miércoles, 29 de octubre de 2014

Historias de virus

Víctor va a la guardería desde los 13 meses y quien tenga a sus hijos en la guardería ya sabe lo que pasa; virus, virus y más virus.

Ha pillado virus desde la primera semana que le metí, al parecer es lo más normal, pero es una lata tenerle todo el día con el moco colgando, pobrecico. Mocos en la nariz, mocos en nuestras ropas, por el pelo (suyo y nuestro), por toda la cama...

La verdad es que no me puedo quejar porque de momento no ha tenido nada serio, catarros, un exantema súbito (o roseola) y el último que ha pillado... gastroenteritis.

Y digo que no me puedo quejar porque que la primera gastroenteritis la pille con 21 meses está muy bien (por lo que me cuentan las demás mamás), pero el pobre con cada tanda de virus pierde más y más peso y se me está quedando escuchimizado.

Pues fuimos el otro día al pediatra que es un hombre mayor, muy alto y muy serio y me pregunta "¿Qué le pasa a este niño?" y yo "Pues que ha cogido unos virus", "Bueno, lo de los virus lo dirá usted", me responde muy serio. Empiezo a describir síntomas... "Pues sí, efectivamente son virus". Claro, cuando un pediatra te pregunta "qué le pasa" lo que quiere es la descripción de los síntomas, no un diagnóstico de la madre, jeje.

Virus malvado

El caso es que no le recetó nada porque esto en un par de días se iba a pasar y yo le pregunté por lo único que me preocupaba, la deshidratación, y me dejó tranquila diciendo que si tomaba el pecho estaba fuera de peligro de deshidratarse (y además no le veía síntomas de estar deshidratado). ¡Bendita teta!, punto positivo para la lactancia :)

Así que, efectivamente, el virus le duró 3 días y se recuperó... pero aquí llega la otra parte de los virus de los niños, que es ¡el contagio de los virus a los padres!. Qué miedo, cuando el peque se pone malo los papás también, primero se lo pegó a su padre, que justo le pilló en medio de viajes de trabajo y tuvo que volver a casita a recuperarse. Yo ya pensaba que me había librado, pero aquí no se escapa ni el tato y ayer mismo estaba yo para el arrastre. Menos mal que vino la abuela de la criatura a estar por la mañana con el peque, porque yo iba agonizando por la casa y ni fuerzas para llevarle a la guardería.

En fin, creo que ya estamos recuperados todos de éste virus, ahora vuelve a sus virus de mocos y toses. Dicen que el segundo año de la guardería es algo mejor y que luego llegan al cole bastante inmunizados.

¿Cómo llevan los virus vuestros peques?, ¿también os contagian todo lo que pillan?.
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

domingo, 26 de octubre de 2014

Nunca se me han roto unas gafas

Llevo gafas desde muy pequeña, no recuerdo a qué edad empecé a llevar pero seguro que tendría menos de 5 años... y nunca, nunca, nunca se me han roto unas gafas.

Mis últimas gafas me las hice hace años y necesitaba volver a graduarme la vista, así que aproveché una oferta que me comentó una amiga y me hice gafas nuevas en Visionlab. La oferta es hasta fin de Octubre, a los 2 primeros clientes del día que pidan gafas gratis por haber escuchado un anuncio en la radio se las regalan. En mi caso no me salieron gratis porque necesitaba unos extras, pero si que resultaron muy bien de precio (¡gracias Marian por el chivatazo!). Las que llevaba las iba a dejar en el coche por si acaso, ahora no es obligatorio llevar de repuesto, pero siempre va bien tenerlas.

Cuando me hice las gafas me ofrecieron un seguro anti rotura y lo acepté, en fin, no he roto nunca unas gafas, pero nunca se sabe... Pues antes de ir a recoger mis gafas nuevas, justo el sábado, estaba yo en la camita cómodamente y se me acerca Víctor y me dice "toma", ¿sabéis lo que me daba?, ¡¡¡la patilla de mis gafas!!!... y luego me dio el resto de las gafas, ¡horror!, me las había partido.

Ya sabéis lo que les gustan las gafas a los bebés y yo siempre las intento dejar fuera de su alcance, pero Víctor va creciendo y ya se pone de puntillas para llegar a más sitios y donde hace unas semanas no llegaba, ahora llega. Cogió las gafas por las patillas y las estiró; una patilla partida y la otra dada de sí.

Gafas nuevas y gafas arregladas

Pues nada, por suerte el lunes me entregaron mis gafas nuevas y aproveché para dejar las antiguas para que me las arreglaran. Me han cambiado las patillas y no ha salido excesivamente caro. Tendré más cuidado donde dejo las gafas, pero creo que Víctor ya se ha dado cuenta de que hizo mal al cogerlas, así que espero no tener más sorpresas, pero con los niños ya se sabe...

¿Qué "sorpresas" te han dado tus peques?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

viernes, 24 de octubre de 2014

Halloween no es para mí

Esto de coger tradiciones ajenas como propias nunca me ha gustado mucho la verdad y lo de Halloween no es que sea muy español pero lleva ya unos años que se está imponiendo. Primero entre los jóvenes, cualquier excusa es buena para salir de marcha disfrazados, ¿no?. Vale, lo reconozco, yo me he disfrazado un par de veces para Halloween (siempre a última hora, por que me han convencido lo amigos e improvisando el disfraz) y me lo he pasado genial, lo dicho, una excusa como otra cualquiera para salir y reírte con los amigos. Pero veía a los niños ir por las puertas de las casas pidiendo chuches y eso no acababa de verlo... será que no era niña, ni madre.

Me acuerdo que hace un par de años cuando nos instalamos en Madrid y llegó esta fecha no tenía nada preparado en casa. No tenía adornos, ni me disfracé y tampoco tenía chuches, ¿para qué?... 

Pues bueno, llegó la noche de Halloween y llamaron unos niños al timbre, miré por la mirilla "¡oh, no!, ¡están disfrazados!, ¿ahora qué hago?, no tengo nada en casa para darles... ¡NADA!", pues nada, me quedé en silencio y no les abrí la puerta (pobrecillos), pero bueno, hay más pisos en el edificio, alguien les dará algo. Por esas fechas yo ya estaba con barrigón de embarazada así que no sé, estaría más sensible y me dio pena no abrirles la puerta.


El año pasado me acordé de lo ocurrido y el mismo día de Halloween (yo siempre dejándolo todo a última hora) me pasé por el supermercado y compré chuches... por si acaso. Y los niños volvieron a llamar disfrazados. Esta vez les pude abrir la puerta y dar las chuches, jeje, creo que a mí me hizo más ilusión que a ellos.

Pues otra vez llegamos a las fechas de Halloween, miraré a ver qué compro y puede que hasta disfrace a Víctor y que me ayude a repartirlas. Al fin y al cabo aunque sea una tradición ajena es una excusa más para disfrazarse y divertirse (¡y comer chuches!) así que... ¡qué más da que no sea nuestra tradición!, cualquier excusa es buena para divertirse.

Lo dicho, Halloween no es para mí... es para los niños.

¿Qué pensáis vosotros de Halloween?, ¿Os vais a disfrazar?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

miércoles, 22 de octubre de 2014

¿Me he peinado hoy?

Me despierto por la mañana, bueno me despierta Víctor (¡horas antes de que suene mi despertador!)... y no, no se vuelve a dormir, me saca a tirones de la cama para que le dé de desayunar (después de haberme dejado seca tomando teta durante más de media hora).

Con las legañas aún puestas intento no tropezarme mientras preparo su desayuno y se lo intento dar, ¡ni caso!, no se come nada de lo que me ha estado pidiendo con insistencia para sacarme de la cama. Así que desayuno yo, a cámara lenta, mientras ojeo las redes sociales y me pongo al día.

De repente, no sé cómo, se hace la hora de salir. Por suerte en mi guardería no tengo hora de entrada, le puedo llevar cuando mejor me venga, así que tengo algo de margen, pero como tengo que salir de casa para hacer recados no es cuestión de que se me hagan las mil.

Me visto, le quito el pañal a Víctor, le persigo por la cama con el culito al aire (el suyo, ¿eh?, que yo ya me había vestido), consigo ponerle el pañal nuevo, le vuelo a perseguir, el body, se me escapa de nuevo, "tetaaaa mamáaaa", le doy teta, le pongo el jersey, los calcetines... ahora se va corriendo, "¡los pantalones, hijo, los pantaloneeees!". Le atrapo, le pongo los pantalones y con suerte consigo ponerle las zapatillas, se vuelve a marchar corriendo, yo ya estoy sudando, cojo su mochila, le pongo la chaqueta, vamos a salir por la puerta y le veo los pelos... "hijo, hay que cortarte las melenas, pero mientras tanto me conformaré con peinarte un poco". Le paso el cepillo, él se pasa la mano y vuelve a estar como antes, puffff, pues nada, así se queda.

Salimos por la puerta llamo al ascensor, nos metemos, pulsamos el botón y me miro al espejo, ojos cansados, ojeras hasta el suelo y pelos de bruja, ¡bien!. Pues sí que me había peinado, pero después de perseguir por toda la casa a Víctor veo que tendré que cambiar la rutina y volver a peinarme justo antes de salir por la puerta, pero de momento, con lo que me ha costado, NO volvemos a casa.

Salimos de casa y yo con estos pelos...

¿No os pasa?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

sábado, 18 de octubre de 2014

Un día de Furia / Un día de Calma (sorteo finalizado)

Un día de furia es una película protagonizada por Michael Douglas en la que un hombre que no tiene una vida fácil se encuentra con las frustraciones y tensiones de la vida en la ciudad y estalla. No tengo precio resumiendo pelis, jeje.


Bueno pues las madres en muchas ocasiones nos encontramos en situaciones en las que no damos más de sí y estallamos (aunque no como en la peli, afortunadamente). Es muy duro, por eso es bueno encontrar recursos para no llegar a esta situación (mirad que cara de desquiciado tiene el Douglas).

La semana pasada Medela me invitó a un evento donde nos ofrecían #undíadecalma, justo, justo lo que yo necesitaba, no dudé en apuntarme. La verdad es que lo organizaron muy bien, nos invitaron a mamás, a papás y a los peques. Para los niños (y los papis) había una ludoteca. Así que las mamás podíamos asistir a los consejos que nos dieron para conseguir tan ansiada calma.

Primero pudimos escuchar a la coach Loreto Laguna, nos habló de perdonarnos, aceptarnos y querernos (a ver si nos enteramos de que Superwoman no existe), de distanciarnos físicamente de una situación límite, ya sea saliendo a la calle, al rellano, o a la habitación de al lado, donde se pueda según las circunstancias y hacer 3 respiraciones profundas para relajarnos. Y también nos ayudó a evocar momentos de paz y calma con tan sólo tocarnos una falange de un dedo.

Loreto Laguna (@LoLaCoachIng)

La sesión de Mindfulness la impartió Mariángeles Calleja, nos habló de prestar atención de manera intencionado al momento presente y sin juzgar, de poder decidir en nuestra vida y no simplemente reaccionar a las situaciones, de ser conscientes de nuestro cuerpo, y aprendimos a controlar nuestra respiración, realmente fue muy interesante.

Por último la consultora de lactancia Bettina, a la que ya conocía porque he asistido a varias de sus charlas que da gratuitamente en mi barrio (y es quien me ayudó con el destete nocturno de Víctor), nos habló sobre cómo conciliar trabajo y lactancia materna. Nos explicó cómo conservar correctamente la leche si se quiere almacenar y que al descongelarla no es conveniente calentarla al baño maría, simplemente hay que templarla.

Muy interesante y, sobre todo, muy útil todo lo que aprendimos ese día.

Y para terminar este post ¡SORPRESA!, ¡¡tengo un sorteo para vosotras!!. Un extractor de leche manual harmony y un biberón Calma.

Extractor harmony y biberón Calma

Para participar en el sorteo tienes que escribir un comentario en este post diciendo que te quieres apuntar y compartir públicamente el enlace de este sorteo en tu perfil de Facebook (y dime con qué nombre compartes). Tienes de  tiempo hasta el 31 de octubre a las 23:59 para apuntarte. El sorteo lo haré el 1 de noviembre y publicaré el ganador en mi Fan Page. Envíos sólo a la península.

Además, hasta finales de octubre tenéis esta oferta de 2 botellas gratis al comprar 2 productos de la gama Calma de Medela, para más información os podéis pasar por la página de Medela.


¿Te apuntas al sorteo?

-------SORTEO CERRADO----------------------------

¡Enhorabuena Alba Farah!.
Si te gusta lo que escribo puedes seguirme en Facebook.

jueves, 16 de octubre de 2014

Un carrito para Víctor (¿y su hermanito?)

Que noooo, que no estoy embarazada, que Víctor sigue siendo hijo único, pero como nunca se sabe y una es muy previsora... Pues ya que tengo que renovar la silla de Víctor ¿por qué no mirar un trío que puede servir para un futuro?.

Y ya que en Asalvo tienen un concurso para conseguir el trío, me apunto a ver si hay suerte.

Esta vez me ha costado un montón decidirme por los modelos de carritos que tienen, pero tras meditarlo mucho me decido por el modelo COMET. Es muy completo, elegante, económico y viene con capazo rígido y con grupo 0+.


Características destacables:

- Silla de paseo: Un pelín más grande, pero completa como la AVITO y ¡reversible!.
    arnés de 5 puntos.
    reposapiés regulables en varias posiciones.
    barra de protección frontal extraíble.
    capota regulable con protección solar factor 50.
    reversible ambos sentidos de la marcha.
    3 posiciones de reclinación.
    dimensiones plegado: 95 x 60 x 35 cm.
    peso 10 kg.
    chasis cromado.
    gama de colores: Cappuchino/White, Marino/White, Graphite.

- Capazo rígido: Con Víctor no tuve capazo y sería muy útil para el hermanito ;)
    asa soft.
    protección solar factor 50.
    capota forrada y regulable.
    amplia ventana impermeable.
    textiles transpirables y resistentes agua.
    tratamiento antialérgico.
    textiles lavables.
    colchón transpirable.
    totalmente plegable.
    bolsillo.
    cubrepiés.
    sistema de anclaje aclic.

- Grupo 0+: cómodo, práctico y completo.
    homologado según norma ECE 44/04, hasta 13 kg.
    asa de transporte anatómica.
    capota regulable.
    protección solar factor 50.
    reductor.
    bolsillo trasero.
    arnés 3 puntos.
    desenfundable y lavable.
    textiles súper acolchados, transpirables, resistentes al agua y con tratamiento antialérgico.
    adaptación rápida de arnés.
    sistema de anclaje aclic.
    cojín lumbar.
    funciona como balancín.
    
También tiene complementos a juego.

¿Será éste el que me toque?, ¿habrá hermanito para estrenar carrito? :D



lunes, 13 de octubre de 2014

Soy un ogro

Ya hace tiempo que me he dado cuenta,  si pensáis que soy dulce, tierna y paciente os equivocáis, bueno... lo soy... a veces... y otras no.


Tengo muy poca paciencia, aunque la voy cultivando con la maternidad día a día, pero reconozco que me cuesta. Mi hijo me pone a prueba a diario y a veces la supero y otras no. También tengo mucho genio, aunque a este lo guardo en una botellita que casi siempre permanece cerrada, pero cuando alguien la abre... ¡miedito!.

Mi hijo no tiene la culpa, es un bebé y además ha heredado los genes maños de sus padres, así que tiene mucho carácter, es muy tozudo y bastante intenso. Cuando quiere algo lo quiere con todas sus fuerzas y es complicado sacarle la idea de la cabeza. A veces lo conseguimos cambiando de tema, hablándole de sus juguetes favoritos, haciéndole preguntas para que se distraiga de sus pensamientos y se concentre en lo que le estamos preguntando, con cosquillas... son trucos que suelen funcionar, pero sólo a veces.

No siempre tengo tiempo y paciencia para contar hasta 10 (o hasta 100) porque hay situaciones que requieren presteza. Por desgracia somos esclavos del reloj y dependemos de horarios de trabajo, guarderías, médicos, etc, con lo que es complicado dedicar tiempo a convencer a nuestro peque para que se suba en la silla de paseo, o en el coche, o para que se deje vestir... y cuando el tiempo apremia y se me acaban los recursos aparece el ogro. Si mi marido está en casa me toma el relevo y se encarga él de lidiar con el peque, a veces con que le pida las cosas otra persona ya basta para convencerle y se puede solucionar con buenas maneras, a veces le paso mi tensión a mi marido y le habla muy duramente a nuestro hijo, con lo que hace las cosas, pero por la fuerza. Dos ogros contra un bebé, así ya se podrá, ¡abusones!. Pues sí, así es y a veces el bebé gana a los ogros y ya nos rendimos por no aparecer en las noticias.

Después, cuando las aguas vuelven a su cauce y todos nos hemos calmado, miro a Víctor; sus pequeñas manitas, su mirada inocente, sus mofletitos redondos, su sonrisa... y me desarma. Es entonces cuando me doy cuenta de lo brusca que he sido y le pido perdón. Le explico que no me gusta ser un ogro pero que la situación lo requería, ojalá tuviera más recursos, ojalá tuviera más paciencia, ojalá no vuelva a aparecer ese ogro que habita en mí.

¿Os habéis sentido alguna vez así?, ¿cuales son vuestras técnicas para que no aparezca el ogro?.
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

sábado, 11 de octubre de 2014

Mi hijo devora los libros

Pero los devora literalmente, los mordisquea por las esquinas y los destroza página a página. Desde su primer contacto con un libro, con 3 ó 4 meses, ni uno le ha durado entero más de un día.

Si me preguntaban qué le se le puede regalar a mi peque yo siempre decía lo mismo, un libro, pero especificaba, que sea de plástico o de tela, que le dure al menos una semana. Supongo que en unos meses o puede que en semanas la cosa mejorará, pero de momento se los regalan de esos de cartón y en nada los destroza, pena penita pena. La próxima vez les diré, si queréis que le dé tiempo a disfrutar del regalo...



En casa tenemos muchos libros: antiguos, modernos, colecciones, comics, de cocina, de viajes... y aunque intentamos no ponerlos a su alcance nos resulta físicamente imposible, igual si tuviéramos un casoplón de 1000 metros cuadrados podríamos reservar una habitación para la biblioteca y mantenerla cerrada bajo llave, pero no es el caso. Bueno está bien, me he pasado, no se necesitan tantos metros cuadrados, pero desde luego con los libros que tenemos la casa se nos queda pequeña para esconderlos.

Se hace lo que se puede, pero nuestro pequeño destroyer ya nos ha roto unos cuantos libros, y es que no podemos atarle y para colmo las puertas de casa no cierran bien, con lo que con empujar un poco se abren. Vamos que estamos siempre con mil ojos, es un sinvivir.

¿Qué afición destructora tienen vuestros peques?, ¿cuánto les duran a ellos los libros?.
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

jueves, 9 de octubre de 2014

Una silla de paseo para Víctor. Silla AVITO de Asalvo.

Como ya sabéis la semana pasada estuve en la feria de Puericultura Madrid como invitada por ser blogger, todo un privilegio ya que he podido ver de primera mano las novedades, muchas de ellas saldrán al mercado en 2015. Pero yo iba con una idea en la cabeza, encontrar una silla de paseo para Víctor.

Cuando me quedé embarazada mis cuñados me pasaron un carrito precioso para mi peque, la verdad es que nos ha sido muy útil, pero ya es hora de retirarlo porque está hecho polvo... y es que ha pasado por dos primitos antes de que le llegara a Víctor y con este terremoto hemos acabado de destrozarla: se han partido enganches de plegado, una bandeja que tenía, la tapicería no tiene ninguna estabilidad porque está rota la sujeción por debajo del asiento..., vamos que está hecha un cromo.

Viviendo en Madrid nos toca mucho ir en metro y por el centro son pocas las estaciones adaptadas con ascensores y cuando hay que subir escaleras con el carrito y Víctor dentro he de pedir ayuda porque sola no puedo y para colmo ¡se sabe desatar solo!. Así que necesito una silla segura y resistente.

Uno de los stands por los que me pasé fue por el de Asalvo, ya que he comprado varios productos de esta marca y además es una empresa española, de Sevilla. La empresa es bastante familiar y los diseñadores se apoyan mucho en las opiniones de las mamás que trabajan en Asalvo y eso se nota en los detalles de los productos, nadie mejor que una madre para saber que una tela ha de ser oscura para disimular manchas, suave para evitar roces, la silla ha de ser práctica y manejable... en fin, creo que esta etiqueta resume la ilusión y el amor que le ponen a todo:


Ahí me comentaron que se iba a hacer un sorteo para blogueras de carritos, sillas y otros productos para el hogar: una trona, una hamaquita o un columpio (que me encantó, a ver cuando lo sacan tamaño mamás, que no nos vendría nada mal relajarnos en uno de esos, jiji). Así que me pareció estupendo y os voy a hablar de la silla que me gustaría que me tocase para mi peque, el modelo AVITO.


Características destacables:

- Plegado reducido: Dimensiones plegado: 76 x 61 x 31 cm. Cabe en el maletero de mi cochecito :)
- Peso: 9.2 kg. Asalvo tiene otras sillas más ligeras, de 7.5 kg, pero esta me parece más completa.
- Ruedas con sistema antipinchazos, todoterreno, no hacen ruido, giran más cómodo, son más ligeras, fabricadas en caucho irrompible. Lo que más me gusta es lo de que son silenciosas y cómodas de girar.
- Amortiguación perfecta y suspensión en cada rueda. Para que mi peque no sufra mucho con las aceras estropeadas de mi barrio :/
- Ruedas delanteras con bloqueo. Para ir por caminos rectos sin esfuerzo mientras miras el móvil con la otra mano :P
- Manillar regulable según altura. Para ajustarlo a mi tamaño mini, y manillar único, particularmente lo prefiero a los dos manillares.
- Empuñadura soft. Suave, suave.
- Chasis de aluminio de 1ª calidad. Que lo hace ligero y seguro.
- Asiento súper acolchado. Para que vaya bien cómodo (no como ahora).
- Textil transpirable y resistente al agua con tratamiento antialérgico, de fácil lavado y rápido secado. Porque las sillas se enguarran con una facilidad, que toda ventaja que nos den para la limpieza me gusta.
- Barra de protección frontal extraíble. Yo prefiero que la lleve pero si no la necesito se puede quitar.
- 3 posiciones de recliando. Reclinado total. Para esas siestas tan buenas que se pegan en las sillas ;)
- Arnés de 5 puntos. Mi peque es un escapista pero este broche se le resiste, menos mal.
- Capota con ventana imantada. Para vigilarle desde las alturas.
- Protector solar factor 50. Esto tendría que ser obligatorio en TODOS los carritos. ¡Bien por Asalvo!.
- Gamas de colores: Coral, Cranberry, Lime, Rainbow y Rio. No termino por decidirme :D
- Con la posibilidad de convertirse en trío, ya que se le puede acoplar un grupo 0+ y capazo. Por si en un futuro...
- Y con un montón de complementos a juego: bolsos, sacos, mantitas, sombrillas... Para las mamás que van con todo los complementos conjuntados ;)

¿Conocíais esta marca?, ¿os apuntáis al sorteo?

martes, 7 de octubre de 2014

7 "consecuencias" de la Lactancia Materna Prolongada

Estamos en la Semana de la Lactancia Materna 2014, un triunfo para toda la vida y para celebrarlo os cuento, según mi experiencia, las "consecuencias" de la Lactancia Materna Prolongada:

1. Tu peque disfrutará de los beneficios de la lactancia durante más tiempo. Aunque sea una perogrullada parece que para algunos no es tan obvio.

2. Perderás la poca vergüenza que te quedaba a dar el pecho en público, ya sea por haberte acostumbrado o porque tu peque te desnude siempre que quiera teta, estés donde estés.

3. La gente opinará. Si ya la lactancia es motivo (al parecer) para que conocidos y desconocidos te den su opinión, más si cabe si tu bebé ya sabe hablar y camina. Ahí no calla nadie, ya sea para alabar o para criticar, o simplemente para expresar su sorpresa.

4. Tu catálogo de sujetadores se verá drásticamente reducido. Ya sean sujetadores de lactancia o sujetadores normales con facilidad para destapar (qué feos y qué poca sujeción tienen la mayoría), el resto sólo para ocasiones en las que no vayas con el peque (que bien pocas son esas ocasiones).


5. Lo mismo con los vestidos, si no son de lactancia o muy escotados es complicado llevarlos. No me imagino arremangándome un vestidito y que se me vea, además, todo el braguerío y el tripón, ¡ole!.

6. Conseguirás que tu peque se duerma por las noches con más facilidad. Y es que se relajan tanto que es como darles somnífero, pero sin efectos secundarios.

7. Los pediatras te mirarán con incredulidad en las revisiones del peque. Sí, porque al parecer lo de la lactancia no se estudia muy a fondo en la carrera y muchos hasta te animan a dejar de dar el pecho con determinada edad. Una pena.

¿Se te ocurre alguna consecuencia más?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

domingo, 5 de octubre de 2014

La despedida del chupete (sorteo finalizado)

Estaba claro que Víctor no iba a durar mucho más tiempo con el chupete y es que ya sólo lo usaba en la guardería para dormir, pero al llegar agosto y no ir a la guardería dejó de usar el chupete.

Nosotros los teníamos por casa para que no dejase de usarlos, con miedo a que al volver a la guarde le costase más dormir, así que de vez en cuando se lo ofrecíamos en la cama o para que jugase con él. Ni caso, a veces se lo metía en la boca, lo mordía y se lo quitaba. 

Llegó septiembre y Víctor volvió a la guardería, pero durante ese mes no se quedó a comer ni a dormir, así que le metíamos el chupete en la mochila por si acaso pero no lo llegó a usar.

Ahora en octubre (¡madre mía, qué rápido pasan los meses!) le hemos vuelto a dejar hasta la hora de la siesta en la guardería, pero ya me han dicho las cuidadoras que no cogía el chupete y han cambiado de método para dormirle. Le acompañan y le acarician la espalda para que note contacto y así se duerma. 

Bueno pues estoy tranquila, si consigue dormirse ya podemos jubilar el chupete definitivamente... y para celebrarlo ¡sorteo de chupetero!.

Chupetero o sujetajuguetes de Cusmamma
Conocí a Cusmamma por una promoción que hicieron en twitter para blogueras, tienen un montón de cositas bonitas para bebés y mamás. Me apunté y me mandaron, con mucho cariño y cuidando todo detalle, este precioso chupetero. La tira es 100% algodón y lleva un poco de relleno de bambú para que tenga más cuerpo, la pinza es de metal y el estampado Little Fox. Sirve de chupetero o de sujetajuguetes, muy chuli.

Bases del sorteo: sólo tenéis que dejar un comentario diciendo que queréis participar (una participación por persona) y seguirme en Facebook (dar a "me gusta"), porque ahí publicaré al ganador, fácil ¿no?. 
El sorteo lo realizaré el 15 de octubre, os podéis apuntar hasta el martes 14 a las 23:59. El sorteo es sólo válido para la península.

Si además de eso me seguís en twitter y compartís el sorteo por twitter, facebook, pinterest o google+ os lo agradeceré muchísimo (aunque no es requisito para el sorteo). Tenéis los botones de compartir aquí debajo de la entrada, justo encima de los comentarios ;)

Cusmamma también está en Facebook :)

¿Quién se apunta a mi primer sorteo?

----------SORTEO CERRADO--------------------------------------------

¡Enhorabuena Beatriz Marcos!.
Si te gusta lo que escribo puedes seguirme en Facebook.

viernes, 3 de octubre de 2014

Feria de Puericultura Madrid 2014

Ayer me pasé por Puericultura Madrid para ver si cogía ideas, además tengo muchas cosas que necesitan renovarse... Y es que es lo que tiene vivir en la capital, que te puedes apuntar a un montón de cosas interesantes y yo soy de las que me apunto a todo.

Iba a ir con Víctor, pero después de la paliza que me dí, agradezco enormemente a mi marido que se pudiese quedar toda la tarde con él. Víctor no hubiera aguantado en la silla, además no le gustan mucho las grandes superficies (se pone muy nervioso en los supermercados y centros comerciales) y yo no hubiera podido atender y disfrutar la feria al 100%... se necesitan mil ojos si le quiero dejar suelto en sitios con tantísima gente.

La exposición está situada en el Pabellón 9 de IFEMA, es un pabellón enorme, no me esperaba ver tantas marcas juntas: 140 expositores, 371 marcas. Pues después de pasearme y ver todas las novedades y productos bonitos y útiles, os muestro en este Moodboard algunas de las preciosidades que he visto (aunque me he quedado con ganas de más y volveré otro día).


Lista de marcas que aparecen en el Moodboard:
Babymoov          * TucTuc                    * 4Moms
* Accoms              * Miniland Baby          * Jané
* Cybex                 * Bébécar                   * Micuna

La bienvenida que nos han dado por parte de la feria y de las marcas ha sido espectacular. Después de la presentación del evento sortearon 12 lotes de productos... ¡y a mí me tocó uno!:
 - Una preciosa tumbona/puf Doomoo Nid de Babymoov
 - Dos gafas de sol con sus fundas, una para adulto y otra para niño de Casualplay
 - Y un Baby Art de Dorel

A parte de ésta alegría y de ver las nuevas colecciones de las grandes marcas he tenido la oportunidad de conocer a muchas blogueras, y eso de desvirtualizar a la gente con la que interactuo a diario en el mundo 2.0 es fantástico. Poner caras a las que están detrás de los blogs y ver que son mamás estupendas y simpáticas. También quiero agradecer la atención y simpatía de la embajadora María José Cayuela de blogmodabebe, que nos ha guiado y explicado de maravilla todo lo destacable de las marcas que hemos visitado. No puedo esperar al año que viene para repetir esto, ¿cuándo es el próximo evento? :P

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...