martes, 20 de septiembre de 2016

Los niños y el paso del tiempo

Para los niños es muy difícil situarse en el tiempo, controlar cuando es hoy, ayer, mañana, cuando será invierno, primavera, cuando es la hora de comer o la hora de cenar, o incluso lo que es una hora o 5 minutos.


Cada vez que Víctor me cuenta alguna vivencia suya siempre empieza por "Esta mañana...", da igual que haya ocurrido hoy, como ayer, como si ha ocurrido hace varias semanas o el año pasado, siempre es "Esta mañana". "Esta mañana cuando hemos ido al cine...", "Esta mañana cuando vinieron los Reyes Magos...", "Esta mañana cuando hemos cenado...".

Para ayudar a Víctor con eso, y además con las rutinas, estoy usando un calendario, un reloj y un temporizador.

El calendario lo tengo que hacer más bonito, lo sé, pero de momento me estoy apañando imprimiendo uno que viene con el word. Lo imprimo en blanco y negro porque mi impresora no es a color (snif) pero lo importante es que es grande y claro y para lo que lo uso me sirve.


Todos los días a la hora del desayuno le enseño el calendario, le digo mira, ayer fue lunes 19 y lo tacho con una X y hoy estamos a martes 20 y lo rodeo con un círculo. Aunque no se ve muy bien, he hecho una línea de puntos para separar el fin de semana y que así distinga cuando tiene colegio y cuando no. También voy marchando de manera especial los días que va a ocurrir algo, por ejemplo el día 8 que fue el primer día de cole, o el día 16 que volvía su padre de un viaje de trabajo (estuvo de viaje una semana), así también podemos contar los días que faltan para que llegue ese día especial. Es muy entretenido y didáctico.

El reloj lo uso sobre todo para la hora del desayuno y la hora de la cena (esta idea se la copié a mi amiga Vero, ji ji). Víctor entra en el cole a las 9, así que le voy indicando el tiempo que falta para que no tarde mucho con el desayuno. Las cenas eran desesperantes y se hacían eternas porque se entretenía mucho, se levantaba, hablaba y tardaba horas... ¡HORAS! en cenar. Ahora con el reloj es más fácil, a las 8 empezamos a cenar y a las 9 se recogen los platos, si no nos ha dado tiempo no pasa nada, mañana desayunaremos más.


El reloj es de los más baratos del Ikea, lo abrí y le metí un papel, de una pintura que hizo Víctor, para que destacase la franja importante: de 8 a 9. Le he explicado que la saeta importante es la pequeña, la que marca las horas. Cuando está en las 8 es hora de desayunar/cenar y cuando llega a las 9 ya tenemos que estar en el cole o tenemos que terminar la cena. No he querido cargarlo con más rutinas para que sea claro, igual más adelante pinto la hora del baño, la hora de la comida... de momento no lo he visto necesario.

Lo de mirar las horas más o menos lo controla por las veces que hemos leído el cuento de Aprendo Las Horas Con El Pequeño Lupo (no me cansaré de recomendar éste cuento, ¡nos encanta!).

Por último el temporizador, ya te conté que el truco de "cuando suene la alarma" nos va genial. Cuando compramos el reloj en Ikea aproveché la visita y cogí este reloj-temporizador (que también dice la temperatura y es despertador) que estaba muy barato y para lo que lo iba a usar me servía.


Cuando le digo "En cinco minutos vamos a merendar", pongo el temporizador y cuando suena la alarma viene a merendar sin peleas ni discusiones, deja de jugar y se pone a merendar. Además aunque todavía no controla el tiempo, cada vez es más consciente de lo que es 1 minuto, 5 minutos, 1 hora... al menos sabe lo que dura más y lo que dura menos.

Igual Víctor es todavía muy pequeño pero con estos pequeños trucos se sitúa mejor con el tiempo y a nosotros nos va mejor con sus rutinas.

¿Usas algún truco para que tu peque entienda el paso del tiempo?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

10 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Copia, copia, que lo que funciona hay que compartirlo ;)

      Eliminar
  2. Es verdad que los niños tienen otra perspectiva del tiempo y que con esas ideas puedes ayudarle a que poco a poco vaya entendiendo. Creo que te voy a copiar lo del reloj. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del reloj nos funciona muy bien. Mi amiga Vero tiene varias horas marcadas con distintos colores para distintas rutinas. Espero que os funcione!

      Eliminar
  3. Nosotros también lo hemos hecho y va genial!!

    Por cierto, tengo un sorteo activo por si te interesa :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. ¡Nosotros tenemos un calendario en su habitación, allí con pegatinas destacan días importantes! Cuando empezó el cole los sorprendí contando cuantos días faltan para Navidad....Aix.... en tirantes y ya pensando en navidad....
    Me encanta la idea del reloj! ¡Muy buenas ideas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, en nuestra casa se habla de la Navidad casi desde febrero... imagínate!! Pero no nos hemos puesto a contar los días que igual le da un chungo al ver que falta tanto XD

      Eliminar
  5. Me gustan mucho tus ideas. El peque ya conoce que la aguja pequeña marca las horas y a falta de 5 min le recuerdo, en el parque, que nos tenemos que ir a en punto y es verdad que tras ver la hora en el reloj guarda sus juguetes y nos vamos. Desde que empezamos con esta rutina es mas fácil salir del parque ;)
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas cosas nos facilitan la vida. Eso de que recoja sin lloros ni discusiones es un gustazo :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...