jueves, 12 de febrero de 2015

Las 7 cosas que he conseguido hacer gracias a la teta

La lactancia materna, una vez superados los "problemillas" iniciales, tiene sus ventajas, más allá de los beneficios que todos conocemos.

Las 7 cosas que he conseguido hacer gracias a la teta:

Descansar: por mis problemas en el parto (si aún no conoces mi historia la puedes leer aquí), las primeras semanas sólo pude dar el pecho tumbada, así que me acostumbré a esa postura y para mí ha sido la más cómoda y la que más uso. No soy capaz de dormir mientras doy el pecho, me cuesta muchísimo, pero al menos sí que descanso. El momento de dar la teta es mi momento de relax, tumbada en la cama con mi peque (que se puede pasar horas enganchado).

Pensar: y qué hago durante esas largas horas dando el pecho, pues muchas veces pensar, repasar lo que ha ocurrido durante el día, planificar lo que tengo que hacer, organizar mis proyectos... Qué mejor momento que estando tumbada en silencio en la cama.

Leer: durante los primeros meses de lactancia me convertí en una devoradora de libros: libros de lactancia, libros de maternidad, novelas, seguía cursos online... El único momento que tenía libre para leer, sobre todo los primeros meses, era mientras daba el pecho, así que lo aproveché.

Ponerme al día en las redes sociales: Facebook, Twitter, Google+... Estoy en muchas RRSS, así que mientras Víctor está tranquilo me doy una vuelta por ellas.

Enseñarle a mi hijo a decir "Por Favor": igual te suena raro, pero también hemos aprovechado los momentos de la teta para enseñarle modales. Mi peque cuando quería teta la pedía con insistencia "Teta, tetaaaaa, TETAAAAAAAAAAAA" tenía que ser YA, pillase donde pillase, no me daba tiempo ni de subirme la ropa, se lanzaba con ansias. Una manera de tranquilizarle es darle algo en lo que pensar, le decíamos "Se pide -Por favor, mami-, o -Dame teta, por favor-". Así que cada vez que pedía teta tenía que acordarse de la frase... y con la concentración que necesitaba y la dificultad de pronunciarlo bien cuando aún está aprendiendo a hablar, lo decía despacito y calmado. Primero era algo así como "Mami, teta, favuvo", cuando aún no hablaba bien. Ahora ya lo dice correctamente "Mami, teta, por favor", pero sigue diciéndolo calmado. Matamos dos pájaros de un tiro, calmamos su ansia y gritos por la teta y por otra parte le enseñamos modales: Una vez que aprendió a pedir la teta -por favor- luego aplicarlo a otras cosas era muy fácil, "Agua, por favor", "Papi, ven aquí, por favor", y así con todo.
Dos años de lactancia.
Conectar con mi hijo: después de leer todo lo anterior espero que no pienses que ignoro a mi hijo, pero dos años de lactancia son muchas horas de teta acumuladas y dan para hacer muchas cosas. Cuando le tengo agarrado al pecho le doy besitos, le acaricio el pelo, le pido perdón si he discutido con él, le cuento las cosas que me han gustado, o las cosas que hemos hecho durante el día, le agarro de la mano mientras le miro embelesada, observo su respiración mientras duerme pacíficamente...

Jugar y Reírnos: y esto es muy peligroso, pero como soy una enredadora no puedo evitarlo. Nos miramos a los ojos y nos reímos; le hago cosquillas; o le paso mi mano helada por su espalda calentita. El peligro que tiene es que puede pegar un tirón o mordisco sin darse cuenta, pero es un riesgo que estoy dispuesta a asumir.

¿Qué ventajas has sacado tú de dar el pecho?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

18 comentarios:

  1. Suscribo todas las que has comentado y añado:ver series. Al principio cuando sus tomas eran interminables, aprovechaba para ponerme al día con las series. Ahora ya no puedo, claro pero gracias a la teta pude hacerlo los tres primeros meses

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, los primeros meses son los que más se pueden aprovechar para hacer cosas,jeje. Yo no pude ver series porque no tengo tele en la habitación (donde le solía dar el pecho) y porque prefería hacer cosas "silenciosas" porque para lo poco que dormía y lo fácilmente que se despertaba, esos minutos de descanso y, a ratos, sueño eran oro para él.

      Eliminar
  2. Es que son muchas horas dando teta y al final tienes que aprovechar ese tiempo y las manos libres.
    Por algo somos multitarea.
    A mi me encanta jugar con el, hablarle, mirarle (con la baba colgando) pero sobre todo aprovecho a ponerme al día con las RRSS.
    Ahora mismo le tengo en la teta, tan tranquilo y te escribo desde el móvil.
    Después de 20 meses puedo decir que la lactancia es maravillosa y que es de las mejores cosas que me han pasado en la vida.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes mucha maña escribiendo con el móvil con el peque al pecho, yo me dejo letras, se me van los dedos... en fin hago lo que puedo, jajajaja. Un beso.

      Eliminar
  3. Yo tb aprovecho para leer y para ponerme al día en RRSS y tb pienso...demasiado, jajaja...Esas horas de amor son lo mejor de la maternidad, sin duda. Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final son horas que pasamos pegaditos a nuestros peques y eso nos une más. Besos.

      Eliminar
  4. Es algo tan bonito, verdad? Me ha encantado la parte donde hablas de fomentar la paciencia pidiéndolo por favor, también habló de ello en mi blog. Calmar a los peques y hacerles parar ante su nerviosismo es genial!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo varios trucos de esos para calmarle en distintas situaciones y van genial, este en concreto se le ocurrió a mi marido :)
      Me pasaré por tu blog para descubrir más formas de fomentar la paciencia. Muchas gracias!.

      Eliminar
  5. Jaja lo de reírnos tb lo.hacíamos...Vaya riesgo pero ea que ya te miran con ojos de pillo!!!!! Yo me sentaba sin soltar el móvil jiji sobre todo cuando era muy pequeña y no se enteraba q comía.medio dormida, luego veía el.móvil y lo quería para ella y total las tomas eran ya tan cortas q casi ni mirar el.whasap!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto lo de los ojos de pillos, ¿cómo no vas a hacerles cosquillas con esas miradas? jejeje. Lo del móvil, ahora sólo lo puedo mirar cuando se está durmiendo, si no es imposible, siempre echa la mano para cogerlo y eso es una lucha :P

      Eliminar
  6. Yo también aprovechaba para hacer cosas sobre todo descansar y ponerme al día en las rrss.
    Nuestra lactancia ha durado ocho meses y estoy muy contenta de haber dado el pecho a mi peque durante ese periodo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, dure lo que dure es un tiempo precioso que pasamos con ellos. Besazos.

      Eliminar
  7. Hola! Hace tiempo yo escribí también un post sobre esto. http://deprofesionmami.blogspot.com.es/2013/08/10-cosas-que-me-ha-dado-la-lactancia.html
    Creo que el mejor recuerdo para mi será tb esos ojos pícaros mirándome desde abajo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buen post sobre lo que te ha aportado la lactancia, estoy de acuerdo contigo. Esas miradas se nos quedarán grabadas para siempre, el mejor recuerdo de la lactancia :)

      Eliminar
  8. Que bonito, como echo de menos la teta, son momentos preciosos. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hay que disfrutarlo al máximo, porque crecerá y se acabará la teta, pero al menos quedarán los recuerdos. Un beso.

      Eliminar
  9. Todas y cada una de las que has dicho y añadiria dormir (tengo la suerte de poder dormir placidamente mientras mama), disfrutar de unos mimos extras y diferentes a los otros que nos hacen nuestros peques, mi hija hace unas fiestas cuando ve las tetas... O los besitos que les da, los abrazos destinados a ellas. Y sobretodo alargar esos momentos de brazos que cada vez van disminuyendo segun crecen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito. Son unos momentos muy especiales :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...