domingo, 9 de noviembre de 2014

Un corte de pelo desastroso

Víctor es un bebé de alta demanda y eso implica, entre otras cosas, que no deja que se le acerque nadie de fuera de su entorno. Sólo se deja tocar por gente con la que tenga mucha, mucha, mucha confianza: sus papás, sus abuelos (después de muchos meses), las profes de la guardería... y, si acaso, sus tíos, pero no siempre.

Siendo así su carácter, lo de llevarle a la peluquería siempre me ha parecido una actividad de alto riesgo y pocas probabilidades de éxito, así que para no hacerle sufrir, ni sufrir yo viéndole llorar y retorcerse, para total no conseguir nada, tomé la decisión de cortarle el pelo yo.

Nunca lo he hecho, tengo dos hermanos y nunca les he cortado el pelo y con mi marido tampoco he experimentado nunca como peluquera, pero... no me quedaba otra, así que a los pocos meses de nacer le hice su primer corte de pelo.

Aprovechaba mientras estaba dormido para cogerle los mechones y cortarselos, el resultado: trasquilones por aquí y por allá, por delante y por detrás...ah y por los lados también. Bueno, con los pocos meses que tiene no se va a quejar y en poco tiempo le volverá a crecer el pelo.

Tres cortes de pelo y varios meses después ya lo tenía medio controlado. Le descargaba los ricillos que se le hacían, casi sin trasquilones, vamos que para cuando tenga edad de quejarse ya estará dominada la técnica y nadie sufrirá.

Pues nada, que volvía a necesitar un buen corte de pelo y me puse manos a la obra: cogí las tijeras de punta roma y su cepillo, le senté en mis piernas con la tablet delante suya para que se distraiga y chas, chas, chas, pelo cortado.

Tijeras, cepillo y sus melenas cortadas
Así es como le quedaba por detrás
Y así de perfil. 
He de decir que tiene muy poco pelo aún y por algunas zonas, sobre todo por la zona de las entradas, se le ven las ideas, espero que con los meses lo tenga más poblado.

Bueno, pues yo estaba contenta con el corte pero mi marido quería que le descargase un poco más por detrás. Pues así, con mi método de las tijeras, no le consigo descargar más por el cogote, así que podemos probar con la maquinilla de afeitar (no tenemos para cortar el pelo, sólo para afeitar la barba) GRAN ERROR.

Pues nada, como yo no la he usado nunca y no me atrevía le digo a mi marido, ponlo en el modo de pelo más largo que permita la máquina y córtale el pelo por detrás. Ejem, este es el resultado:
Corte de pelo con trasquilones incluidos.
Pobrecico mio, menos mal que el pelo crece y que él no es consciente de cómo le ha quedado. Avisaré a la familia y a las profes de la guarde para que no les dé un ataque de risa delante de él.

¿Cómo hacéis para cortarle el pelo a vuestros peques?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

18 comentarios:

  1. Que bueno!yo soy nula para los pelos!e incapaz de cortarlo, ahora me atrevo a recortarle un poco el flequillo a Mollete cuando veo que la pobre se le mete el pelo en los ojos y me queda fatal!pffff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues con la práctica se mejora, ya te lo digo yo, si vieras los trasquilones que le pegaba al principio... pero me sigo atreviendo y he ido mejorando mucho (este último trasquilón y rapado fue cosa de mi marido).No te desanimes ;)

      Eliminar
  2. Ainsss, a mi me pasó algo parecido la primera vez que me aventuré a cortarle el pelo a mi peque, que lo tiene rizado y bastante poblado....trasquilón por aquí....trasquilón por allá....al final tuve que dejar de experimentar y llevarlo a la pelu, que no tampoco le gusta nada, pero de alguna forma había que arreglar el estropicio,jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ayer intenté llevarle a la pelu, primero se cortó el pelo su padre y yo le explicaba que luego se lo iban a cortar a él... y parecía que iba a aceptar, pero fue sentarle en la silla y se me agarraba y chillaba sin siquiera dejar a la peluquera que se le acercase, así que seguiré intentando llevarle a la peluquería pero mientras tanto me toca a mí :S

      Eliminar
  3. A mí me ha entrado la risa, la verdad. En las primeras fotos decía, pero si está muy bien y luego... Jejeje. Pero le crece y punto. Yo se lo he cortado un par de veces. Fácil no es porque es peque y se menea un montón. Algún trasquilón queda pero bueno. Cuando sea mayor tengo fichada una pelu de niños en los que las sillas son coches y tal. A ver si cuela...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buaaaaa, con lo majico que le había quedadoooo. Sí yo también le quiero llevar a una peluquería infantil, a ver si ahí se deja, ya os contaré :P

      Eliminar
  4. Jajaja, a mi también me pasó, pero no te preocupes, el pelo crece y para la próxima ya serás una experta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, pero mientras tanto a sufrir con nuestros cortes de pelo inexpertos, jiji.

      Eliminar
  5. Hasta este año que tiene 5 años no he podido cortárselo en peluquería, entraba en posesión demoníaca. Le cortaba el pelo yo misma a trasquilones y como podíamos. La zona de las orejas es aun zona de llanto y miedo incontrolable, pero poco a poco lo estamos consiguiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Madre mía hasta los 5 años!. Pues sí que hay tiempo para practicar, jeje. Qué paciencia ;)

      Eliminar
  6. Jajajajajajajaja una vez pedí a mi madre que me cortase el flequillo (lo llevaba recto) y me hizo algo parecido, la pobre, no se si lloraba más ella o yo. Yo a Vikingo le meto la maquina, le crece más de algunos lados que de otros pero ahora no se que hacer de cara al invierno y con lo poco que le gustan los gorros lo mismo se lo dejo larguito. Un besazo y a la próxima saldrá mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uis es que los desastres en el pelo para una chica son muy traumáticos, ya me imagino a tu madre, qué disgusto :S
      La próxima vez guardaremos bien la maquinilla, no vaya a ser que nos vuelva a dar la pájara y la volvamos a fastidiar. Un besazo.

      Eliminar
  7. Pobrecito, vaya tela. Yo a la mía de lo rape porque tenía muy poco. Y ahora le va creciendo. Menos mal que el pelo crece. Jajajaja. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo nunca le había rapado, hasta ahora, ¡qué susto! y luego había que igualarlo para ¿disimular? el desastre. Esperemos que en un par de semanas ya no se note tanto :P

      Eliminar
  8. Pues yo lo hacía al principio como tu, pero con todos los trasquilones que le dejaba me daba vergüenza jejeje en la peluquería, no se deja, así que al final le paso la maquinilla que ya su padre, a un número de cinco o seis y oye, le queda bastante bien! Jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso tendremos que hacer, comprar maquinilla, ¡pero de pelo, no de barba!, jejeje.

      Eliminar
  9. Jajaja, los míos lo llevan largo pero alguna vez los he dejado al "estilo Colón" recortándoles el flequillo, jajajaja. Como tú dices, menos mal que el pelo crece!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que con su edad no se dan cuenta de que les hemos desastrado el pelo, jajajaja. Menos mal :P

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...