sábado, 30 de agosto de 2014

Lactancia y guardería son compatibles

Algo que me preocupaba mucho cuando me decidí a llevar a Víctor a la guardería era el tema de la lactancia. Cuando te vas a separar de tu peque durante horas, ya sea que le vayas a dejar en la guardería, o con una cuidadora en casa, o con los abuelos, si le das el pecho cabe la posibilidad de terminar con la lactancia... o no.

La primera opción que te recomienda la gente es la de sacarte leche y congelarla para dejársela a los cuidadores en tu ausencia o, si ya son mayorcitos y están con alimentación complementaria y ya no necesitan la leche como único alimento, al menos sacarte leche para no ir perdiendo la producción. Y hasta ahí son los consejos que había escuchado/leído para no perder la lactancia con tantas horas sin el pequeño.

Problemón para mí, yo no consigo extraerme la leche, ni con sacaleches, ni manualmente, debe ser por un trauma que cogí en el hospital cuando di a luz, pero ese es otro tema que algún día me animaré a contar.

Y si no consigo extraer leche ¿qué va a pasar?, pues os cuento lo que me pasó a mí, por si a alguien le puede servir.

En la adaptación de la guardería el primer mes lo pasé con él, al principio estábamos unas horas en la guardería y las íbamos aumentando al pasar los días y en ese tiempo que estaba yo con él. Lo primero que me pedía Víctor nada más llegar a la guardería era teta, le daba y entrábamos en clase. Ahí en un rinconcito de la guardería para no interferir y con Víctor pegado a mis faldas, cuando quería teta me lo pedía (con gestos, ya que con 13 meses aún no sabía decirlo con palabras) y yo lo primero que le decía era que la profe le iba a dar agua, la profe ya estaba avisada, le dije que con el gesto de leche le diese agua, pero claro estando yo ahí eso no colaba, así que le tenía que dar teta.

Llegó el momento de dejarle toda la mañana en la guardería, le dejaba 4 horas, así que nada más entrar en la guardería le daba el pecho, pasaban las 4 horas y yo iba aumentando tallas de sujetador en ese tiempo y cuando le recogía lo primero que me pedía era teta y ahí volvían a su tamaño, jeje. Que muchas diréis, 4 horas no son nada, pero es que mi peque estaba en el pecho seguido, cada hora, cada media hora, cada 5 minutos pidiendo teta, día y noche, 4 horas para mí sin darle el pecho era una proeza.

Relajado haciendo lo que más le gusta.

A las pocas semanas me decidí a dejarle 6 horas en la guardería y ya no noté diferencia, mi cuerpo se estaba acostumbrando y él también. Tomaba el pecho antes y después de la guardería y por las tardes y noches volvía a su ritmo habitual de teta, teta y más teta.

Yo no he notado que me baje la producción y él tampoco ha notado que me baje la producción. Víctor entró en la guardería con 13 meses y día de hoy con 19 meses seguimos con la lactancia.

¿Habéis tenido que destetar por la guardería?, ¿habéis encontrado alternativas o ayuda para seguir con la lactancia?.
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

2 comentarios:

  1. Yo no he destetado y eso que la emperatriz empezó con 5 meses...yo también pensaba que me iba a bajar la producción pero no noto nada..a ver mañana cuando me toque estar separada de ella 8 horas otra vez..me parece que me van a estallar a media mañana y tendré que hacer una visita al baño.. Enhorabuena por el blog y gracias por el premio!! besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo hace poco tuve una boda y dejé a mi peque en casa de mi cuñada. Estuve sin él unas 20 horas, tuve que hacer varias visitas al baño y sólo conseguí sacar gotitas, a la mañana siguiente fui corriendo a recogerle porque parecía Pamela Anderson con semejantes pechugas. Qué descanso cuando me vació. Pero yo creo que 8 horas lo llevarás bien, en unos días tu cuerpo se adaptará ;)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...