domingo, 4 de septiembre de 2016

3 juegos con sombras para jugar en la calle y en casa

Un juego muy socorrido y que a Víctor le encanta es el de jugar con las sombras. A los peques les encanta no sólo por la sencillez del juego y la magia de las sombras, también les gusta porque es un juego que necesita la plena atención de los padres: jugamos con ellos y los peques lo agradecen.


Nosotros tenemos 3 formas de jugar con las sombras:

Pisar Sombras: a esto jugamos mucho en los paseos de casa a la guardería y de la guardería a casa. Tenemos una distancia de unos 8 minutos a ritmo adulto... más de media hora a ritmo Víctor. Para acelerar esto usamos el juego de pisar sombras. Le digo a Víctor "¿A que no me pisas mi sombra?" y corro un poquito delante de él esquivándole para que no me pise la sombra, cuando la pisa soy yo la que le persigo a él para pisar la suya. Nosotros tenemos mucho cuidado de parar siempre delante de las entradas a garajes que hay en nuestro camino y también nos paramos antes de llegar a los pasos de peatones para pasar juntos y luego continuar jugando. Si ves que tu peque no va a pararse mejor jugar en espacios menos peligrosos, como dentro de un parque o en el patio de casa.

Animales: en éste juego soy bastante torpe, a mí me encantaba jugar de pequeña y recuerdo que sabía hacer muchos animales con las manos, ahora sólo me salen los básicos: el conejo, el perro, la paloma, una serpiente... en fin, seguro que por Internet es fácil de buscar más animales, pero mi peque es muy conformado y si me pide un cocodrilo yo hago lo que puedo y le gusta lo que sale. Para esto sólo se necesita una linterna (yo uso la del móvil), la habitación a oscuras y algo de imaginación. Jugamos mucho por las noches antes de dormir.

Imagen sacada de cinicosdesirope.com

Grande/pequeño: este juego lo saqué de la obra de teatro de Alicia en el País de las Maravillas de La Maquineta que fuimos a ver recientemente. Ahí para simular que Alicia se hacía grande y pequeña comiendo de una seta mágica se ponía detrás del escenario y se proyectaba su sombra. Según se alejaba o acercaba el foco que había detrás de Alicia la proyección de su sombra se hacía más grande o pequeña. Nosotros hacemos algo parecido, pongo la linterna enfocando a Víctor y proyecto su sombra contra la pared, acerco y alejo la linterna para que cambie de tamaño la sombra. Cuando su sombra crece hasta el techo hago un ruido como de golpe "¡Plonc!" "Ay!! perdón!, que te has dado con la cabeza en el techo" y se parte de risa. Cuando se hace grande también le gusta simular que es un monstruo gigante y ruge y mueve los brazos para asustarme, entonces yo juego a encogerle para que no me de miedo.

¿Conoces más juegos para hacer con sombras?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

2 comentarios:

  1. El de pisar sombras es uno de los favoritos de mis hijos, especialmente del mayor, que ahora le enseña a su hermano y se lo pasan en grande. El de los animales me pasa como a ti, que sólo me salen los básicos y no muy bien ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que es cuestión de práctica, jejeje. Qué bien que se enseñen y entretengan juntos los hermanos :D

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...