lunes, 13 de marzo de 2017

Nueva casa, nuevas reglas

Hemos aprovechado la mudanza y el cambio de país para poner o, mejor dicho, afianzar algunas normas de la casa.

Son peleas diarias que tenemos con Víctor, que nos cansamos de repetir y que no hay manera de que nos haga caso, como por ejemplo que no grite todo el día a todas horas en casa y que duerma en su cama.


Lo de gritar no es porque se enfade mucho, es porque tiene muchas energías y se emociona mucho y eso de hablar en un tono normal, le cuesta muchísimo. Así que los decibelios en esta casa están casi siempre bastante por encima de los límites de la locura. Además en Suiza la gente es muy tranquila y mira mal a los escandalosos, hasta tienen horarios de silencio que hay que respetar en las casas: a la hora de la comida, por la noche y los domingos.

He de decir que en España ya se lo decíamos a Víctor, en cuanto se ponía el sol intentábamos bajar su intensidad, "Es de noche y no se puede gritar". Además teníamos unos vecinos con un bebé, así que también le recordábamos que no debía gritar ni armar jaleo para no despertar al bebé.

Lo de dormir, aunque hace un año que ya no colechamos (os lo contaba en éste post), en realidad con cualquier excusa se metía Víctor en nuestra cama. Muchas veces yo tenía la culpa, ya que su padre viaja mucho y los días que estaba sola y se venía Víctor a la cama o se quedaba frito a la teta, me daba pereza levantarme para llevarle a su cama. Víctor se daba cuenta y aprovechaba para dormir conmigo esos días.

Al saber que nos veníamos a Suiza le fuimos diciendo a Víctor las normas de la nueva casa, "Víctor tiene su propia habitación, que es muy chula y grande, y dormirá ahí" y "Por la noche en Suiza no se puede hablar alto". Lo de dormir en su propia habitación ha funcionado bastante bien, mejor que en España (aunque alguna siesta se la ha echado en nuestra cama). Lo de no gritar... bueno, estamos trabajando en ello.

Si tienes algún truco para que tu peque no grite a todas horas estaré encantada de leerte :D
💖Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

👇👇¡No olvides dejar tu comentario! Me hace mucha ilu leerte 😊 👇👇

viernes, 10 de marzo de 2017

Vamos a aprender alemán

Ya llevamos 2 meses en este país y me doy cuenta de que el inglés aquí no es suficiente, hay veces que no me puedo defender ni chapurreando el italiano (que es uno de los idiomas oficiales de Suiza)... y el español tampoco lo entiende mucha gente. Además, en agosto Víctor va a empezar el colegio (Kindergarten) y ahí él va a aprender alemán. Así que, sí o sí, me va a tocar a mí espabilarme si quiero entender lo que estudiará, hará ahí o incluso lo que hablará con sus amigos.

De momento estoy aprendiendo algo con algunos cursos online y apps, he descubierto algunas realmente buenas, algunas gratuitas y otras de pago que merecen mucho la pena. Pero me apetecía ir a algún curso presencial, para conocer gente y poder tener conversaciones "reales" y no simplemente hablar al móvil para que me diga si mi pronunciación es correcta o no.

Imagen sacada de portalalemania.com

He estado preguntando e investigando y he visto muchas posibilidades de cursos, algunos carísimos, otros subvencionados, algunos de un par de horas a la semana y otros intensivos. Como Víctor sigue en casa me voy a olvidar de momento de los cursos intensivos, porque no se puede ir con el peque, así que me he decantado por los de poquitas horas a la semana. Entre esos cursos y los de las apps, espero poder entender algo para cuando Víctor empiece el cole.

En cuanto a él, dicen que los niños lo tienen más fácil para el aprendizaje, pero no quiero que llegue al cole sin saber nada de nada, así que también va a aprender algo antes de agosto. Mientras hago yo el curso, hay un grupo de voluntarias que se encargan de cuidar a los niños y juegan con ellos mientras les hablan en alemán. Además de esto le vamos a apuntar a una guardería (kita) un par de días a la semana, donde estará en contacto con el idioma, además de conocer un poco más la ciudad, ya que cada día hacen pequeñas excursiones con los niños para que no estén encerrados ahí todo el día. Estoy deseando que empiece y me cuente todo lo que hace ahí.

Espero que para agosto, tanto mi peque como yo, podamos entender algo más de la lengua de este país. Ya te iré contando.

Auf Wiedersehen!
💖Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

👇👇¡No olvides dejar tu comentario! Me hace mucha ilu leerte 😊 👇👇

martes, 7 de marzo de 2017

Lucía Mi Pediatra tiene un curso para ti

Si estás embarazada o conoces a alguien que lo está y estás pensando en un regalito original, si eres padre primerizo, si tu peque tiene menos de 5 años, este curso te interesará: Crianza de 0 a 4 años.

Lucía Galán, conocida por su blog Lucía Mi Pediatra, ganadora del premio Bitácoras de Salud 2015 y autora de los libros Lo mejor de nuestras vidas y Eres una madre maravillosa acaba de sacar un curso chulísimo en la Escuela Bitácoras (ya te hablé de estos cursos en éste post).

 Curso Crianza de 0 a 4 años

Como hace tiempo que la sigo por las redes sociales y me gusta todo lo que escribe, no dudé en apuntarme a su curso (sólo cuesta 29.99€), aunque a mí me han dado la posibilidad de hacerlo gratis para hacer una reseña (¡gracias!).

En este curso te cuenta todas las dudas que pueden tener unos padres primerizos sobre sus peques, desde que nacen hasta los 4 años, basada en su experiencia como pediatra y con las últimas directrices de la OMS y los últimos estudios y evidencias médicas.

Trata temas tan interesantes como el cuidado del cordón umbilical, la lactancia materna, qué apoyos necesita la mujer en el postparto, el colecho, alimentación complementaria y pautas del BLW (con sus pros y contras), qué hacer cuando el peque tiene fiebre según su edad, cómo prevenir y manejar infecciones respiratorias como la bronquiolitis, qué hacer en caso de gastroenteritis agudas, cuando es aconsejable ir al pediatra o a urgencias.

Consultas que toooodas las madres y padres hacemos en las consulta del pediatra... o preguntas que se nos pasa hacer porque vamos con mil dudas en la cabeza y a la hora de preguntar nos acordamos de una o dos. Aquí las tienes sin tener que moverte de casa, a la hora que quieras, para verlas desde tu ordenador, tablet o móvil.



Lo que más me ha gustado del curso es que no sólo te explica lo que hay que hacer, no se queda ahí, también te cuenta el por qué hay que hacerlo de una manera o de otra, por qué hay veces que un pediatra te da una indicación y el pediatra de la vecina le ha dado otra.

Además desmonta algunos mitos, como el de alternar paracetamol e ibuprofeno para bajar fiebres, explicando el peligro que tiene sumar los efectos secundarios innecesariamente de ambos medicamentos.

El curso me ha encantado y como te digo me parece un regalo súper original para embarazadas o papis recientes que seguro te agradecerán y a un precio muy asequible, puedes comprar o regalar el curso desde éste enlace y si usas el código DESVARIOSDEUNAMADRE tendrás 5€ de descuento.

¿Ya sabes a quién se lo vas a regalar? ;)
💖Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

👇👇¡No olvides dejar tu comentario! Me hace mucha ilu leerte 😊 👇👇

sábado, 4 de marzo de 2017

La Biblioteca de Víctor: El perro López

Hoy te traigo otro de los amigos del pollo Pepe (ya te hablé en su día de la rana Ramona), el perro López.


El perro López es un cuento de tapas duras, con pop-ups divertidos para niños de hasta 5 años. Los colores de las ilustraciones les llaman mucho la atención, los dibujos son sencillos y grandes, al igual que los textos, ¡y los pop-ups les encantan! El perro López está aprendiendo muchas cosas, ahora sabe chapotear, perseguir gatos, ladrar... ¡qué travieso es éste perrito!


Si tu peque es fan del pollo Pepe y sus amigos puedes entrar en éste enlace de la ficha del libro para descargarte los coloreables que han preparado en Literatura SM.

¿Conoces a los demás amigos del pollo Pepe?
💖Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

👇👇¡No olvides dejar tu comentario! Me hace mucha ilu leerte 😊 👇👇

miércoles, 1 de marzo de 2017

Una cuna para dormir al bebé ¿la quieres?

El otro día escribí un post de una app que habían sacado en Mini para dormir al bebé con el sonido del motor de un coche (puedes leerlo aquí). Pues navegando por Facebook y de casualidad he descubierto otra propuesta que hacen desde Ford. Estos han inventado una cuna, MAX Motor Dreams, que no sólo reproduce el sonido del motor, también reproduce el balanceo del coche y las luces ambiente para que al bebé le de la sensación de estar viajando en un coche... y se duerma así.


La verdad es que es una chulada. Además tienes la oportunidad de participar en un sorteo de una de estas cunas pidiendo cita desde el día 21 de febrero de 2017, hasta el día 30 de junio de 2017 y para probar uno de sus coches. Yo no puedo participar (al no residir en España) pero te lo comento por si te interesa.


Ni este post y ni el anterior de Mini son post patrocinados (¡ya me gustaría!), simplemente me ha parecido me ha parecido muy curioso. Probablemente la cuna de Ford sea más efectiva que la app de Mini, aunque sigo diciendo que les falta las vibraciones del coche, pero oye, igual sin ellas también funciona y se duermen los peques.

Si en julio te toca este sorteo no te olvides de contármelo ;)
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

domingo, 26 de febrero de 2017

Escuela Bitácoras, cursos sobre educación y crianza

Me encanta hacer cursos, aunque ahora tengo menos tiempo para hacerlos que antes de ser madre, pero aún así me apunto a todo lo que voy encontrando que me parece interesante (algunos gratuitos, otros de pago): cursos de marketing, de disciplina positiva, de lactancia, de filosofía, historia, alimentación... ojalá el día tuviera más horas.

Los últimos cursos que he conocido han sido los de la Escuela Bitácoras. Contactaron conmigo para que los probara ¡y yo encantada, claro!.


Si estás dentro del mundillo de las redes sociales seguramente conocerás los Premios Bitácoras, donde se premia a los mejores blogueros, youtubers, podcasters, tuiteros, etc. del año, en distintas categorías. Esta escuela está formada por muchos ganadores y finalistas del certamen a lo largo de estos años.

Están sacando cursos nuevos cada semana de distintas temáticas. Yo les he sugerido unos cuantos cursos que me encantaría poder hacer o que estaría genial tenerlos para regalar a padres primerizos y me dijeron que ya estaban preparándolos (yuhuu!). Por eso mismo, conforme me entere de que van saliendo, te avisaré (por el blog o a través de las rrss) porque de precio están muy bien (29,99€ cada curso) y son un regalo genial para tu familia, para cuando te enteras del embarazo de alguna amiga o como posible regalo del día de la madre o el día del padre.

Actualmente los cursos de educación y crianza son:
* "Crianza de 0 a 4 años" de Lucía Galván. Pedriatra, ganadora del Bitacoras en 2015 con el blog Lucía mi pedriatra y autora de "Lo mejor de nuestras vidas" y "Eres una madre maravillosa". 
* "Montessori en el hogar" de Bei M. Muñoz del blog Tigriteando.
* "BLW. Alimentación complementaria autorregulada" de Julio Basulto, dietista y nutricionista. Autor de libros como "Mamá come sano" y "Se me hace bola".
* "Niños, móviles e Internet: una guía para padres" de Juan García especialista en Formación TIC y Gestión de Identidad Digital para estudiantes y educadores. Director de Contenidos de Escuela Bitácoras y presentador de la gala de entrega de los Premios Bitácoras.

Además de estos cursos tienen de otras temáticas como eMail Marketing, Quiero ser Youtuber, Cómo hablar bien en público, Crea tu web con Wordpress, etc. Puedes mirar la lista completa de cursos en éste enlace y también puedes sugerir, como he hecho yo, los cursos que te interesaría que se impartiesen aquí.


Yo estoy haciendo el curso de Lucía Galván, hace tiempo que la sigo por las redes sociales y me encanta todo lo que cuenta. Pero te hablaré de éste curso más adelante, en otro post. 

¿Qué curso te gustaría realizar en la Escuela Bitácoras?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

jueves, 23 de febrero de 2017

Esta nana podría dormir a tu bebé

Estos publicistas son la leche, cada vez hay más anuncios relacionados con la maternidad y crianza incluso en productos que en principio nada tienen que ver. El otro día cotilleando por las rrss vi el post en el que se hablaba de unas nanas hechas con el motor de un coche ¿¡¿Qué?!? jajajajajaja.


La idea está genial, ya que es cierto que muchos niños se quedan fritos en cuanto montan en el coche. De hecho era uno de los consejos que me dieron cuando Víctor era un bebé y no había manera de que se durmiera "Pues le subes al coche y te das una vuelta hasta que se quede frito". Reconozco que nunca lo hice, me daba una pereza terrible coger el coche estando agotada e irritada tras meses y meses de no dormir más de 30 minutos seguros... pero me consta que la gente lo hace y le funciona.

Parece ser que también esos consejos les han llegado a los publicistas de Mini y han creado una app con nanas hechas con los motores de sus coches para dormir a los peques. Me he descargado la app para curiosearla, jeje. Puedes elegir entre 3 nanas hechas con distintos motores, se puede seleccionar los minutos que quieres que dure la nana e incluso si quieres que vuelva a sonar en cuanto tu peque se despierte. La app llega a los padres y ya de paso se publicitan, muy buena estrategia.

El ruido blanco de los motores -ruido monótono y relajante- hace que los peques se queden sopa. Yo no lo tengo muy claro, mi teoría es que lo que les duerme es más la vibración del coche que el ruido en sí. De todas maneras, por probar no se pierde nada.

El post original es de Una [pausa] para la publicidad, un blog que me encanta y te recomiendo (aunque no sea de maternidad, jeje) porque siempre cuenta cosas curiosas.

Si tienes un bebé y lo quieres intentar me cuentas si te ha funcionado.
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

lunes, 20 de febrero de 2017

La adaptación de Víctor a Suiza

Cuando Víctor empezó el colegio no teníamos en mente movernos de Madrid. No fue algo planeado, simplemente surgió, pero en cuanto tomamos la decisión y Miguel firmó el contrato de trabajo se lo dijimos a Víctor. Se lo contamos porque a Víctor le decimos todo, porque cuanta más información tenga mejor lo asimila y porque íbamos a tener muchos cambios en poco tiempo y no queríamos que lo pasase mal en el proceso, que iba a ser duro para todos.

A las pocas semanas de tomar esta decisión, Miguel se vino a Suiza para empezar a trabajar, para buscar un piso donde vivir y para hacer todos los papeleos necesarios para que nosotros también pudiéramos movernos con él. 

Nosotros estábamos acostumbrados a los viajes de Miguel. En su anterior trabajo viajaba mucho, a veces viajes en el día, pero generalmente estaba una semanica fuera de casa. Cuando eso ocurría usábamos mucho las videoconferencias, casi a diario, a no ser que viajara a EEUU, ya que ahí era más difícil hacer coincidir sus horarios con los nuestros. En esta ocasión en vez de una semana, estuvimos casi dos meses separados, pero a la hora de la cena aprovechábamos para hablar. A Víctor no se le hizo raro, además teníamos un calendario en la pared para marcar los días que faltaban hasta que su padre volviese a casa.

Una de las cosas que más penita me daba a mí era el colegio. Víctor estaba muy bien integrado, se llevaba genial con sus compañeros y la profe le quería mucho. Hablé con su profesora para contarle que nos íbamos a ir. Planeamos el viaje a Suiza coincidiendo con las fiestas de Navidad, así pudo asistir a una excursión del primer trimestre que hicieron con el cole a un circo y pudo estar en la actuación de Navidad cantando villancicos con sus compis. La profe tuvo un detallazo con Víctor y el último día nos entregó un cuadernito con dibujos que habían hecho todos los compañeros de clase, para que Víctor tenga un recuerdo de ellos. Víctor tenía claro que se iba y no les iba a ver más (bueno, al menos la teoría la sabía) y se despidió de todos el último día.

También fue partícipe de la mudanza, aunque los muebles de la casa se los llevaron en un día de cole, para no estar él por el medio. Estuvimos varios días en casa sin muebles, con lo básico: una cama, luz y agua. Nos prestaron unas sillas para Víctor y para mí y una mesita para Víctor porque no teníamos ni mesa para comer. Esto fue raro tanto para Víctor como para mí, pero nos apañamos.

La Navidad la pasamos con la familia en Zaragoza y ahí Miguel pudo estar unos pocos días con nosotros.

Vinimos a Suiza y Víctor seguía sin colegio. En realidad no le corresponde empezar hasta agosto de este año (aquí lo empiezan con 4 años ya cumplidos). Sin cole y sin horarios empecé a buscar planes para hacer con Víctor fuera de casa y sobrevivir a los días de frío y nieve para no estar encerrados en casa y aburridos. Aún estamos mirando de meterle en alguna guardería o grupo de juegos, pero mientras tanto ya he encontrado un montón de planes molones para hacer con él. Salimos todos los días, vamos a distintos sitios, está en contacto con otros niños, juega, corre, ríe... ¡y todo con su mamá! ¡Qué bien se está sin cole!


Él está disfrutando un montón. Se ha adaptado a la nueva casa, se ha adaptado al clima (ya digo que no es para tanto, en casa se está muy bien) y de momento no ha tenido que enfrentarse mucho al idioma nuevo, aunque yo le he enseñado las palabras básicas para sobrevivir: Por favor, gracias, hola, adiós, , no, me llamo Víctor, pipí, agua... y ya las está utilizando.

Dicen que los niños se adaptan enseguida a estos cambios y son los que más fácilmente aprenden el idioma nuevo. Ya te lo contaré cuando lleve unos meses en el colegio, a ver qué tal lleva eso de no entender a la profe ni a los compañeros.

De momento estoy contenta porque él está contento. En cuanto a mí... otro día os hablaré de mi adaptación ;)
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

viernes, 17 de febrero de 2017

¿Hace frío en Suiza?

¡Vaya pregunta! Pues la verdad, es una de las cosas que más pereza me daba para venirme a este país. Siempre le he dicho a mi marido, "Si nos movemos de España que sea para las Canarias, las Bahamas o Miami". Solecito, playitas, otro ritmo de vida... Pero a él eso no le emocionaba mucho, él miraba más hacia los países nórdicos (concretamente Suecia). 

Al final hemos acabado en Suiza, el país de Heidi, las montañas y la nieve. Un país que no conocíamos ni Miguel ni yo, aunque me daba a mí que muy de playitas no sería, pero ¡contigo al fin del mundo!

Antes de decidirnos, nos vimos un vídeo de Madrileños por el mundo, a ver qué contaban. ¡Qué triste! ¡qué frío! si hasta dijeron que un año la mínima alcanzó los -20ºC. Vengaaa, hasta luegoooo. 

No le va enorme el abrigo, es que le encanta meter las manos dentro de las mangas :D

Pero a pesar de todo nos vinimos. Miguel llegó en noviembre, Víctor y yo a principios de enero. En pleno invierno, sí. De hecho cuando llegamos estaba todo nevado, nos costó arrastras las maletas hasta casa porque había medio palmo de nieve por el suelo. ¡Menuda bienvenida!


Ahora estamos a mitad de febrero, queda un mes para que empiece la primavera. Las temperaturas se han suavizado y han salido varios días soleados. Y ¿sabes qué? ¡Que no es para tanto! No sé, igual en unos años releo este post y cambio de opinión, pero si llevas un buen abrigo, gorro, guantes y bufanda, el frío se soporta bastante bien. Al menos donde vivo.

He pasado mucho, pero muchísimo más frío en Zaragoza, ¡de verdad! Ahí se te mete el frío hasta los huesos, da igual lo abrigado que vayas, el cierzo traspasará tu ropa. A los maños se les llama cheposos por algo, ¡no puedes caminar erguido con ese viento!


¿Frío en Suiza? ¡Já! Vete a Zaragoza cualquier día de cierzo y me cuentas.
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

martes, 14 de febrero de 2017

La Biblioteca de Víctor: El Intruso

Un libro para los peques más curiosos (edad recomendada de 1 a 6 años) al que se le puede sacar mucho partido es El Intruso. Es un libro de imágenes, sin texto, en el que los peques tienen que descubrir que imagen no cuadra con el resto de imágenes de la página.


El libro de tapa dura tiene 64 páginas y todos los dibujos son de dos colores: rosa y verde y la combinación de ambos colores. Así el color no influye en las diferencias, hay que fijarse en la funcionalidad, en el tipo de animal, etc.

Como ejemplo puedes ver esta imagen de aves donde hay un intruso (¿adivinas cuál? jeje). Los peques desarrollan la curiosidad y la concentración. ¿Cuál es el intruso? ¿Por qué se diferencia del resto de imágenes?


Como puedes ver el intruso tiene un cierto parecido al resto de imágenes, así que es posible que se camufle entre los demás dibujos.


Igual te piensas que una vez que se ve entero ya no llama la atención a los peques, pero no es así. A los niños les encanta la repetición y la satisfacción de poder descubrir los intrusos de éste libro. Lo tenemos desde hace unas semanas pero lo hemos visto ya, al menos, 10 veces y sigue gustándole como el primer día.

Nosotros solemos sacar los libros siempre a la hora de dormir, le decimos a Víctor que elija el que más le guste (uno, dos o tres cuentos -si son cortitos-), pero éste libro hay que verlo con tiempo, ya que salen un montón de preguntas de cada página, que se pueden alargar o acortar dependiendo de si es tarde o tardísimo para dormir.

¿Has encontrado el intruso de la portada del libro? ;)
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...