miércoles, 7 de diciembre de 2016

Afición a los libros desde muy pequeñito

Siempre he querido inculcarle a Víctor la afición a los libros, aunque durante los 2 primeros años lo dejamos por imposible. Me frustraba un montón querer leerle un cuento y no conseguirlo, así que dejamos de intentarlo y los libros los tenía sólo para mordisquearlos y destrozarlos, ya os contaba que Mi hijo devora los libros.

Cambiamos de estrategia y en vez de abrir los cuentos para leérselos, simplemente le contábamos los cuentos de toda la vida (los que nos sabíamos de memoria): Pedro y el lobo, Los tres cerditos, Caperucita roja... Lo hacíamos siempre en la cama, antes de la siesta o antes de dormir por la noche. Le fascinaba que le contasemos cuentos y nos pedía que se los contásemos una y otra vez.

Como ya habíamos cogido la rutina de los cuentos nocturnos y prestaba más atención, sobre los 3 años pasamos a leérselos y le encantó. Desde hace un año todas las noches le leemos cuentos y, depende de la hora que es (a veces se duerme realmente tarde), le dejamos que elija uno, dos o tres cuentos.


Aunque tiene muchos cuentos, todos los hemos leído un montón de veces, tanto es así que muchas veces empiezamos las frases y las termina él e incluso hay veces que coge Víctor los cuentos y los "lee" enteros él solito (las imágenes le ayudan también a recordar la historia).

Es verdad que sus padres en casa leemos cada vez menos libros en papel y los leemos más digitales y eso es una pena porque al final no ve que estamos leyendo, simplemente ve que estamos con el móvil o la tablet con los que se puede hacer tantas otras cosas además de leer libros. De todas maneras yo cuando leo algún libro se lo digo "Me voy al sofá un ratito a leer".

También le hablo de las ventajas de saber leer, aunque ahora lo ve más como una desventaja, ya que si lee él por su cuenta es una cosa menos que podrá hacer junto a sus padres. Así que se lo planteo sólo en momentos en los que puede ser una ventaja para él, en cosas en las que le ayudaría a tener autonomía. No tengo prisa para que aprenda a leer, aún no tiene 4 años y no le están enseñando en el cole. pero desde hace mucho tiempo que tiene interés por las palabras y siempre que ve algo escrito por la calle me pide que se lo lea.

Los libros jamás los tiene que ver como algo obligatorio, siempre como algo que le apetezca a él. Creo que eso es lo principal para que coja afición a los libros: nunca forzarle. Por mi parte lo tengo clarísimo, a ver ahora como se gestiona eso en su colegio en los próximos años.

¿y tú cómo fomentas la afición a los libros en casa?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

2 comentarios:

  1. A mí me preocupa un poco lo de los libros electronicis. Cuando me ven leer es en el móvil y eso puede darles una idea equivocada. Me da rabia, pero el ahorro es significativo. A veces leo papel, pero suele ser cuando ellos estan durmiendo. Creo que no les doy muy buen ejemplo 😣

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es que cada vez se lee menos en papel, es algo que los peques lo van a notar, así que espero que todos sepamos adaptarnos a los que nos va a tocar vivir.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...