jueves, 25 de diciembre de 2014

Historia de un parto para olvidar (I). El embarazo.

Han pasado ya casi dos años desde que di a luz en el Hospital Universitario de La Paz, en Madrid, y todavía me cuesta contar lo que ahí ocurrió, pero creo que ya va siendo hora de que lo haga para cerrar heridas y para que la gente sepa lo que le puede pasar si da a luz ahí.

Está claro que cada una tiene su vivencia y estoy segura de que ha habido partos estupendos en ese hospital y profesionales como la copa de un pino, pero mi experiencia fue de lo más negativa. ¿Tuve mala suerte?, no creo, he oído muchas experiencias malas de partos en La Paz. Lástima que las conocí después de dar a luz, de haberlo sabido antes no hubiera acudido ahí.

Empecemos desde el principio, el embarazo. En mi primer post ya os conté como me enteré de mi embarazo. Nada más ver las dos rayitas rosas pedí cita con el médico de cabecera de la Seguridad Social. Fue mi primera visita al centro de salud, me acababa de mudar a Madrid y aún no conocía a mi doctora. He de decir que fue encantadora, sin conocerme se alegró conmigo de la noticia y me derivó a la ginecóloga que me correspondía en el CE Emigrantes.

La primera ecografía fue muy emocionante, mi marido vino conmigo y en cuanto vio el monitor fue el primero en darse cuenta de que eso que se veía moverse eran los latidos de nuestro pequeño. Yo estaba de unas 8 semanas.

Las siguientes visitas a ese centro fueron de risa, cada vez que iba me tocaba un ginecólogo y un ecógrafo distintos. Da igual, era nueva en Madrid y no conocía a nadie, a mí lo que me importaba era que mi embarazo fuese bien y estuviese controlado.

Me tocó sufrir huelga de médicos, así que se juntaban los pacientes de varias consultas de ecografía en una única consulta y cuando iban les decían que ya les atenderían otro día, que sólo atendían los casos prioritarios y urgentes. Por suerte para mí los embarazos los trataban como prioritarios y no me hacían volver otro día, pero me pegaba ahí toda la mañana hasta que me tocaba pasar y cuando entraba me atendían en dos minutos, me decían lo justo y con cara de fastidio hacían pasar al siguiente paciente. Que sí, que están de huelga y lo entiendo, pero que no lo paguen con los pacientes que somos los que menos culpa tenemos.

A todo esto y como no me gustaba la sensación que me dejaban estas visitas rancias en la Seguridad Social aproveché que tenía un seguro médico privado para que me controlasen también por ahí, ¡cómo cambia la cosa!. Para empezar tenían dos monitores, uno para que mirase el ecógrafo y otro para que mirásemos los papás, se tomaban su tiempo en hacer las revisiones, me explicaban todo y respondían a todas mis preguntas, me trataban con cariño y comprensión. Lo dicho, nada que ver.
Ecografía de Víctor con 12 semanas.
Por suerte tuve un embarazo sin complicaciones, con las molestias típicas de los embarazos. El reflujo y la acidez de estómago me acompañaron desde el primer al tercer trimestre dándome un pequeño respiro en el segundo trimestre, casi no dormía, se me hincharon los tobillos un par de veces, no tuve diabetes gestacional y en las ecografías se veía todo correcto. Lo he contado muy brevemente, igual otro día me animo a escribir más sobre mi embarazo.
Con mi tripita.
Se acercaba la FPP y yo no notaba síntomas de ponerme de parto. Cuando expulsé el tapón mucoso ya vi que no iba a alargarse mucho más y después de 3 días de pequeños sangrados intermitentes decidí ir por precaución a La Paz para quedarme tranquila. Era justo el día que salía de cuentas, semana 40.

Cogimos un taxi y al ver mi barriga y que nos dirigíamos a Maternidad el taxista se puso nervioso pensando que me iba a poner de parto ahí mismo (como en las pelis), yo le dije que no se preocupase, que aún no me tocaba, me hizo mucha gracia.

Al llegar a La Paz, lo primero tacto y luego monitorización, me dijeron que el sangrado era normal, vieron que no estaba de parto, que solo estaba dilatada de un centímetro y me mandaron para casa.

Eso ocurrió justo el día anterior a dar a luz, pero para no hacer esta entrada muy larga eso lo contaré el próximo día.

¿Vosotras hicisteis el seguimiento por privado o por la Seguridad Social?, ¿qué trato tuvisteis en el embarazo?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

Continua la historia...
Historia de un parto para olvidar (II). El parto.
Historia de un parto para olvidar (III). Y nació Víctor.
Historia de un parto para olvidar (IV). Pesadilla en el hospital.
Historia de un parto para olvidar (V). El día en el que me dieron el alta.

18 comentarios:

  1. Privado a muerte... lo siento pero mis experiencias con la seguridad social han sido de película de terror, así que embarazada ni loca me iban a ver. Hija, lo único que te puede decir como consuelo es que tienes un niño precioso y sano, que es lo que más vale. Y por cierto, en la foto de preñi estás guapísima!!
    Muakss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuvimos muy mala suerte, estuvimos con Sanitas todo el embarazo y justo en enero nos cambiaron a Adeslas y no conocímos nada, además nos hablaron muy bien de La Paz... Pero fue un gran error y lo descubrimos tarde. Por suerte mi peque está sanote, como tú dices es un gran alivio. De preñi tenía hinchada hasta la nariz, jajajjaja. Un beso.

      Eliminar
    2. Hola!! Estaba buscando intención sobre partos y termine en este post. A mí también me ha tocado el centro Emigrantes de la Seguridad Social. Una doctora que parecía en prácticas dándole instrucciones a otras dos que sí que estaban en prácticas. En la eco me metió el aparato hasta la laringe y me hizo muchísimo daño y como yo cerraba las piernas solo me decía q si las abría me dolería menos. En general las ginecólogas tienen menos tacto con estas cosas por alguna extraña razón
      Luego no me dio ninguna explicación de nada. Me dijo que pudiese cita abajo para las pruebas y punto. Y ni caso a todo lo que la conté sobre mis dolores, vomitos, escalofríos y cosas varias.
      Me gustaría que mi bebe naciese en O'Donell pero después del screening seguiré yendo al Ginecologo de Adeslas. Y el lunes me haré la prueba de maternidad no invasiva.
      Espero que todo me salga bien a pesar del primer mal trimestre que llevo


      Alguna de vosotras habéis dado a luz en O'Donel!? Y en la Kiron San José???

      Eliminar
    3. Hola Beatriz, no conozca a nadie que haya dado a luz en O'Donell, si buscas en google casi seguro te aparecerán más experiencias negativas que positivas, pero en ese y en todos los hospitales. Al final no sólo depende del centro al que vayas, también es una lotería la gente con la que te toque. Mucho ánimo con el embarazo, a muchas personas se les pasan las molestias en el segundo trimestre (y les vienen otras en el tercero, jeje). Ya me contarás qué tal por Adeslas, De hospitales yo te recomendaría el de Torrejón de Ardoz, dicen que son muy respetuosos, pero no sé cómo va si no te corresponde, porque es público. ¡Espero que te vaya todo genial!.

      Eliminar
  2. Ainnnns q me has dejado muy intrigada. Mis 2 partos fueron por privado y el primero bien pero el segundo un asco. En fin....
    Date prisa en publicar anda que ahora tengo un poquito de tiempo jolin que luego ya no me da la cosa para leer más. Bueno que me lo puedes contar en persona je je

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a publicar todos los post de mi parto seguidos, el próximo el día 28, no te lo pierdas ;)

      Eliminar
  3. Yo también aproveché el seguro privado, pero también me hice el seguimiento por la Seguridad Social. Como era un embarazo gemelar y yo una primípara añosa, pensé que si el parto se adelantaba quería tener la baza de poder ir a un hospital público con muchos más medios en las unidades de neonatos.

    Lo cierto es que en la Seguridad Social las revisiones son más bien escasas, y eso que en mi caso era un embarazo con cierto riesgo. Había una diferencia abismal con los controles de mi ginecólogo privado, mucho más frecuentes y rigurosos.

    En la semana 27 tuve contracciones y una amenaza de parto prematuro (menudo susto!!). Como no identifiqué las contracciones como tales y me parecían sólo molestias, fui a urgencias de la maternidad privada. Cuando me dijeron que estaba incluso algo dilatada,tuve una duda horrible sobre si irme corriendo a la maternidad de O'Donnell o seguir allí. Pero me trataron tan bien y fueron tan eficaces con el tratamiento para parar las contracciones que decidí confiar en ellos.
    Una semana después volví a casa con órdenes estrictas de guardar reposo absoluto y tomar medicación. A partir de entonces me resultó ya un poco molesto doblar las revisiones que quedaban y me decanté por la sanidad privada.
    Di a luz en el Hospital San José, con un equipo estupendo que fue el mismo que hizo el seguimiento de mi embarazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que si ya te preocupas con un bebé, tener dos y contracciones antes de tiempo debe ser una preocupación constante. Siempre nos dicen que un hospital público está más praparado que uno privado, a mi con eso me metieron miedo y entre eso y que en el seguro nuevo tenía carencia y no me entraba el parto... al final me tocó dar a luz en la sanidad pública. Qué bien que salio todo bien en San José y eso de conocer al equipo que te atendió también es una suerte :)

      Eliminar
  4. Yo por la seguridad social, mi matrona era una momia con patas con la que discutía cada vez que nos tocaba consulta, la ecógrafa un amor eso sí, lo compensaba y al final me cambiaron la matrona porque la tocaba vacaciones y tuve una estupenda. Pero los primeros meses me daba hasta repelús ir a verla, eso sí, en el posparto se portó de fábula, aquí te citan 3 veces no solo para ver como vas recuperándote, si no por el tema de la lactancia, apoyan mucho estos temas y ver si tienes dudas. No te dan el alta de la matrona hasta que el bebé tiene 6 meses. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mia, me voy a tener que ir a tu ciudad en mis próximos partos, jajjaja (pediré que no me toque la momia esa) ;)

      Eliminar
  5. Yo iba a llevarlo por lo privado y la seguridad el primer trimestre.
    Pero en la S.S se confundieron y me dieron cita para la semana 16,...después de intentar echarme la bronca, después de comprobar que el fallo era suyo, después de decirme que tenía que hacer una amiocentosis por no haber echo las pruebas a tiempo, después de echarme la "bronca" por no llevar los resultados del privado cuando les dije que tenía las ecografías hechas por lo privado,...y por último después de no avisar a nadie para que el fallo no volviera a pasar decidí ir sólo por lo privado.
    Vengo de familia de médicos de la S.S,...pero siempre que he ido sin enchufe he teniado problemas sobre todo en ginecología, y con lo poco que me gusta avisar a mis padres cuando me pasa algo, prefiero sin duda por lo privado, por la eficacia (que no medios) y educación de los médicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que tú dices, de medios estará muy bien la S.S. pero el personal y su dejadez y educación, por lo general, dejan mucho que desear. Por lo privado todo eso lo cuidan bastante más, repito, por lo general, siempre habrá excepciones.

      Eliminar
  6. Yo fui por lo público con los dos y la verdad que ningún problema, que pena que tuvieras tanta mala suerte con la huelga y todo! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que fue mala suerte, supongo que las cosas hubieran sido bien distintas sin la huelga, al menos hubieran estado más relajados y menos bordes (digo yo). Besos.

      Eliminar
  7. A mi tocólogo el.mismo, pero ecografoa diferentes. El.primero fue super majo y la última recuerdo q fue un bicho. En este embarazo igual, cada vez uno, y gracias sí son majos!

    ResponderEliminar
  8. Pues yo fui por privado y por SS y sí, en el privado me atendían mejor (para eso lo pagamos) pero no me detectaron la placenta previa en su momento (20 semanas) y a la 33 me dicen que la tengo y que como es que no me lo habían dicho...... A lo que le conteste...... No sé, dímelo tú que me hiciste dicha eco de las 20 semanas. Total, que me dijeron que tenía placenta previa oclusiva total, y yo con cara de poker preguntó: y eso qué quiere decir, que debo hacer? A lo que me responde "nada, vida normal, no cojas peso"
    Vida normal unas narices! La placenta previa es algo muy serio y hasta pueden llegar a ingresarte, menos mal que tenemos el hospital del Henares al lado de casa, sino, no estaría contando esto, allí me salvaron la vida, a mí y a mi hijo, así que, en mi experiencia, está bien ir a un privado porque el seguimiento es mensual y no trimestral como en la SS, pero para lo realmente serio, me quedo con lo público, a mí me trataron genial y a mi hijo más que tuvo que estar un mes en incubadora.
    Un beso enorme a todas! Y ánimo! Cada parto es un mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, cada parto es un mundo y se oyen malas experiencias tanto de la SS como del privado. Si todo va bien pues genial, pero como haya algún problema, mejor detectarlo cuanto antes y donde mejor te lo lleven. Me alegro de que al final fuese todo bien, qué duro debió ser ese mes en la incubadora. Besos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...