adrià

En la app también hay juegos, consejos y conceptos sobre la cultura gastronómica para que todos comprendamos la cocina y aprendamos a comer mejor.

Para esta presentación vino como invitado especial el pato Donald, así que aproveché para hacerme una foto con él para enseñársela a Víctor, ya que en esta ocasión no me pudo acompañar.



Si prefieres tener las recetas en papel, tienes el libro "Te Cuento en la Cocina" con más de 60 recetas fáciles y creativas junto con los personajes de Disney, Pixar, Marvel y Star Wars.

¿Y tú, cocinas con tus peques?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

viernes, 25 de noviembre de 2016

Ya podemos respirar tranquilos con nuestros bebés

Una de las cosas que más preocupan a los padres de recién nacidos es el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL) que es la la muerte repentina e inesperada de un niño menor de un año aparentemente sano.

Aún recuerdo cómo observaba a Víctor cuando nació, cómo le miraba la respiración, cómo había veces que le ponía el dedo delante de la nariz para ver si respiraba porque estaba tan quietito que ni le oía ni veía cómo se le movía el pecho o la tripa.

Además me preocupaba cuando tomaba el pecho porque se pegaba tanto a mí que yo no veía por dónde podía respirar para coger aire... y evidentemente lo hacía. También me preocupaba al colechar con él, porque se pegaba totalmente a mí y enterraba su cara en mi espalda, en mi pecho, en mis brazos... no le gustaba dormir de otra manera, estaba siempre totalmente pegado a mi cuerpo.

Hay factores que disminuyen la probabilidad de sufrir este SMSL y nosotros cumplíamos varios de ellos: el usar chupete (aunque lo usó a partir del segundo mes y esporádicamente), la lactancia materna (entre sus muchos beneficios está el protegerles de esta muerte repentina siendo bebés), el colecho (al estar pegados a él le podemos observar mejor que si le dejamos en una cuna o incluso en otra habitación), tampoco somos fumadores, ni él ha sido prematuro... etc. Pero aun con todo, siempre hay riesgos y siempre está esa preocupación.


Esta semana han contactado conmigo desde BabyFaction para presentarme un producto que controla la respiración de los más pequeños, el monitor Respisense Ditto. Este monitor controla el ritmo respiratorio del bebé y te avisa cuando deja de respirar durante 20 segundos. Se coloca en el pañal cuando tu pequeño se duerme y tú puedes estar más tranquila al saber que va a estar siempre controlado. Su precio es de 175€, pero ahora lo tienes por 145.95€. No es barato, pero la tranquilidad que te da no tiene precio.


Esto es sólo un monitor, aunque se use hay que seguir haciendo caso a los consejos de los pediatras para evitar el SMSL, como poner al bebé durmiendo boca arriba, evitar la exposición al humo del tabaco, retirar de la cama objetos blandos, peluches, chichoneras y almohadas, evitar el exceso de abrigo... etc. En éste enlace puedes informarte más detalladamente sobre el SMSL y las recomendaciones para evitarlo. Y si al final te decides a comprarlo lo puedes hacer a través de éste enlace mío de afiliación (a ti no te supone nada, ya que te sale al mismo precio, y a mi me ayudas con los gastos del blog ;)

A mí me parece un inventazo, ¿lo conocías ya?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

martes, 22 de noviembre de 2016

Taller de pintura

A mí me alucina ver como algunos niños cogen papel y pinturas y pueden estar rato y rato entretenidos. Víctor no es así, él aguanta un minuto, dos como mucho, delante del papel y luego pasa al siguiente juego. No sé si es falta de concentración, que no le atrae mucho pintar o es su forma de ser, que no aguanta con un mismo tema mucho tiempo (a no ser que sean coches y trenes).


Como no pinta nunca, no pinta a papá o a mamá como sí he visto que hacen otros niños de su edad, ya que su destreza es casi nula. Es bastante perfeccionista y si ve que algo no le sale, lo deja o me dice que lo haga yo. A veces pinto con él para que se anime e intento no hacerlo perfecto, salirme del dibujo, etc, para que vea que no pasa nada por equivocarnos. Además los dibujos que hacemos los exponemos por las paredes de casa, para que vea sus obras y se anime a pintar más.

Me llegó una invitación de los hoteles Petit Palace para un taller infantil de pintura con Martutxa Casares y no dudé en apuntar a Víctor.

Los dibus de Martutxa

Lo pasamos genial, Víctor estuvo entretenidísimo y aguantó todo el taller. Se lo pasó muy bien pintando, merendando y jugando con los demás niños. Hizo un montón de dibujos (el círculo del sol se lo hice yo, pero todo lo demás él) y descubrió el placer de pintar con acuarelas y con otras cosillas (no me preguntes qué es eso rosa y azul del primer dibujo porque aún no lo sé), jeje.

Los dibus de Víctor
Después de esta experiencia ahora aguanta un poco más pintando, sigue sin ser su actividad favorita pero le gusta un algo más que antes.

¿A tu peque le gusta pintar? ¿Tienes expuestas sus obras de arte?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

sábado, 19 de noviembre de 2016

El juguete indicado según la edad de tu hijo

Ya te he hablado alguna vez de la importancia de acertar con el juguete adecuado según la edad del niño en Mi cruzada contra los juguetes inapropiados y es que para cada edad y etapa de desarrollo del niño hay unos juguetes y es interesante saberlo. 


Estuve esta semana en una charla para acertar con los juguetes de nuestros hijos de Deanna Marie Manson, profesional de la Salud especializada en pediatría y con experiencia trabajando con recién nacidos, niños y adolescentes. Nos presentó también el libro "Qué hacer para que tu hijo no sea un imbécil" para evitar que los peques se conviertan en adolescentes sin valores, irresponsables, egocentristas... Nos tenemos que centrar más en la prevención y no esperar a que lleguen los problemas para que nos pillen por sorpresa y se tengan que buscar soluciones.


Deanna nos habló de la paternidad proactiva y de la importancia del acceso a una información correcta y precisa para su éxito. Ella asesora particularmente a padres con niños de distintas edades y en enero sacará clases en formato vídeo para acercar la información de calidad basada en estudios científicos probados a la mayor cantidad de familias posible, empezando por clases para futuros padres y clases de masajes para bebés, ampliándolo más adelante con otros cursos de interés para padres.

Ahora que se acerca la Navidad estos consejos para comprar juguetes nos vendrán genial, así que te dejo aquí el resumen de lo que nos contó:

Recién nacido (de 0 a 6 meses) Hasta los 3 meses no necesitan ningún juguete como tal, pero algún peluche pequeño, dou dou o muñeco blandito con el olor a mamá para los momentos en los que no estamos con ellos les irá genial. Los arcos de actividades con colores, luces y sonidos también son apropiados para estas edades ya que les ayudan a mejorar su coordinación y fuerza.

Bebés de 6 a 12 meses Les empiezan a salir sus primeros dientes así que los mordedores les irán genial. Como juguetes unos sonajeros y juegos de bloques, para mejorar la coordinación y mejorar el control de manos y brazos. 

Entre los 12 y los 18 meses Son interesantes los libros con fotos e imágenes y como consejo leer antes de dormir ya que lo asimilan mejor. Juguetes de arrastrar, como cochecitos que le animen a moverse.

De 18 a 24 meses Una mesa de actividades con interruptores para pulsar y diversas piezas móviles. La música infantil es interesante, pero que no sea con vídeos para ver en el ordenador o en la tablet sentados y embobados, que sea música que les anime a bailar y moverse (no es lo mismo escuchar música que "mirar" música). La música, además, ayuda a fomentar el lenguaje y la memoria.

De 24 a 36 meses Juguetes de imitación: objetos de cocina, carritos de limpieza... Libros para colorear, libros que expliquen cosas (no sólo de imágenes y palabras).


Entre los 3 y los 5 años Están en la fase de pensamientos mágicos y fantasiosos. Los disfraces, los trucos de magia, los superhéroes, los juegos de mesa adaptados a su edad (Víctor los acaba de descubrir y le fascinan), los libros de fantasía.


Entre los 5 y al menos hasta los 8 años Los juegos de mesa (de estrategia), juguetes que fomenten el deporte (sobre todo si son para practicar en equipo): balones, raquetas, bicis, patines. Juegos científicos, manualidades y libros con más texto y menos dibujos.

A partir de los 8 años Lo que ellos pidan, siempre y cuando sean regalos que cuadren con las normas de casa y preferiblemente elegidos junto con los padres.


Los niños cada vez están más influenciados por el marketing desde muy pequeñitos por anuncios de la tele, vídeos de juguetes en YouTube... y somos nosotros como padres los que debemos guiarles

Si tu peque es como el mío, juguete que vea juguete que querrá y además lo querrá ya mismo. Para quitarle ese estrés y presión por no conseguir en el momento el juguete que desea es muy recomendable decirle que lo apunte en una lista y que luego de esa lista se elegirán unos pocos para Navidad o para su cumple. Es un truco que te conté en el post Me lo pido para Navidad y que a nosotros nos va genial y Deanna también recomienda que se haga.

Por otra parte es interesante que no se junten muchos juguetes, ya que al final ni los aprovechan ni los disfrutan por saturación. Para esto hay que hablar con la familia y que los regalos los hagan en conjunto y así no reciben juguetes en casa de los padres, en casa de los abuelos, en casa de los tíos...

Si necesitas inspiración para los juguetes de tus peques pronto haré un post sobre nuestra lista de deseos para esta Navidad con juguetes apropiados para los 4 años (la edad de mi hijo) con los que estoy segura que voy a acertar. También puedes mirar Las ideas de regalos para un niño de entre 2 y 3 años y los Regalos para un bebé de más de 18 meses.


¿Ya sabes lo que le vas a comprar a tu peque?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Una semana sin dar el pecho por la medicación

Ya te conté hace unos días que estaba algo acatarrada y el médico me mandó una medicación que no era compatible con la lactancia (lo puedes leer aquí).

El caso es que tenía varias opciones: volver al médico a pedir una medicación alternativa y compatible con la lactancia, no tomar la medicación, dar teta justo antes de tomar la medicina (se supone que el efecto de la anterior toma ya ha pasado, ¿no?) o hablar con Víctor, explicarle la situación y dejar la teta por unos días.


Víctor tiene 3 años y medio y sigue tomando teta, le gusta mucho el sabor y además le relaja y le tranquiliza. La toma al despertarse y antes de acostarse... y a veces también por las tardes después del cole y cuando llora mucho por alguna rabieta. Como ves no es algo esporádico, sino una "necesidad" diaria, así que tenía mis dudas de como se lo iba a tomar.

Víctor me ha vuelto a sorprender y lo ha llevado genial. El día que me recetaron la medicación y antes de que me pidiese teta le dije "Voy a estar una semana tomando medicina porque estoy malita, hasta que no me la acabe no podrás tomar teta porque la medicina pasa a la leche y a ti no te sentaría bien, es una medicina de mayores". Lo entendió perfectamente. También le expliqué con el calendario qué día le podría volver a dar teta.

No se ha enfadado ningún día por no tomar el pecho, pero sí que me preguntaba si faltaba mucho para tomar otra vez y yo le recordaba el día que podría volver a tomar: el viernes después del cole.

Lo único que me preocupaba es que estar tantos días sin dar la teta me congestionara el pecho y se me produjese una mastitis, más que nada porque no me sé sacar leche, pero no ha pasado nada. Después de tantos años mi pecho va produciendo "a demanda" conforme Víctor toma teta. Por eso mismo no me he quedado sin leche después de estar 7 días sin dar el pecho.

Llegó el viernes y Víctor volvió a tomar pecho como de costumbre, los primeros días con muchas ganas, claro. Por si acaso le pregunté si seguía saliendo leche y me confirmó que sí. El cuerpo de la mujer es increíble.

¿Has pasado por esta situación? ¿Qué decisión has tomado? ¿Cómo se lo ha tomado el peque?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...