domingo, 3 de agosto de 2014

Guarreando con la comida (Baby Led Weaning)

La introducción de las primeras comidas a un bebé es un quebradero de cabeza. Está la corriente de los potitos (ya sean caseros o de compra) y la corriente del BLW, es decir comenzar con trozos y alimentos sin triturar. Esto último suena muy bien pero, lo confieso, a mi lo de cocinar no se me da nada bien y pensar en darle pizza precocinada o hamburguesas del Mcdonalds a mi bebé me chirriaba un poco.


AVISO: Esto NO es una guía para practicar Baby Led Weaning, para eso en Google se pueden encontrar miles de artículos muy bien explicados, libros, grupos de Facebook, talleres, etc. Aquí sólo cuento nuestra experiencia particular.

Al final lo que hice fue una mezcla de las dos corrientes, le empecé a dar potitos por aquello de al menos algo come y le sentaba con nosotros a la mesa (en su trona) cuando comíamos para que viese y gustase. Al poco tiempo le empezó a apetecer nuestra comida y, siempre que tuviésemos algo sano en el plato, le iba ofreciendo pequeños trozos, con cabeza y vigilándole.

¿Pero cómo?, ¿con 6 meses y comiendo macarrones?, ¿y no se atragantaba?, pues normalmente no, chupaba la comida y si eran trozos grandes la sacaba y yo los cortaba más pequeños, pero sí he de confesar que alguna que otra vez se atragantaba un poco, ¿y qué hacíamos?, básicamente nada, le vigilábamos, le animábamos a toser y tosía y si no conseguía expulsarlo con la tos lo acababa vomitando. Las primeras veces se pasa mal, pero no ha ocurrido más de tres o cuatro veces y ya tiene sus 18 mesecicos. Hay que conocer las técnicas de primeros auxilios, para que no ocurran sustos, pero si se hace con cabeza, al principio chupará las cosas, más adelante las masticará y por último las tragará siendo el mismo y nosotros conscientes de lo que puede y no puede. Pan, zanahorias cocidas, pasta, brócoli, galletas, poco a poco se va probando y perdiendo el miedo viendo como se desenvuelve en esto de la alimentación complementaria.

Y mientras tanto seguimos con el pecho porque no hay que olvidarse de que es el alimento PRINCIPAL hasta el año y más adelante también es muy importante por lo mucho que le aporta a él y a mi misma.

He de decir que ahora los amigos alucinan cuando le ven comer, que si gazpacho, pepino, hamburguesas, carne, pescado, vamos que todo lo que como yo se le apetece y me pide y ¿cómo le voy a negar comida a mi pequeñín?.


¿Conocías el BLW?, ¿qué tal lleva tu peque lo de la comida complementaria?, ¿se tira los pelos la abuela al ver cómo se alimenta vuestro retoño?.
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

6 comentarios:

  1. La mía no se atragantó más de una o dos veces, escupió y siguió comiendo...no montan la que se organiza cuando el atragantado es un adulto. Ademas creo que es fundamental wue esto ocurra porque nos enseña a las madres y ver como la naturaleza sabe lo que hace.
    Buena entrada...espero que ayude a nuestra amiga twittera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La primera vez que se atragantan te asustas, pero hay que mantener la calma, las siguientes veces confías más en que ellos saben salir del apuro, es como aprender a andar sin caerse... todos se caen y luego se levantan, así van aprendiendo. Pero eso no significa que se apañen solos y te desentiendas, hay que estar pendiente.
      Seguro que con nuestras experiencias se anima a darle macarrones ;)

      Eliminar
  2. Hola! Me ha encantado tu post, mi hijo tiene la edad del tuyo y estamos igual. BLW un éxito pero la gente flipa en colores jaja! Y el guarreo, tela marinera :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando le dan de comer en la guardería dicen que le ponen el baby impermeable, el plato y cierran los ojos para no ver el estropicio que monta. Víctor no deja que le metan la cuchara o el tenedor en la boca y lo come todo con las manos... ¡hasta la sopa! :S
      Pero eso sí, come de todo y como tú dices, flipan con él :D

      Eliminar
  3. Yo he probado de todo pero que no hay manera que mastique mas de dos trozos de comida normal...eso si patatas galletas y demas guarrerias las debora. Supongo que solo me queda paciencia pero es que ya tiene....2 años. Un beso www.frikymama.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo no dejes de insistir, no le obligues pero ofrécele comida que no suele comer y lo más importante es que te vea comer a ti. Hay cosas que a Víctor no le gustan, pero cuando me ve que las como me duele pedir, se las mete en la boca y luego las escupe, tengo la esperanza de que al final se irá acostumbrando al sabor, pero al menos las prueba.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...