jueves, 11 de diciembre de 2014

La Navidad significa...

Hay mucha gente que se pone gruñona en Navidad, que no le gusta, que le trae malos recuerdos y que se empeña en vivirla amargada... no creo que sea sano y desde luego no es agradable.

Por otro lado están los que la viven intensamente, la disfrutan desde principios de noviembre hasta finales de enero, tienen mejor humor, disfrutan decorando la casa, comprando regalos, haciendo preparativos... es un poco exagerado pero no hacen ningún mal a nadie, todo lo contrario, son pura felicidad, ¡ole por ellos!.
¿Eres de los que empiezan con la decoración navideña a finales de agosto?
Yo no estoy en ninguno de estos extremos, la Navidad me gusta y la disfruto, pero no empiezo a adornar la casa hasta que se acercan las fechas y me gusta quitar los adornos en cuanto acaban y soy de las que compran los regalos el último día a última hora, tengo muy poca imaginación para los regalos y lo dejo para el final a ver si se me enciende la bombilla (cosa que no suele ocurrir y luego todo son prisas y nervios). Me gusta el ambiente que se crea, aunque me parece excesivo el gasto que se realiza.

Estoy en contra de inundar a los niños con regalos, pero es difícil evitarlo, más aún cuando se tiene familia numerosa. Al final los niños se acostumbran a tener todo lo que quieren y lo que no sabían que querían y las sorpresas y... consumismo puro y duro. Igual me equivoco, pero creo que el efecto que se crea es el contrario al que se desea, al final la ilusión es menor, se disfrutan menos los regalos porque hay tantos que no los aprecias uno a uno y finalmente se pueden crear frustraciones y rabietas cuando el niño no tiene toooodo lo que se había pedido para Reyes acostumbrado a recibir tantos regalos durante tantos años (Papá Noel, Reyes, cumpleaños, final de curso, cada vez que visita a los tíos, a los padrinos...).

He de decir que me ha gustado mucho la carta a los Reyes Magos del catálogo de juguetes de Aldi, bueno, para ser políticamente correctos la carta es para Papá Noel y para los Reyes Magos. En ella los niños pueden pedir:
 - Un cuento que te gustaría mucho leer
 - Una cosa que necesitas para el cole o para la casa
 - Una cosa para dibujar y pintar
 - Un juguete que te guste mucho
 - Y una cosa que te haga mucha, mucha ilusión
Contraportada del catálogo de juguetes de Aldi
Y para mí ¿qué significa la Navidad?, por supuesto la Navidad tiene su sentido religioso, se celebra el nacimiento del niño Jesús (sin esto la Navidad no tendría sentido, pasaría a llamarse La Fiesta de Diciembre, La venida de Papá Noel, El Cambio de Año, Los Días de Compras en El Corte Inglés... ¡yo qué sé!). Pero, aparte de eso, para mi la Navidad es la ilusión, la magia (es cierto lo que dicen, se disfruta más cuando se tienen hijos), y una ocasión para reunirse la familia, con los amigos y hasta con los compañeros de trabajo en una celebración en la que se puede creer o no, pero es una excusa perfecta para festejar en compañía.

Y si estas reuniones te estresan o lo pasas realmente mal por los conflictos familiares u otros motivos, se puede hacer dos cosas, o pasar de todo, olvidarse de lo malo y tratar de divertirse (es complicado, lo sé) o saltárselas. Es preferible quedar mal con la familia/amigos/compañeros de trabajo, que estar de morros, no divertirse y dejar un mal sabor de boca en los demás que han ido para disfrutar de verdad.
¿Eres de los que tienen esta cara en Navidad?
¿Que es un compromiso ineludible?, ve con una sonrisa, saluda a todos, estás 10 minutos y te marchas dignamente. No da tiempo a enfrentamientos (o casi, que hay gente que dispara sin darte tiempo a saludar), has estado presente en la fiesta y no has tenido que quedarte para sufrirla. Que anda que no hay días en el año para quedar cuando y con quien a ti te apetezca, para cenar, pasar la tarde o lo que sea oportuno. Eso sí, acuérdate de avisar de tus intenciones con antelación a los anfitriones para que no cuenten contigo o  con tu familia para la cena.

Yo siempre la he vivido como algo positivo, he tratado de alejarme de la gente con mala cara o malas intenciones y he comido, reído, cantado villancicos, he felicitado las fiestas, he hecho regalos y los he recibido ilusionada. ¡Ay, que me entra el espíritu navideño!. ¡FELIZ NAVIDAD A TODOS!.


Y tú ¿cómo vives la Navidad?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

12 comentarios:

  1. A mi también me encanta la Navidad aunque no precisamente por el lado religioso sino como una gran oportunidad para pasar tiempo con las personas que amas... no soporto los ajetreos y menos los griteríos previos que se ven por todos lados, me estresan demasiado, y basta con los míos jejeje... La Navidad para mí es una época en donde el mundo se paraliza para celebrar, de diferentes formas pero siempre rodeados de seres amados.
    Sobre los regalos, ya empecé con las compras y me hace mucha ilusión en especial por mi pequeñito, pero pienso dosificar los regalos hasta Navidad, no esperar a esa noche para abarrrotarlo de regalos... pero eso en lo que respecta a su papá y a mí, porque a los demás que desean regalar el mismo día de Navidad no puedo quitarles la ilusión, así que el peque seguro recibirá muchos regalos, pero no todos de un solo bloque.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que tengo claro es que nosotros disfrutamos tanto o más que los peques, jiji, pero si que hay sitios que no se puede ir de la gente que hay, a mi también me agobian las multitudes y más yendo con niños. ¡A disfrutar de la Navidad!.

      Eliminar
  2. A mi ahora con la peque también me gusta mucho más la Navidad ir de paseo con ella y ver la cara que pone cuando ve las luces y los árboles de Navidad es lo mejor de todo, hemos tenido unos años que por ciertos acontecimientos no la disfrutamos como ahora y si he de decir que nuestra bichillo a devuelto la sonrisa a mucha gente entre ellos a mi madre que ahora la disfruta mucho más. Yo también soy de las de compras a última hora mira a que fecha estamos y todavía no tengo nada pensado!!!!! soy un caos.
    Espero que disfruteis mucho esta Navidad y FELIZ NAVIDAD!!! para vosotros también
    Bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me cuesta pensar en regalos para los demás, por eso lo de las compras a última hora, pero lo que más me cuesta es hacer mi propia carta a los Reyes... nunca sé qué pedir, aunque luego me conformo con cualquier cosica :D
      Besos.

      Eliminar
  3. Me encanta tu post. Rezuma optimismo. La verdad es que la Navidad tiene sus cosas malas (Sobre todo le estrés que producen los preparativos), pero luego se disfrutan intensamente. Sobre todo si tienes hijos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gustaba la Navidad, pero empecé a disfrutarla de verdad cuando conocí al que ahora es mi marido. Me ha hecho ver la Navidad con otros ojos y disfrutarla más intensamente y ahora con el peque la ilusión es aún mayor :)

      Eliminar
  4. A mi me gusta la Navidad pero me carga mucho todo el consumismo. Tanto adorno me agota. Soy de las de poco y bonito. Aunque en mi casa este año, por eso, hay ¡3 belenes!. Y no falta el belén de los niños e ir a la feria cada año en busca de figuritas. Mi marido es el gran paje del rey Gaspar! Disfruta como el que más buscando los regalines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Navidad está bien en su justa medida, totalmente de acuerdo. Besos.

      Eliminar
  5. A mi me gusta la Navidad por el espíritu de comprar cosas pensando en los demás, personalizar el envoltorio, pasear, estar de vacaciones con los niños .... Pero la parte del estrés en la cocina, viajar, trasnochar, comer a todas horas ... Eso no me gusta nada.
    En el blog hemos hecho una entrada en clave de humor infantil sobre cómo sobrevivir s la Navidad, pásate a ver si te gusta. Una beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mi lo de comprar regalos es lo que más me estresa, ufff, soy un desastre para eso. Como no preparo comidas familiares no me estreso por eso, jeje. Un beso.

      Eliminar
  6. Yo era de las que me ilusionaba un mes antes con la Navidad y me ponía en marcha para el puente de la Constitución. Este año todo lo contrario, mi familia está lejos y no podré verlos, y con la política directamente ni lo celebramos. En fin que ando más bien tristona, pero estoy intentando ponerle remedio. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aunque no puedas estar con la familia podéis preparar alguna videoconferencia por Skype, por ejemplo, en alguna de las comidas o cenas que celebreis para brindar juntos. Un beso y mucho ánimo para estos días.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...