sábado, 29 de octubre de 2016

Halloween songs (canciones en inglés para peques)

Octubre es el mes de Halloween, aunque el día que se celebra es el 31 de octubre. Nosotros este año vamos a pasar estas fechas en Londres (ya te contaré más adelante qué tal nos ha ido), es un viaje que teníamos planeado desde hacía meses y ha coincidido con Halloween.

Como no se me dan bien las manualidades, la decoración, la cocina, ni la costura (los disfraces los compro siempre en las tiendas -y siempre a última hora-), sobrevivimos a estas festividades como podemos. Lo que sí que hago (y no me cuesta nada) es buscar canciones para estos días, y ya que estamos las busco en inglés y de paso practicamos un poco la pronunciación.

Imagen sacada de http://supersimplelearning.com

Desde mi canal de YouTube de Desvaríos de una Madre he creado esta lista de reproducción de canciones de Halloween de Super Simple Songs (que hace años que escuchamos con Víctor). Con estas canciones de dibujos tan simpáticos practicamos el vocabulario de Halloween en inglés.


¿Y vosotros cómo celebráis Halloween?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

miércoles, 26 de octubre de 2016

La mamá tiene que hacer un recado

Unas de las características de los bebés/niños de alta demanda es que son muy absorbentes, necesitan el contacto físico (de las personas de apego), son muy sensibles a la separación y muy demandantes, con lo que salir de casa y dejarles con otras personas (incluso aunque sea con su padre) se hace muchas veces complicado.

Nosotros en casa utilizamos la expresión "Salir a hacer un recado" ya sea para ir a comprar sin él, ir a la peluquería, ir a un evento de Madresfera, al cine o incluso cuando le dejamos un fin de semana con los abuelos para tener un fin de semana de novios (de vez en cuando va bien dedicar tiempo a la pareja).

Al principio eran siempre lloros, rabietas y ponerse imposible, pero iba bien que se quedase con su padre y así tener esos momentos padre e hijo. Con el padre hace planes que con la mamá no hace, como ver pelis en la tele mientras comen palomitas. Con los abuelos hacen planes que con los papás no hacen, como salir a pasear y conocer Madrid, tomar gusanitos, galletas con chocolate, helados, patatas fritas... etc.


Así que al final lo de salir a hacer recados ya no lo asocia solo a "mamá no va a estar en casa conmigo" o "los papás me van a dejar solo" también lo asocia a "vamos a hacer planes diferentes y divertidos".

Además algunas veces cuando vuelvo a casa le llevo algo (sobre todo cuando he ido a algún evento de Madresfera), algún detallito que nos dan, un cuento, un muñequito, una piruleta, un globo... Con lo que el recibimiento a la vuelta es "¿Me has traído algo?", aunque no siempre le traiga cosas o lo que le traiga no sea muy interesante para él, pero el hecho de que sea sorpresa ya es emocionante.


Tanto es así que muchas tardes Víctor me pregunta "¿Hoy no tienes que salir a hacer un recado?".

¿Cómo lleva tu peque que salgas de casa sin él?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

domingo, 23 de octubre de 2016

La Biblioteca de Víctor: La rana Ramona

Probablemente ya conoces el cuento del pollo Pepe. Tiene mucho éxito entre los más pequeños de la casa, por su colorido, su sencillez y sus pop-ups. Ahora conocemos a una de las amigas del pollo Pepe: La rana Ramona.


Ésta pequeña ranita es una glotona. En el cuento descubriremos cuál es su comida favorita y cómo la atrapa con su enorme lengua... y al final del libro hay una sorpresa. 

Es un cuento para niños de 3 años, ya que al contener pop-ups si lo cogen los niños más pequeños el libro no durará entero ni un día y leerles el cuento sin darles la opción de tocarlo es muy frustrante para los peques (o al menos lo era para Víctor cuando era más pequeño).


Víctor ya conocía al pollo Pepe porque se lo han leído varias veces en el guardería y como le gustaba mucho sabía que su amiga Ramona también le iba a encantar. Los pop-ups de sus ojos, sus piernas y su larga lengua son muy simpáticos y entretenidos.

¿Conocías al pollo Pepe y a sus amiguitos?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

jueves, 20 de octubre de 2016

Los bebés lloran, los niños pegan

Al poco de empezar Víctor el colegio, empezó a tener problemas con otro niño de su edad. Por suerte no iba a su misma clase, pero cuando se juntaban en el comedor o en el recreo este niño se enzarzaba con Víctor.

Por lo que me contaba Víctor (en estas situaciones sólo tenía su versión) en cuanto discutían por algún juguete, cosa bastante frecuente con 3 años, el otro niño se enganchaba y le arañaba toda la cara. Bueno, la cara, el cuello y lo que pillaba.


Los monitores del patio o del comedor no se enteraban en el momento, o no llegaban a tiempo y el destrozo ya estaba hecho.

Fueron unos días malos porque le pasó 3 días seguidos y siempre con el mismo niño.

Hable con su profesora y con las monitoras del comedor que me comentaron que ese niño en concreto estaba teniendo problemas con otros niños, vamos, que se enganchaba con casi todos y en este caso le había tocado a Víctor. Los padres del niño ya estaban avisados y en el colegio empezaron a vigilar y controlar más para evitar más problemas.

Víctor nunca ha pegado a nadie y tampoco sabe defenderse. Cuando le atacan grita y se queja pero poco más. Le expliqué que en esas situaciones lo que tiene que hacer es separarse del niño que le esté pegando y contárselo a la profesora o monitora que esté con ellos.

También le tuve que explicar porqué ese niño se portaba así.

En realidad no sé cómo será la situación de ese niño en su casa, cómo lo gestionarán sus padres, si tiene problemas en la familia o si sus padres no saben cómo solucionarlo, pero mi hijo no entendía porque se portaba así con él (y yo tampoco) así que le dí una explicación que le dejó bastante tranquilo.


Los bebés lloran, los niños pegan

A Víctor le he explicado cientos de veces que los bebés como no saben hablar ni comunicarse de otra manera cuando quieren algo lo único que pueden hacer es llorar. Si tienen hambre lloran, si tienen sueño lloran, si se han hecho caca, cuando quieren estar en brazos... lloran porque no saben pedir las cosas de otra manera. Cuando los bebés crecen aprender a hablar y a gestionar sus emociones, pero eso también cuesta.

Le expliqué que a este niño le faltaba algo de madurez, que igual no sabía expresarse bien con las palabras o que no tenía mucho control con sus emociones y cuando quería algo y se frustraba porque no lo conseguía con las palabras, pegaba y usaba las uñas. De esta manera veía que conseguía lo que quería, por la fuerza, y por eso seguía haciéndolo así en vez de pedir los juguetes o conformarse con esperar su turno para jugar.

No todos los niños son así pero hay algunos que no saben expresar su frustración de otra manera y al igual que lloran cuando son bebés, cuando crecen pero todavía no han madurado siguen sin saber expresarse bien con las palabras y pegan.

Por suerte después de estos episodios y de hablar varias veces con el colegio la cosa se tranquilizó. No ha vuelto a tener problemas y este niño ahora parece que pega menos.

A Víctor esos días le costaba entrar en el colegio, lloraba y no quería ir a clase, cuando las semanas anteriores no había llorado nada, pero poco a poco volvió a entrar contento al colegio. Aunque yo no le preguntase él me decía "Hoy no me ha pegado este niño".

Ahora el tema ya está olvidado, ya no le quedan señales en la cara y Víctor vuelve a entrar bien al colegio. Estoy contenta porque el colegio lo ha sabido gestionar bien y porque Víctor ha comprendido la situación y no ha cogido miedo.

¿Habéis vivido una situación parecida con vuestros peques? ¿Cómo lo habéis solucionado?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

lunes, 17 de octubre de 2016

¿Qué música le pones a tu peque? (Sorteo finalizado)

A los peques les encanta la música y bailar, desde muy bebés, por eso creo que es muy importante que desde pequeñitos les pongamos música. Soy partidaria de que escuchen todo tipo de música, sobre todo la que escuchan sus padres para poder compartir así gustos musicales y que no escuche sólo música de bebés (o del tipo de los Cantajuegos).

Nestlé Bebé con la colaboración de Spotify han creado la web nestlebebe-spotify.es para poder crear una playlist personalizada y poder disfrutarla vía Bluetooth con este curioso altavoz.


Tiene forma de simpática seta, en la parte de arriba está el botón de encendido, pausa, play y también funciona para contestar el teléfono (cuando está emparejado con el Bluetooth del móvil) porque tiene micro incorporado. Los ojitos sirven para controlar el volumen o cambiar de pista. A pesar de ser chiquitito es muy potente.

¿Te gusta? pues te cuento cómo hacer una Playlist para participar en el sorteo de un altavoz.

Sólo tienes que crear tu propia lista para tu bebé en la web nestlebebe-spotify.es, para eso escribes su nombre (lo de poner la foto es opcional), seleccionas su edad y cual de las opciones quieres: comer, el baño, jugar o la siesta. 

Puedes poner la foto de tu hijo (si quieres), su nombre y edad
Después seleccionas que tipo de playlist prefieres y le das al botón naranja
Se puede escuchar una muestra de las canciones en esta web o redirigirse a Spotify para escucharlas enteras. Si emparejas el ordenador, el móvil o la tablet con el altavoz se reproducirá por ahí.

Puedes participar de 3 formas distintas:

1) Una vez tengas la playlist creada haz un pantallazo y publícalo en Instagram (la cuenta tiene que ser pública para que yo lo pueda ver) mencionando mi cuenta (@desvariosdeunamadre) y diciendo que participas en el sorteo.

Ejemplo de pantallazo de la playlist para participar en el sorteo

2) Como comentario al post del sorteo en Facebook poniendo el pantallazo que has hecho.

3) O poniendo el enlace de la playlist que has creado (con botón derecho del ratón sobre el botón naranja y copiar dirección de enlace) en el post de Facebook.

Sólo una participación por persona, así que elige la manera en la que prefieres participar.

Y no te olvides de rellenar éste formulario:



Podrás participar en el sorteo hasta el próximo domingo 6 de noviembre. El sorteo será para envíos a España. En cuanto salga el ganador lo notificaré por aquí, en el post de Facebook del sorteo, en mi cuenta de Instagram y al email del ganador. Sólo habrá un ganador, si no contesta a los 3 días de publicar su nombre volveré a realizar el sorteo.

Si te toca el sorteo, el altavoz lo puedes usar para escuchar cualquier tipo de música que pongas, con cualquier lista del tipo de música que te apetezca, ¡faltaría más! :D

Ganadora del sorteo:




¡A disfrutar de la música con tu peque!
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

viernes, 14 de octubre de 2016

La Biblioteca de Víctor: Pip y Posy Una rana para dormir

Sobre los 2 o 3 años los niños empiezan a hacer amistades entre sí. Ya no juegan solos, ni al lado de otros niños, empiezan a jugar con los amigos y a tener preferencias de con quién les gusta jugar y con quién no. Cada vez más mi hijo me dice que invite a tal niño o tal otro a nuestra casa, y cuando conozco a las madres (y tengo confianza) lo hago, vienen a casa o vamos a la de su amigo y se dejan sus juguetes para jugar juntos.


Éste cuento que nos ha llegado a través de Boolino se llama "Pip y Posy Una rana para dormir" y habla de cómo Posy va a pasar la noche en casa de su amigo Pip. Posy está muy ilusionada y juega con su amigo, pero cuando llega la hora de dormir se da cuenta de que ¡se ha olvidado de su ranita de peluche! Entre los dos amigos hallan la solución para que se le pase el disgusto a Posy.

Posy y Pip cenando después de jugar a "Piratas en el hospital"

Éste cuento trata la amistad entre una ratoncita y un conejito y de cómo a veces haciendo un pequeño sacrificio podemos ayudar a que nuestros amigos se encuentren mejor. También es interesante porque habla de las rutinas de la noche: jugar, cenar, bañarse, cepillarse los dientes, leer un cuento e irse a la cama. Con lo que es un cuento ideal para leer a la hora de dormir.

Los amigos leyendo un cuento antes de irse a dormir.

Es un cuento de tapa dura y 32 páginas para niños entre 0 y 3 años. A Víctor y a mí nos ha encantado.

¿A tu peque también le gusta invitar a sus amigos a casa?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

martes, 11 de octubre de 2016

La importancia del juego en los niños

Lo que más me gusta de las tardes después del cole es ver a Víctor jugar con sus juguetes. Crea mil historias, desarrolla el lenguaje repitiendo vocabulario que ha ido aprendiendo durante el día, deja volar su imaginación, descubre lo que se puede hacer y lo que no y, por supuesto, se divierte mucho.


La semana pasada nos invitaron a un taller de estimulación y juego temprano en Imaginarium. Ya estuvimos en esa tienda hace un año y Víctor se lo pasó genial, así que se alegró muchísimo cuando le dije que íbamos a volver.

Todos los peques lo pasaron genial con los juguetes de Imaginarium
El taller lo dieron Elizabeth Fodor y Montserrat Morán, autoras de la colección de libros "Todo un mundo..." que nos explicaron la importancia de los juegos en los niños desde que son bebés. Y es que el trabajo más importante de los niños es jugar y con lo que van a aprender más cosas es jugando.

También reivindicaron el jugar más con juguetes y menos con tablets o móviles, ya que con las pantallas no pueden descubrir, tocar e interactuar tanto como con los juguetes. Los bebés se quedan absortos, sin sentir lo que pasa a su alrededor, en cambio con los juguetes se estimulan sus sentidos y su coordinación.


A través del taller fuimos descubriendo las novedades en juguetes para bebés desde los 0 a los 36 meses. De todos los juguetes que vimos estos fueron los que más nos gustaron a Víctor y a mí.


Para el primer año el sonajero Claki Kiko Nico: lo usan a partir de los 3 meses. Fue uno de los primeros juguetes que le regalaron a Víctor (no era exactamente éste, pero uno muy parecido de Kiko Nico), lo usó mucho tiempo.

A partir de los 8 meses cuando ya se sientan y empiezan a desplacarse les va a encantar la Activity Spin Tower. Fomenta la concentración y los movimientos oculares ya que las piezas van bajando por el soporte dando vueltas. Es muy entretenido, Víctor estuvo un buen rato jugando con él.

Cuando empieza a dar sus primeros pasos va muy bien un correpasillos como el Natural Diver Pasitos. Está diseñado para no volcar y tiene un montón de actividades. Estos centros de actividades a Víctor le vuelven loco.

Cuando los peques son mayores, a parir del tercer año se va perfeccionando el juego simbólico. Este Parking beep-beep se convirtió en el juguete favorito de Víctor esa tarde. Le encantan los coches y las pistas y con este parking se podían hacer pistas uniendo piezas en forma de puzzles.

Por último el juguete Natural count 123, es un juguete que crece con los peques y puede usar a partir de los 14-15 meses. Primero se entretendrá colocando las anillas en la base. Más adelante, con 3 años, empezará a interesarse por los números y verá las piezas que caben en uno y otro palo, las cantidades, los volúmenes...

Lo importante a la hora del juego es dejar que los peques se diviertan a su manera, sin que los padres les dirijamos ni les expliquemos cómo se usa un juguete y cómo hay que jugar con él. Por esto mismo también es importante fijarse en la edad recomendada de cada juguete. Muchas veces nos empeñamos en comprarles juguetes que son para niños más mayores y ahí llegan las frustraciones o simplemente no les llaman la atención y al poco tiempo les aburren.

Ya estamos haciendo una lista de juguetes para pedir a los Reyes Magos y estos talleres me ayudan a ver qué es lo que más le llama la atención a Víctor y con qué juguetes juega más. Ahora ya lo tengo claro ;)

¿Con qué juguetes disfruta más tu peque? ¿ya sabes lo que le vas a comprar para Navidad?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

sábado, 8 de octubre de 2016

La Biblioteca de Víctor: Mi pequeña historia del mundo

Este es uno de esos libros que enamoran y como creo que las imágenes hablan por sí solas, te pongo unas ilustraciones para que te hagas una idea.


Mi pequeña historia del mundo trata de la historia del mundo desde la prehistoria hasta nuestros días y va dirigido a niños a partir de los 7 años (aunque yo ya se lo estoy leyendo a Víctor).

Agrupa miles de millones de años en siete grandes periodos de la historia:
La Prehistoria, la Edad Antigua, el Renacimiento, la Edad Moderna, la Edad Contemporánea y los siglos XX y XXI.

Con grandes y coloridas ilustraciones y frases cortas y amenas que hacen que sea sencillo de leer y entender.


Es un libro ideal para iniciarse en la historia de la humanidad. Tiene mapas repletos de detalles y datos cronológicos y geográficos que abarcan los grandes períodos históricos en los cinco continentes.  Incluye algunos personajes e inventos claves de la humanidad e imágenes desplegables.


A nuestros peques se les despertará la curiosidad por aprender sobre la historia y seguro que les resulta más ameno cuando les toque aprenderla en detalle en el colegio.


¿Cómo lleva tu peque esta asignatura?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

miércoles, 5 de octubre de 2016

La necesidad de unos buenos hábitos al volante

Este curso escolar he decidido no usar el coche para llevar a mi hijo al colegio. El colegio está bastante lejos de casa, para ir andando es una caminata muy larga y además por sitios donde el acceso con sillita es complicado. Podría ir en coche, pero es una zona de oficinas y hay pocas plazas para aparcar con lo que nunca hay sitio donde dejar el coche correctamente y para aparcarlo mal y estar nerviosa prefiero no llevarlo. Por suerte tenemos el metro cerca y con eso nos apañamos.

Entiendo que haya padres que del colegio se tengan que ir al trabajo y necesiten llevar el coche (y aparcar como puedan), pero no es mi caso, así que prefiero usar el transporte público a entorpecer la circulación con el coche.

La semana pasada asistí al I Estudio de “Hábitos de seguridad vial de padres e hijos en el coche” de Midas. Este estudio está realizado para concienciar a los padres sobre una buena actitud cívica al volante y sobre el buen uso de los sistemas de retención infantil.


El estudio realizado por Midas a través de su plataforma Bebé Seguro, en colaboración con Ipsos y la Asociación Nacional de Seguridad Infantil, destaca que en muchas ocasiones son los hijos los que delatan el comportamiento de sus padres durante la conducción.

Este estudio se ha llevado a cabo a través de una muestra de 1.500 personas; 750 encuestas realizadas a padres (de 25 a 54 años) y a hijos (de 5 a 12 años), cuyos progenitores son conductores habituales de coche.

  • El 53% de los menores, de entre 5 y 12 años, considera que sus padres se despistan al volante para atenderles cuando están conduciendo. En cambio, sólo el 2% de los adultos reconoce llevar a cabo esta práctica cuando se encuentran al volante, por lo que padres e hijos no se ponen de acuerdo a la hora de confesar sus hábitos de comportamiento en el coche.
  • En lo que se refiere a la velocidad al volante, el estudio refleja también que esta es percibida de forma diferente entre padres e hijos. Los menores de 5 a 12 años consideran, en un 11%, que los adultos conducen “deprisa” cuando viajan en el vehículo con ellos, mientras que solo el 7% de los adultos reconoce conducir por encima de la velocidad permitida cuando viaja con sus hijos.
  • Cuando son preguntados por el uso del móvil al volante un 17% asegura que su padre o madre habla por teléfono cuando conduce. Sin embargo, y pese a su corta edad, son conscientes de que se trata de una práctica errónea al volante y casi 4 de cada 10 (37%) destaca que sus padres lo utilizan cuando el vehículo está parado. 
  • De los niños que van al centro escolar en coche con su padre y/o madre, casi la mitad (44%) reconoce que sus padres aparcan el vehículo en frente, al lado de otros coches de forma poca ortodoxa. Por su parte, el 55% afirma que sus padres buscan aparcamiento lejos del colegio.
En el estudio no se preguntó sobre los sistemas de retención ACM, pero sí se observó que muchos niños se ponían el cinturón de seguridad ellos solos (con el peligro de que no lo aseguren correctamente). Otra de las cosas que me llamó la atención es que los niños a partir del 1'35m ya no necesitan una silla infantil y sin embargo los cinturones de seguridad del coche están hechos para ser usados por personas de más de 1'50m con lo que hay un margen que no está cubierto por la ley donde los cinturones no se ajustan adecuadamente a los niños pudiéndoles causar daños físicos en caso de accidente.


Lo que tenemos que sacar de este estudio es que los niños necesitan modelos de autoprotección y seguridad vial, el “hoy vale porque es la hora de entrada o salida, o cruzamos por zonas no seguras porque tengo prisa” son incoherencias que ponen en riesgo la seguridad de nuestros hijos y la del resto de niños, incidiendo negativamente en sus primeros pasos como peatones en el presente y en su futuro como conductores cuando sean adultos.

Esta es una discusión que tengo mucho con amigos y familiares. Están acostumbrados a cruzar por donde les va bien, aún habiendo pasos de peatones a 5 o 10 metros. Si van solos, pues es su vida la que arriesgan, pero si vamos con Víctor le estamos enseñando a poner en peligro su vida, a que no pasa nada por cruzar mal... y pasa, sobre todo si eres un niño y no eres consciente del peligro y los coches no te ven bien porque es difícil ver a un niño cuando aparece por en medio de otros coches. 

Los niños nos imitan en todo, somos sus modelos y debemos enseñarles adecuadamente la seguridad vial y cómo se conduce correctamente. Si yo voy por la ciudad a 70km/h o por la autopista a 150km/h ¿qué puedo esperar que haga mi hijo en cuanto se saque el carnet de conducir? ¿respetará las normas o hará como siempre ha visto hacer a sus padres?

Yo estoy tranquila porque con mi ejemplo le enseño cómo debe comportarse en el futuro.
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

domingo, 2 de octubre de 2016

Probamos los nuevos Iogolino Suave y Cremoso

Igual te has fijado que hace días que tengo la insignia de Super Mami Bloguera, y es que Nestlé Bebé nos da la oportunidad a varias mamás blogueras de probar sus productos y que así podamos dar nuestra opinión sobre ellos.

Me declaro totalmente adicta a las tabletas de chocolate con leche de Nestlé (guiño, guiño) pero entiendo que de eso no me van a mandar, al menos de momento (ya sabes, la esperanza es lo último que se pierde).

Lo que sí que me mandaron fue un montón de productos de Nestlé Bebé para bebés y niños pequeños, entre ellos los nuevos Iogolino Suave y Cremoso. Nos van a venir estupendamente ya que en el cole no tengo muy claro si aconsejan y obligan a que los peques lleven lácteos un día a la semana. Víctor no es muy fan de los yogures, pero ha ido a temporadas, durante meses los devoraba a todas horas.


Ahora como va a ver a otros peques almorzar lo mismo que él igual se anima de nuevo. Iré intercalando días de yogures líquidos, con días de yogures de cuchara y días en los que lleve briks pequeños de leche. Como la leche la toma genial en casa, los primeros meses se llevará sólo los yogures. No es cuestión de obligarle, yo NUNCA le obligo a comer y creo que en el cole tampoco lo hacen (o al menos eso tengo entendido), es cuestión de que si lo lleva con él y ve a los demás a lo mejor les vuelve a coger afición... y si no se lo come pues ese día comerá más o merendará mejor.

Los nuevos Iogolino Suave y Cremoso los pueden tomar a partir de 6 y 8 meses, no necesitan frío ni tienen conservantes y llevan Calcio, Magnesio y Zinc. Los colores de los envases son muy llamativos, aunque Víctor rechaza los yogures en cuanto los vio se lanzó a por los de fresa y frambuesa que tienen el envase rojo. Los de plátano y melocotón también tienen un envase vistoso de color amarillo (y los dibus de las tapas son adorables).


Espero que al final Víctor se vuelva a aficionar a los yogures, a sus amiguitos del cole ya les he dado unos pocos de los que me han dado en Nestlé Bebé para que los prueben también.

¿Qué lácteos les gustan más a tus peques? ¿Qué se suelen llevar a la hora del almuerzo del cole?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...