lunes, 20 de junio de 2016

En la peluquería con el peque

A Víctor le he cortado yo el pelo desde que nació, a veces con más éxito que otras, pero nos hemos ido apañando teniendo en cuenta que yo jamás había cortado el pelo a nadie.

Al principio la peluquería ni me la planteaba conociendo a mi peque. Luego lo intentamos en varias ocasiones en una peluquería que tenemos cerca de casa (no tenemos cerca ninguna peluquería infantil, así que le llevamos a una normal), pero siempre nos íbamos antes de empezar. Se ponía muy nervioso y lloraba. Luego lo intentó mi marido, él se cortaba el pelo, Víctor lo veía y luego se lo cortaban a él... y así se animó.

En esas ocasiones yo no iba con él, ya que conmigo se comporta de forma distinta que con su padre y probablemente no habríamos conseguido que se dejase cortar el pelo.

El otro día fue Víctor quien me pidió ir a la peluquería. Nunca lo había hecho y no necesitaba cortarse el pelo porque se lo había cortado yo recientemente, pero no quise desaprovechar la oportunidad.


Tardaron unos minutos en atendernos, pero aguantó de maravilla leyendo las revistas del corazón que tenían ahí.

Luego subió sin quejarse a la silla, le pusieron la capa y se dejó cortar el pelo haciendo caso de las indicaciones de la peluquera.


Aún estoy en shock, ni me lo creo. Menudo cambio que ha dado desde que cumplió los tres años.

¿Llevas a tu peque a una peluquería para niños? ¿se deja cortar el pelo?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...