martes, 9 de diciembre de 2014

Guía para hacer mudanzas con un bebé (parte II)

Todavía estoy enfrascada en la mudanza (la de cajas que pueden llegar a salir y la de cosas que te das cuenta que es mejor tirarlas), aquí os dejo mis consejos para hacer una mudanza con éxito, no te pierdas la parte I de este post.

HORA DE DESEMPAQUETAR TODO
No es buena idea desempaquetar con el pequeño por el medio, nosotros tuvimos la "genial" idea de hacer la mudanza el viernes para tener tiempo el fin de semana para ir desempaquetando lo básico para dejar el piso habitable. Coincidió que este fin de semana no teníamos a nadie con quién dejar a Víctor. No lo recomiendo, mucho mejor hacerlo entre semana y aprovechar el cole o la guardería para ir desempaquetando cosas.

Con Víctor por casa hay que estar pendiente de que no toque lo que no deba, que no le caiga una caja encima, etc, vamos que es un estrés y estás más pendiente de él que de ir desembalando cosas. Lo mismo, o salgo con él de casa mientras mi marido desempaqueta o no podemos hacer nada. Entre semana, en nuestro caso que sólo trabaja fuera de casa mi marido y yo me quedo en casa aprovecho las horas de guardería para organizarlo todo.

Lo primero que desempaquetamos fue la cocina, pero hasta que lo tuvimos todo nos fuimos a comer fuera de casa, para qué hacer mala leche, así además nos despejábamos de tanta caja.

Luego hay que desempaquetar la ropa, las cosas del baño y lo que se use diariamente.

Y aquí viene una de las ventajas de desempaquetar las cosas por tu cuenta y que no lo haga la empresa de mudanzas, que tienes la posibilidad de revisarlo todo y te das cuenta de las cosas que sobran, las que no has utilizado en todo el año, la ropa que ya no te pones, los trastos que no sabes ni de dónde salen... Todo eso se mete en cajas o bolsas y se decide si vender, si regalar, donar o directamente tirar a la basura.

Como salen un montón de cajas y es complicado desempaquetarlo todo en unos días, al menos hay que proponerse desempaquetar 4 ó 5 cajas cada día. Al principio no se podrá poner todo de manera ordenada, eso se deja para más adelante, pero al menos librarse de las cajas y que te puedas  mover por la casa con cierta libertad. Así que paciencia, paciencia y más paciencia (consejos vendo y para mí no tengo, porque la paciencia no es mi principal virtud).
Tooodas las habitaciones llenas de cajas.
DESPUÉS DE LA MUDANZA
No te olvides que hay que dejar el piso del que te has ido en condiciones. Dar de baja o cambiar datos de luz, agua y gas. Tapar los agujeros que hayas dejado por cuadros, sujeción de estanterías, etc y pintar si fuera necesario.

Ahora hay que empadronarse con la nueva dirección, cambiar los DNI, cambiar la dirección de correo en los sitios donde la tengan (esto es un jaleo. con lo que un mes antes de mudarte ve recogiendo el correo que os llega y apuntando las empresas donde tenéis que cambiar la dirección por la nueva). Seguramente te dejarás alguna dirección por cambiar así que mejor si tenéis buena relación con los dueños del piso que dejáis o dar la nueva dirección al conserje del piso que dejas para que os vayan guardando el correo.

Lo que considero menos importante es comprar cosillas que te faltan en la casa nueva, como alguna cortina, una lámpara de pie en esa esquina que se necesita, un cuadro para esa pared o un adorno para ese mueble. Esto lo dejamos para cuando hayamos terminado con las tareas anteriores. Ya habrá tiempo para hacer viajes a Ikea.

Cuando te agobies con tantas cajas y tareas pendientes piensa una cosa, si te has mudado es por una razón, piensa en eso para motivarte y...¡que tengas una feliz mudanza!.
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

6 comentarios:

  1. Uffff me da miedo solo de pensarlo!!!!! Ya sabes que llevo unas cuantas mudanzas, pero nunca con niños, creo que voy a ir apuntando tus consejos para cuando nos toque que ya nos estamos planteando un cambio hasta de ciudad. Un besazo y ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esperemos que no sea muy duro, como en todo también en esto cada bebé es distinto y lo puede vivir mejor o peor. A Víctor le gusta la casa nueva, o eso nos dice cuando le preguntamos, así que parece que muy mal no lo está llevando, pero se nota el estrés nuestro, tenemos los nervios a flor de piel y al final el pobre lo paga porque nuestra paciencia no es la de siempre. Un beso.

      Eliminar
  2. Puff que jaleo!!! opino como tú es mejor aprovechar cuando alguien pueda quedarse con el peque porque sino te vuelves loca del todo y si encima no para para que queremos más!!!
    Animo que ya queda menos y dentro de nada ya estará todo en su lugar.
    Bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que las últimas cajas son las peores, las que se eternizan, las que no sabes donde colocar, jeje. A ver si acabamos con la mudanza que tenemos ganas. Besos!.

      Eliminar
  3. Gracias por el post! Me apunto también lo de recoger el correo y lo de intentar que caiga entre semana. Aunque al pequeño de ¿2? meses le pillará enganchado a la teta, así que...
    En fin, ¡gracias de nuevo! =D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te olvides de meter pañales y toallitas en la maleta de mano :'D

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...