domingo, 30 de abril de 2017

Cuando hablas en español en Suiza y resulta que te entienden

Aquí en Suiza, en la zona donde vivo, se habla alemán, y sobre todo suizo-alemán, que es un dialecto enrevesado que no sé si algún día llegaré a entender. Otros idiomas que se hablan en distintas zonas del país son el francés, el italiano y el romanche. Así que, entre un idioma y otro nos vamos entendiendo. Si preguntas, sólo alguno te contestará en inglés y casi nadie en español.

Pero en este país no sólo viven los suizos, aquí te encuentras gente de distintas nacionalidades y de vez en cuando gente española o que habla español.


Víctor, lo habré dicho más de una vez, habla por los codos. Está constantemente hablando, conmigo y con todos los que se cruza por el camino, y le tengo dicho que para hablar con la gente tiene que hacerlo en alemán (ya sabe unas cuantas palabras) que si no no nos entienden.

El caso es que estábamos el otro día paseando por la calle y vio Víctor a un hombre con una lata de refresco. Este hombre la dejó en la repisa de una fachada y Víctor se dio cuenta y me dijo indignado "¡Ese señor ha dejado ahí una lata!, debería recogerla, ¡qué guarro!". Yo intento inculcarle civismo y le digo siempre que no se tira la basura al suelo, que los dueños de los perros tienen que recoger las cacas de sus mascotas, etc, y esas cosas las tiene muy interiorizadas.

Yo ni siquiera miré lo que hacía ese hombre, simplemente calmé a Víctor y le dije que tenía razón y que no se tiraban las cosas al suelo. A todo esto nos adelantó el hombre del refresco y con mucho humor se dirigió a Víctor y enseñándole la lata le dijo "No te preocupes, que no la iba a dejar ahí, mira, me la llevo". A mí me dio la risa, claro, por suerte el hombre no se había enfadado por los comentarios de Víctor y hasta se nos presentó amablemente (ahora sabemos que se llama Miguel Ángel).

Por el acento no estoy segura de que fuese español, pero está claro que lo hablaba y lo entendía perfectamente.

Esto nos podría haber pasado perfectamente en España y es que los niños a estas edades no tienen filtro y sueltan todo lo que se les pasa por la cabeza. Pero es curioso que para una vez que nos ocurre en este país, resulta que nos entienden.

¿Te ha puesto tu peque en algún compromiso por sus comentarios?
💖Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

👇👇¡No olvides dejar tu comentario! Me hace mucha ilu leerte 😊 👇👇

jueves, 27 de abril de 2017

La Biblioteca de Víctor: El secreto de la abuela

El secreto de la abuela es uno de los últimos libros que nos han llegado de Boolino. Tiene unas ilustraciones preciosas que llenan las páginas, con colores suaves y muchos detalles.


Cuenta la historia de una abuelita costurera que por su mala vista necesita ayuda para enhebrar el hilo y siempre la pide a la gente que pasa por la calle cerca de su casa.Pero un día que tiene que hacer un encargo muy importante, bordar un vestido para su nieta, no encuentra a nadie que le ayude con la aguja porque llueve un montón y no pasa nadie por la calle. Entonces encuentra ayuda de quien menos lo espera y ahí empezará su aventura y su gran secreto.


El libro es de tapa dura, de 36 páginas para niños de entre 3 y 6 años. Es una historia muy tierna, llena de fantasía e imaginación que encantará a los peques cuyas abuelitas les encanta la costura.


He de decir que es un cuento que no le ha llamado mucho la atención a Víctor, pero creo que se debe a que nunca ha visto a sus abuelitas coser, ni tampoco a mí. Lo que más me han gustado a mi son las ilustraciones llenas de detalles y la tierna historia de la abuelita.

Libro ideal para regalar si tenéis una abuelita costurera ;)
💖Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

👇👇¡No olvides dejar tu comentario! Me hace mucha ilu leerte 😊 👇👇

lunes, 24 de abril de 2017

El primer juego de cartas y las matemáticas

El otro día estaba en una presentación de los colegios de Suiza donde me informaban de cómo funcionan en este país y qué se espera de los niños antes de entrar, que es básicamente que sean autónomos. Una de las cosas que me preguntaron es con qué juego con mi hijo y una de mis respuestas fue "Juego con él a las cartas". Se quedaron un poco estupefactos, claro, igual se pensaban que jugaba al poker con mi hijo. No, todavía, no, jeje.

Con Víctor a lo que jugamos muchísimo, como unas 20 partidas al día, es al UNO. Un juego súper sencillo que pueden aprender los niños a partir de los 3 años.

He de decir que hemos ido avanzando en el juego poco a poco. No le expliqué todas las reglas a Víctor el primer día, porque sabía que había cosas que le podían frustrar, pero conforme veía que iba entendiendo las normas le iba poniendo algo de dificultad.


Las normas del juego en realidad son muy sencillas:
Se reparten 7 cartas a cada jugador, se deja el mazo en la mesa con una carta descubierta. El que empieza echa la primera carta que tiene que ser del mismo color o del mismo número que la carta descubierta. Si no se tiene para echar se puede usar el comodín, con el comodín se elige el color de la carta que tiene que echar el otro jugador. Si no se tiene comodín entonces se robarán cartas hasta que salga una que se pueda poner. Si se echa la carta + 2 el siguiente jugador tiene que robar 2 cartas obligatoriamente. Gana el juego el primero que se quede sin cartas y cuando sólo te queda una carta hay que decir "Uno". Como casi todos los juegos de cartas existen distintas variantes de las reglas, pero nosotros jugamos con estas.

Las primeras semanas jugábamos sólo dos personas, Víctor conmigo o con su padre. No usábamos la carta de robar 2 cartas, porque podría ser un poco frustrante, y el comodín no obligaba a poner un color a la otra persona, simplemente se echaba cuando no se tenía carta que poner y la otra persona también echaba la carta que le diese la gana.

Lo que intentaba es que aprendiese a respetar el turno y que se concentrase en mirar sus cartas y ver si tenía el número o el color que correspondía.

Ahora ya jugamos con todas las normas y lo lleva muy bien, nos picamos mucho y jamás se enfada porque le eche una carta de robar 2 o porque con el comodín diga un color que él no tiene. Ha aprendido a gestionar esa frustración.

Además lleva muy bien la cuenta de las partidas que gana él y las que voy ganando yo y con esto le estoy empezando a enseñar a sumar y a restar. "Hemos jugado 5 partidas y yo he ganado 2, ¿cuántas partidas has ganado tú?", "¡3 partidas!", "¡Exacto, 3 partidas que has ganado tú más 2 que he ganado yo son 5 partidas en total las que hemos jugado, si queremos jugar 10 nos faltan 5 partidas". Así poco a poco voy metiendo el vocabulario de sumar y restar y ya ve qué significa o cómo se hace. También lo hago al repartir las cartas "Una mas una, dos, mas una tres..." y así hasta 7. Por su puesto no lo hago en cada partida, lo voy metiendo poco a poco, al igual que también aprovecho para repasar los colores y los número en alemán (y en inglés también) con Víctor.

Víctor aún no tiene mucha picardía ni estrategia a la hora de jugar y le cuesta bastante mantener en secreto sus cartas, sobre todo cuando le han salido comodines, poco a poco irá aprendiendo y mejorando.

Yo soy muy fan de los juegos de cartas y ya estoy mirando cual será el siguiente juego que le puedo enseñar a jugar.


Creo que a partir de los 3 años es una buena edad para empezar a enseñarles juegos de cartas y que les va muy bien para respetar turnos, para la concentración, para controlar la frustración o el saber perder y para las matemáticas.

¿Juegas a las cartas con tu peque? ¿Me recomiendas algún otro juego de cartas?
💖Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.


👇👇¡No olvides dejar tu comentario! Me hace mucha ilu leerte 😊 👇👇

viernes, 21 de abril de 2017

BLW Alimentación complementaria autorregulada

Ya te he contado que estos días estoy haciendo cursos de la Escuela Bitácoras. Me parecen muy fáciles de seguir, ya que tienen vídeos cortitos y se pueden ver a tu ritmo. Yo los voy viendo a ratitos y casi sin darme cuenta ya he hecho 4 cursos distintos. Además son muy amenos y como ya conocía y seguía a los profes, a través de sus blogs o por sus redes sociales, los he disfrutado todavía más.

Este curso de BLW Alimentación complementaria autorregulada lo imparte Julio Basulto, dietista-nutricionista muy conocido por la blogosfera maternal.


El temario del curso es el siguiente:

1. Presentación. ¿Qué es BLW?
2. ¿Hasta cuándo debe prolongarse la “lactancia exclusiva”?
3. Alimentación complementaria no es sinónimo de alimentación sustitutiva
4. ¿Qué entidades respaldan el BLW y qué dicen los estudios científicos?
5. ¿Y si se ahoga?
6. ¿En qué orden incorporamos los alimentos?
7. ¿Zumos, potitos, cereales para niños?
8. ¿Tan importante es no insistir para que coman?
9. ¿Hay algo más importante que la nutrición?
10. A no olvidar. Conclusiones

Me ha gustado un montón y después de hacer el curso he recordado que tenía el libro de "Mamá come sano" también de Julio Basulto y que ya es hora de darle un buen repaso. Es importante que en la familia todos comamos bien, porque los niños aprenden con el ejemplo y si queremos que se alimenten adecuadamente tenemos que empezar por nosotros mismos.

Nosotros ya conocíamos el blw y lo aplicamos con Víctor, aunque nos hubiera venido muy bien tener este curso ya que cometimos muchos errores, como darle potitos, cereales y zumos, pensando que así complementábamos su dieta de manera saludable. De todas maneras nunca tuvimos que hacer el paso del biberón (o teta en nuestro caso) a los triturados y luego meses más tarde de los triturados a los sólidos, ya que Víctor tuvo a su alcance comida "de verdad" desde los 6 meses.

Al principio chupaba los alimentos o los trituraba con las encías y más adelante con sus dientes. Recuerdo que era muy pequeñito y la gente alucinaba cuando en los restaurantes le daba de mi plato y se lo comía sin hacer ascos, ya que estaba acostumbrado a distintas texturas y sabores (creo que la lactancia también ayudó a esto último).

El Baby Led Weaning, junto con la lengua de signos para bebés, es lo que más recomiendo a los padres primerizos. Ahora en la Escuela Bitácoras tienes la posibilidad de comprar 2 packs de ahorro con 4 cursos de crianza con un 30% de descuento:

Crianza Natural. Pack de 4 cursos que incluye los cursos:
- Crianza de 0 a 4 años de Lucía Galán
- BLW Alimentación complementaria autorregulada de Julio Basulto
- Montessori en el hogar de Bei M. Muñoz
- Portea bien a tu bebé de Elena López

Y Crianza Natural. Pack de 4 cursos que incluye los cursos:
Crianza de 0 a 4 años de Lucía Galán
BLW Alimentación complementaria autorregulada de Julio Basulto
Montessori en el hogar de Bei M. Muñoz
Lengua de signos para bebés de Ruth Cañadas


Y ya sabes lo que te digo siempre, estos cursos son ideales como regalo para unos padres recientes.

¿Conocías el BLW? ¿Lo recomendarías a otros padres?
💖Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

👇👇¡No olvides dejar tu comentario! Me hace mucha ilu leerte 😊 👇👇

martes, 18 de abril de 2017

La Biblioteca de Víctor: Pepe & Mila tienen mucha prisa

Uno de los cuentos favoritos de Víctor que hemos leído un montón de veces ha sido el de El cucú-tras de Pepe & Mila (puedes ver la reseña y el vídeo que grabamos). Ahora tenemos un cuento nuevo de Pepe & Mila muy divertido y con mucho movimiento: Pepe & Mila tienen mucha prisa.

Mila se balancea de izquierda a derecha... ¡creo que se está haciendo pis!

Este cuento lo vi muy apropiado para Víctor, porque ya ha dejado los pañales (¿Te acuerdas de nuestra operación pañal sin censura?) y de vez en cuando tenemos alguna situación de emergencia, donde no hay baños cerca y nos tenemos que apañar.


Algo parecido le pasa a Mila. Están jugando en el parque y cuando va al baño se encuentra que está estropeado... pero tiene muchas ganas de hacer pis. Pepe le va a ayudar a resolver la situación. Pero al parecer no era la única que tenía ganas de ir al baño. Al llegar a casa Emma tiene un pequeño accidente, se le escapa el pis, pero no pasa nada, se limpia y arreglado. Pepe también usa el baño, pero no es pis lo que tenía. Hace cacas, tira de la cadena (esta es la parte más graciosa y escatológica del cuento, ya que se ve como se va la caca al tirar de la cadena) y se lavan todos las manos.

Con este cuento se puede hablar con los peques de la intimidad y de hacer pis en un sitio recogido.

Yo es un tema que pensaba que tenía controlado con Víctor, porque lo habíamos hablado varias veces, y el otro día me di cuenta de que todavía hay que hablarlo un poco más. Tenía mucho pis y estábamos en la calle, lejos de los cuartos de baño... le señalé una roca grande para que hiciese pis ahí y en vez de ponerse detrás de la roca se puso delante, con todo el culete al aire hacia la carretera donde le veía todo el mundo, peatones y coches. Fue muy rápido y no me dio tiempo a cambiarle de sitio, jeje. Luego lo hablé con él y más tarde cuando nos llegó el cuento se lo volví a explicar. Creo que ahora lo tiene más claro, aunque no descarto que nos vuelva a pasar, él aún no tiene ese pudor que tenemos los mayores.

¿Tienes alguna anécdota con tu peque? ;)
💖Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

👇👇¡No olvides dejar tu comentario! Me hace mucha ilu leerte 😊 👇👇

sábado, 15 de abril de 2017

Cumpleaños, canas y retos

Se acerca mi cumpleaños y voy a cumplir 39. Al año que viene cambiaré de década y los 40 asustan. Ahí están las famosas crisis de los 40 y es que es una edad en la que hay que echar la vista atrás (en realidad es algo que hago cada cumple), hacer recuento de lo vivido y mirar para adelante porque aun nos falta (si todo va bien) al menos la mitad de camino por recorrer. He de decir que yo vengo de una familia longeva y con los avances de la ciencia quién sabe si superaré la centena.


Hasta ahora no era muy consciente de mi envejecimiento, pero este año estoy teniendo señales que me preocupan.

La primera, las canas. No me tiño el pelo y las canas que me han ido apareciendo han sido muy pocas y espaciadas en el tiempo: un par sobre los 20 años, otro par sobre los 30. Sin embargo, desde que estoy en Suiza no hay semana que no me encuentre alguna cana nueva. Hasta ahora tengo la costumbre de arrancármelas, pero a este ritmo voy a llegar a los 40 sin pelos (¡qué visión!) 😱

La segunda señal es el agotamiento continuo. Esto es probablemente culpa de mi sedentarismo y puede que también de mi alimentación. Y desde luego también tiene mucho que ver la intensidad y actividad desbordante de Víctor, que es capaz de agotar física y emocionalmente a cualquiera, palabrita.

Lo del sedentarismo y la alimentación siempre estoy a tiempo de cambiarlo, a mi hijo no. ¡Ah!, se siente, él es así y ya no me lo cambian ni con el ticket.

Estos días estoy leyendo unos cuantos libros interesantes que vienen muy al hilo de todo esto y me gustaría reseñar más adelante (si es que me da la vida).

El primero lo descubrí gracias a un evento al que asistí en Madrid en la clínica Neolife de medicina preventiva antiaging (antienvejecimiento, para que nos entendamos), y se llama "Objetivo Rejuvenecer" de Carmen Giménez-Cuenta, precursora del Coaching Antiaging. En el que nos da las claves para ser jóvenes biológica y mentalmente.

El segundo libro hace tiempo que lo compré, pero hasta ahora no lo había empezado y gracias al curso de  Julio Basulto sobre Baby Led Weaning: "BLW. Alimentación complementaria autorregulada" me han entrado ganas de empezarlo. Se titula "Mamá come sano".

El tercero es una novela-coaching que se llama "Tu segunda vida empieza cuando descubres que sólo tienes una", donde he sacado algunas ideas interesantes que voy a intentar aplicar a mi vida en la manera que me sea posible.

Por si te interesa te dejo los enlaces a los libros que te he comentado en Amazon. Ya sabes que soy afiliada y cualquier compra que realices a través de mis enlaces me reportarán una pequeña comisión y a ti no te supondrá ningún coste adicional.


Mi objetivo es el de llegar a los 40 en mejor forma, más joven, con mejor alimentación y con objetivos claros y definidos.

¿Pido demasiado? En un año te lo contaré ;)
💖Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

👇👇¡No olvides dejar tu comentario! Me hace mucha ilu leerte 😊 👇👇

miércoles, 12 de abril de 2017

Lengua de Signos para bebés

Uno de los primeros post que escribí en el blog fue el de Comunicándome con mi bebé donde contaba mi experiencia con el lenguaje de signos para bebés que utilicé con Víctor. Y es que era una experiencia que me había encantado y que cuento a todos los padres con bebés pequeñitos, animándoles a que lo intenten.

El poder comunicarte con tu hijo antes de que sepa hablar y que sea él quien te diga exactamente lo que quiere, ya sea comer, dormir, bañarse, beber agua, tomar teta... es maravilloso. Creo que nos ayudo a evitar bastantes llantos y frustraciones, por su parte y por la nuestra.

Yo me informé por mi cuenta de cómo enseñarle a mi pequeño, ya que me pareció muy interesante la primera vez que oí hablar de esto. Estuve mirando webs, apps e improvisando con la información que iba sacando de un sitio y de otro.

Ahora la Escuela Bitácoras ha sacado el curso Lengua de Signos para bebés de Ruth Cañadas de Otanana, donde te cuenta cómo funciona, los beneficios, las dificultades y las pautas a seguir, con bastantes herramientas y recursos, para que conozcas y aprendas a signar con tu bebé.


Si tu peque tiene de 6 meses en adelante ya puedes empezar a enseñarle lengua de signos, aunque oiga perfectamente. Te sorprenderá cómo en poco tiempo te contestará con sus manitas y verás cómo avanza con rapidez cuando vea que de esa manera se puede comunicar efectivamente con sus padres aunque aún no sepa hablar correctamente.

Hay niños que con 3 y 4 años todavía tienen ciertas dificultades para que se les entienda y el poder apoyarse en el lenguaje de signos les ayudará con las frustraciones.

Cuando empecé con Víctor yo no tenía ni idea de lengua de signos, así que fui aprendiendo poco a poco, conforme mi peque iba creciendo. No es cuestión de aprenderse el lenguaje de signos adulto, es cuestión de usar las palabras más adecuadas del día a día y de nuestro entorno con los peques que nos vayan a ser de utilidad.

También puedes signar cuentos y canciones, para hacerlo más divertido

Ahora tienes el curso por 34.99€ y con el cupón DESVARIOSDEUNAMADRE tienes 5€ de descuento. Es un curso muy recomendable tanto si lo quieres para tu peque como si lo coges para regalar a otros padres.

¿Conocías la lengua de signos para bebés? ¿Me cuentas tu experiencia con ella?
💖Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

👇👇¡No olvides dejar tu comentario! Me hace mucha ilu leerte 😊 👇👇

domingo, 9 de abril de 2017

50 meses de lactancia. Lactancia sin fecha de caducidad

Este post lo voy a escribir para desmontar mitos sobre la lactancia con niños mayorcitos. También para contar nuestra experiencia durante éste tiempo y para que sepas que la lactancia no tiene por qué acabar a los 6 meses o a los 2 años, la lactancia no tiene fecha de caducidad.

Estas son las frases que he oído en estos 50 meses que llevamos de lactancia y que voy a desmontar con mi experiencia:

Con dientes ya no puede tomar teta:

Algunas personas se extrañan cuando ven a niños que tienen dientes tomando teta. Piensan que por alguna razón es incompatible, que si tienen dientes se clavarán en el pecho y será doloroso. Sí que es verdad que al principio cuando le salen los dientes están los bebés en una fase de querer morderlo todo, pero se les enseña que la teta no se muerde y enseguida lo aprenden. También es cierto que hay que tener cuidado si se quedan dormidos con la teta en la boca porque pueden cerrar los dientes inconscientemente, pero lo que hago es pedirle que abra la boca cuando veo que se duerme o sacar con cuidado yo misma el pezón y así ya no hay problemas. Por lo demás tranquila, que no van a confundir tu pecho con una hamburguesa.


Si toma teta no querrá tomar otros alimentos:

Cuando empiezan la alimentación complementaria, hay gente (entre ellos algún pediatra y enfermera) que no entiende ese concepto de complementario. Y es que lo que realmente alimenta, lo que más grasas y nutrientes le va a aportar al bebé, es la leche. No hay que dejar de dar el pecho para que pruebe otros alimentos, los va a querer probar de todas formas porque nos va a ver comer a los demás y porque son divertidos, son de distintos colores, sabores, olores, texturas y les llaman la atención. Una vez, creo que fue yendo en metro, una señora me preguntó algo preocupada que si mi hijo tomaba otros alimentos además de la teta... mi hijo tenía 2 años, ¡claro que comía otras cosas!


Te usa de chupete:

Aquí hay un error de base, y es que ¿qué existió primero la teta o el chupete? Que yo sepa el chupete se inventó para calmar a los bebés en ausencia de la teta. Los bebés (y los niños) no usan las tetas como si fueran chupetes, es más bien al revés.

La teta, además de para alimentarles, también sirve para calmarles, les da seguridad, incluso les ayuda a dormir.


Se acaba la leche:

También ha habido mucha gente que me ha preguntado "¿Todavía tienes leche?". Pues sí, mientras le siga dando el pecho a mi hijo seguiré teniendo leche. Por no pasarme de lista con este tema, alguna vez le he preguntado a mi hijo, ¿sale leche, no? y me confirma que sí.

No hay duda, la leche no se acaba. Yo a Víctor siempre le digo que la teta es mágica y mientras siga tomando teta saldrá leche.


Eso no alimenta, sólo es agua:

La leche de una madre se adapta a la edad y a las necesidades de su hijo. No es lo mismo la leche de un recién nacido, que la leche de un bebé de 4 meses, ni que la leche de un niño de 2 o 4 años... Se va adaptando, pero desde luego nunca, nunca será agua. Al revés, cuanto más mayores son los niños más alimenta la leche, ya que los niños mayores gastan más energías que los pequeños.

Cuando los niños o adultos toman leche de vaca (que en realidad es más adecuada para un ternero que para un niño) ¿se sabe cuánto tiempo lleva dando leche esa vaca? ¿acaso esa leche sí alimenta y la que produzco yo para mi hijo no?

Además mi leche no le aporta sólo nutrientes, también le aporta células inmunitarias... ¡si hasta se está viendo que la leche materna podría curar el cáncer en adultos! (según recientes estudios en la universidad de Lund, en Suecia).


No se pueden tomar medicamentos si se está dando el pecho:

Ya escribí un post sobre este tema. Por precaución, muchos médicos te dicen que suspendas la lactancia si vas a tomar medicamentos, pero en realidad son muy pocos los medicamentos que podrían perjudicar a los bebés a través de la leche. Si tienes alguna duda siempre puedes consultar en e-lactancia.org para ver si el medicamento es compatible o no. Yo no sólo la consulto, también informo de su existencia a todos los médicos que me han dicho que no puedo tomar tal medicamento o tal otro. ¡Muchos ni conocen esta web!


Si dejas de dar el pecho durante unos días se acaba la lactancia:

No sé cuanto tiempo tiene que pasar desde que se deja de dar el pecho hasta que se acabe la lactancia, pero yo he estado una semana sin dar el pecho a mi hijo y cuando volvió a tomar seguía saliendo leche. Y tengo una amiga que ha estado casi un mes porque el peque no le pedía y luego ha continuado con su lactancia. También sé de casos extremos (en países del tercer mundo) en los que por problemas de salud de la madre, o fallecimiento, las abuelas (¡sí, las abuelas!) se han hecho cargo de la lactancia de los bebés por subsistencia, en donde el agua potable es escasa y sin lactancia materna los bebes tienen pocas posibilidades de salir adelante. Lo dicho, la teta es mágica.

Los niños grandecitos que tomen teta pueden tener problemas emocionales o desviaciones sexuales:

A ver, en este caso, ya que yo no soy psicóloga, voy a poner un vídeo de un psicólogo que me encanta, Alberto Soler, al que puedes seguir en su canal de YouTube con sus Píldoras de psicología. Una de esas píldoras la dedicó precisamente a la lactancia materna "prolongada" (el vídeo dura poco más de 4 minutos).



Irá a la universidad y seguirá tomando teta:

Pues tampoco, el destete natural en un niño (o niña) suele ocurrir entre los dos años y medio y los siete años

Cuando los niños crecen irremediablemente se van separando de los padres y se van haciendo más independientes. Ya no dejan que les lleves de la mano por la calle, ni te dejan que les des besos delante de sus amigos. 

Todo tiene su fin, pero no hay fecha establecida. La lactancia materna no acaba a los 6 meses, ni a los 2 años. La lactancia acabará cuando tenga que acabar. Cuando la madre o el niño quieran.


50 meses de lactancia llevamos ya y seguimos sin fecha de caducidad.
💖Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

👇👇¡No olvides dejar tu comentario! Me hace mucha ilu leerte 😊 👇👇

jueves, 6 de abril de 2017

Por favor y cuando puedas. Enseñarle a esperar

Esta frase de "Por favor y cuando puedas" ya la usaban mis suegros con sus hijos cuando eran más pequeños. Y es que eran familia numerosa y con tantos niños como eran no se podía atender a las necesidades de todos de inmediato.

Los niños cuando quieren algo lo quieren, a ser posible, ya mismo, y no siempre es posible esa inmediatez. A veces se está atendiendo a otro hijo que te ha reclamado con anterioridad, o se está cocinando algo y tienes que estar pendiente de que no se queme, o estás en el baño... En fin mil situaciones se pueden dar en las que no puedes estar ahí, en ese mismísimo momento, atendiendo las peticiones de tu retoño.

Y es que hay niños que pueden ser muy exigentes y muy impacientes... Y ya ni te cuento si estamos hablando de un niño de "alta demanda".

Así que cuando me enteré que mis suegros usaban esta frase no dudé en ponerla en práctica en casa. Pero no caló mucho, o igual es que Víctor era muy pequeño (tendría 2 añitos). El caso es que la teníamos casi olvidada y hace poco se me ocurrió volver a usarla. ¡Ha sido un éxito! Parece que con 4 años funciona bastante mejor.

Lo de enseñarle a esperar a ser atendido ya hace mucho que lo hacíamos. Lo aplicábamos a la hora de las comidas. Le decíamos, "Ahora me voy a sentar a desayunar/comer/merendar/cenar, si quieres algo pídemelo antes de que me siente o si no te tendrás que esperar a que termine para levantarme y atenderte". Es importante avisar antes de sentarnos, así no se siente desatendido o despreciado.

Esto lo he hecho no sólo para enseñarle a ser paciente, también lo hago por respeto a mi misma, ya que era capaz de levantarme 20 veces todos los días a la hora del desayuno para atender las peticiones de mi hijo. "Tengo que ir al baño, acompáñame", "dame una pajita para la leche", "tráeme un juguete", "súbeme a la silla" además de que la mayoría de estas cosas (todas, más bien) las sabe hacer él solito. Con lo que yo me agobiaba, me agotaba y se me enfriaba el té del desayuno. Era mucho estrés para mí y al final acababa siempre de mal humor, porque encima si no le atendía en el momento era un drama de gritos y lloros.

"No hay tiempo, no hay tiempo, ¡lo quiero YAAAAA!"

Con la norma de esperar a terminar de comer, me liberé de estos malos ratos en las comidas, pero acabadas las comidas volvían las prisas y las exigencias, con lo que nos ha venido muy bien aplicar esta frase de "Por favor y cuando puedas".

Ahora cuando me pide las cosas le atiendo en el momento si puedo, pero si no puedo le digo, "Mira cariño, estoy haciendo esto, cuando termine voy y te llevo lo que me pides".

Desde luego si es algo urgente dejo lo que estoy haciendo por ayudarle, pero no suelen haber urgencias reales en la mayoría de las peticiones que me hace.

Esto, como todas las nuevas rutinas con los niños, no funciona de un día para otro, ni siquiera de un mes para otro. Requiere su tiempo, pero se notan cambios desde los primeros días. Es importante ser constante y mantenerse firme. También es importante predicar con el ejemplo y pedirle a él las cosas "Por favor y cuando puedas".

¿Tu peque es capaz de esperar cuando quiere algo? ¿Me cuentas cómo lo has gestionado tú?
💖Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

👇👇¡No olvides dejar tu comentario! Me hace mucha ilu leerte 😊 👇👇

lunes, 3 de abril de 2017

La Biblioteca de Víctor: Papá está conectado

Ya te comenté en mi anterior post que tengo un montón de cuentos pendientes de reseñar. Uno de ellos lo reservé para regalarlo el Día del padre y es el de "Papá está conectado". Ya que me parece que es un tema que en esta casa nos afecta mucho, al padre, a la madre y también al hijo. Estamos todos demasiado conectados y hay que ser conscientes de ello para tomar medidas y poco a poco ir mejorando en este aspecto.


Este cuento es muy simpático y tiene muchos guiños friki-tecnológicos, empezando por las primeras páginas donde salen un montón de pececillos con simbología y palabras que se usan en internet, como un pez cuya aleta es el simbólo de "me gusta" (el pulgar hacia arriba) de Facebook, otro que en vez de ojo tiene un ordenador, otros peces con arrobas como ojos...


Con estos dibujos ya se ganaron al padre de la criatura, que fue el encargado de leer el cuento en su día.

La historia está contada desde la perspectiva del hijo pingüino, cuyo padre está siempre pendiente de su portátil. La mamá pingüino está también preocupada y algo enfadada con la situación.

Esa mirada de la madre, que lo dice todo.
El niño se da cuenta de que eso no es normal, ya que su padre hace más caso a su portátil que a él y a sus amigos eso no les pasa. Pero un día ocurre algo muy gordo, ¡no funciona la conexión! Y papá pingüino se queda sin internet.

La mamá pingüino en el fondo se alegra de que se haya quedado sin conexión.

Papá pingüino sale para conseguir conexión y se mete en un problemón al estar más atento a su portátil que a donde pisa. La madre y el hijo esperan pacientemente a que el padre consiga salir del problema y al final el padre se da cuenta de que hay vida más allá de internet y que además es muy divertida ¡y se lo estaba perdiendo!

Es un cuento que nos ha gustado mucho y con el que se puede hablar con los peques sobre el problema de estar tan pegado a los ordenadores, tablets o smartphones, que es algo que personalmente me preocupa mucho.

¿En casa también estáis conectados? ¿Cómo abordáis el problema con los peques?
💖Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

👇👇¡No olvides dejar tu comentario! Me hace mucha ilu leerte 😊 👇👇
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...