lunes, 9 de mayo de 2016

Una ventana a nuestra intimidad

Los blogs son una ventana a nuestras vidas y los blogueros somos unos exhibicionistas. Algunos más que otros, pero las cosas que os contamos se basan principalmente en nuestras vivencias.


Estamos exponiendo nuestras vidas, algunos nos presentamos con nombres y apellidos, otros escriben sin decir su nombre y ni su familia sabe de la existencia de los blogs. Algunos ponemos fotos nuestras y de nuestros hijos, otros no las ponen o les tapan la cara a los peques: para que nadie les pueda identificar, por guardar su intimidad, porque al fin y al cabo son niños y estamos exponiendo sus vidas sin su permiso y puede que algún día eso no les haga gracia o incluso les acarree algún problema. Todos tenemos nuestros motivos y nuestra forma de pensar para actuar como lo hacemos con respecto a nuestros blogs y creo que hay que respetarlo.

¿Y todo esto a qué viene ahora?
Pues a un pequeño debate que ha habido estos días porque parece ser que Isasaweis (personaje público y conocido en las redes sociales) está separada desde hace 2 meses (o divorciada o en trámites, no me he enterado muy bien) y seguía hablando como si estuviese casada y no pasase nada... y claro, se ha liado. Se ha liado porque tiene muchos seguidores y algunos se han sentido defraudados y engañados.

¿Debemos contar todo lo que nos pasa?
Yo no tengo hordas de seguidores, ni club de fans, ni nada parecido. No soy famosa ni lo seré nunca (no es mi objetivo) pero como ya he dicho, tengo un blog y cuento mis cosas y la gente me lee y espera que lo que les cuente sea la verdad. Y lo es. Pero yo, al igual que Isasaweis y que otros muchos personajes públicos que exponen sus vidas, no cuento todo lo que me pasa. Porque todos tenemos derecho a reservarnos un espacio de intimidad. Porque puede que todo lo que nos pase no interese a la gente. En el caso de Isasaweis (no puedo hablar por ella, claro) igual pasa que eso que le ha sucedido le resulta duro de asimilar, que no está preparada para airearlo, que no le apetece contarlo o incluso puede que no le interese que se sepa porque piense que le va a perjudicar económicamente. Ella sabrá sus motivos, pero está en su derecho de contar lo que ella quiera.


¿No hay que creerse todo lo que se ve en Internet? 
Evidentemente, no. No todo lo que se escribe es verdad. Ha habido casos de gente que se han inventado enfermedades para tener algo que contar, para dar pena, para conseguir seguidores. Me viene a la cabeza una chica que contó que tenía un cáncer terminal y que luego se curó a base de una alimentación determinada, sacó sus libros, salió en programas de televisión y se ganó su dinerillo a costa de engañar a miles de personas (poniendo en riesgo su salud ya que dejaban de medicarse para seguir sus consejos que resultaron ser falsos). También está el caso que igual os sonará de esa chica que exponía su vida en Pinterest (¿o era Instagram?) y era toda maravillosa, llena de fiestas, vestidos preciosos y grandes sonrisas y resulta que su vida no era así. Hacía mil fotos para conseguir la adecuada, esa que parecía tan fresca, espontánea y fantástica. Estaba pendiente de los likes, de los seguidores, de tener una galería preciosa y deseada, era admirada por todos, pero en realidad su vida no era así y harta de tener que fingir lo contó todo. Aunque son casos excepcionales, lo normal es que lo que se cuente sea cierto, pero que se omitan algunos detalles.

¿Entonces no es cierto lo que ponemos?
Tampoco digo eso, no es cuestión de mentir, sino de elegir lo que queremos contar. Es como quien se maquilla un poco para salir en la foto ¿está engañando? O como quien hace una foto en casa y busca el lugar más ordenado para hacerla, o retira momentáneamente los juguetes del peque para que no salga todo desordenado, aunque esté patas arriba su casa día sí y día también. Eso lo hemos hecho todos o casi todos ¿mentimos? No te voy a contar que mi peque está esta semana acatarrado, al igual que la pasada y la anterior, ¿quiero ocultarlo? No, simplemente no lo veo interesante sacar todas las semanas un post sobre las toses y mocos de mi peque. Tampoco te voy a contar que mi marido ha estado de viaje y me he pasado la semana sola con el peque ¿es necesario contarlo?. Igual lo cuento otro día, igual no lo hago nunca.

¿Dónde está el límite?
Pues el límite lo ponemos nosotros al escribir y lo pones tú al leer. ¿Buscas entretenerte?, ¿buscas conocer experiencias?, ¿buscas ayuda? Si encuentras lo que buscas y te parece entretenido o coherente, si te es útil, si te sirve, si funciona... sigue leyendo. Si no te lo crees, si te aburre, si nunca te ha funcionado... ya sabes lo que tienes que hacer.

¿Y tú te has sentido defraudado o engañado por alguien a quién leías o seguías?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

30 comentarios:

  1. Nadie cuenta todo de si mismo. Ni se comporta igual con su marido, con su madre o con un amigo. Y eso ko es falsedad ni mentira. Es algo natural. Hay quien necesita soltar lo que les ha hecho daño y otras que prefieren no hablar de ello y hacer como si nunca hubiera pasado. Todo es respetable. En mi caso, intento vontar solo cosas alegres para que a mis hijos les haga ilusión leerlo de mayores y se rían conmigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gustaría que mi peque leyese algún día el blog y lo tuviese como recuerdo de las cosas que nos han pasado, como algo bonito y no como algo que haya que esconder o avergonzarse. Por eso cada uno contamos lo que nos apetece en nuestros blogs y no creo que haya que dar explicaciones de lo que decimos o dejamos de decir. Ni nosotros, ni los famosos, ni siquiera aquellos que venden sus vidas a la revista Hola :P

      Eliminar
  2. Muy bueno Maricarmen. ¿Donde está el límite?
    Me sorprende ver como en Twitter ha habido gente que EXIGIA una respuesta a Isasaweis. No me interesa su vida, de hecho no la sigo pero creo que está en su derecho, como todos, de omitir ciertos datos.
    Lo que no me parece bien es relatar algo que no existe cuando siempre ha ido de sincera y sencilla.
    Ahí es donde está el límite.
    Por otro lado, según he leído no acepta las críticas y a quien no le sigue el rollo, bloqueo!
    Tampoco me parece bien. Te expones y no puedes pretender que todo el mundo te baile el agua.
    Es un tema extenso, sinceramente creo que le perjudica más no contar la verdad que el estar divorciada (insisto, porque siempre ha ido de sincera y transparente)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco yo sigo a Isasaweis, aunque sí sé quien es y también sé que tiene sus intereses económicos, saca sus libros y supongo que cobrará por aparecer en eventos y de la publicidad del blog etc... Incluso cuando somos sinceros hay cosas que se nos atragantan, que van en contra de nuestras expectativas de vida, que son vivencias duras y por eso nos cuesta contarlas. Como ya digo no sé cuales habrán sido sus motivos pero entiendo hasta los bloqueos que ha hecho, si no quiere que le mareen o que le trolleen, ya sabes: ignorar y bloquear ;)

      Eliminar
  3. Yo creo q el punto de las redes es encontrar el equilibrio entre libertad e intimidad. Y hay que tener en cuenta a la realidad depende de la perspectiva de cada persona...
    En definitiva, que cada uno haga lo a quiera respetando a los demás!
    Otra cosa es la percepción a tenemos de nuestras blogueras preferidas...nos emocionan, nos sentimos identificadas, nos reímos con sus post, nos creemos conocerlas, pero ojo, no son nuestras amigas, x mucho q nos ayuden a no sentirnos diferentes. La persona q está detrás es libre de tener su intimidad (sólo faltaba), así q lo defraudarnos...en fin, es como u a estrella del rock, oyes tanto sus canciones, sabes tanto de si vida q se convierten en parte de tu vida... Pero en realidad no lo son.
    Enhorabuena x tu blog!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Clara. Cada uno que cuente lo que quiera, claro está.

      Eliminar
  4. Una estupenda reflexión si señora! Aunque discrepo en cuanto a engañar o mentir. No contar algo no significa que estés mintiendo pero no se debe mentir para ocultar algo. Puedes obviar ciertas cosas y ciertos aspectos de tu vida pero no debes mentir y no debes "predicar con el ejemplo" cuando no eres el ejemplo. Hay que tener en cuenta quién te sigue y más si tienes fans, ya que para muchas personas puedes ser un icono, un ideal a seguir. Es un mundo extraño, y difícil, yo sólo creo que es cuestión de tener los pies en la tierra, nada más. Está claro que para quien todo esto es un negocio y vive de ello, quizás tenga que vender una imagen que no es... Allá cada cual con su conciencia. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, si se hace daño a otras personas con la mentira eso ya es más delicado. A veces uno no miente por mentir sino para protegerse.

      Eliminar
  5. Para decir algo así de otra persona hay que estar completamente seguro, supongo que te habrás asegurado de que ese rumor es verídico.
    Realmente no todos los bloggers se exponen, muchos no damos datos personales, pero los que lo hacen deben atenerse a las consecuencias si se filtran más cosas de las que quieren que se sepan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las redes son el patio de vecinas, al final todo sale a la luz. De la manera de manejarlas de cada uno dependerá el bombo que se den luego. Yo tan solo me he hecho eco de uno de tantos jaleos que se montan en twitter.

      Eliminar
  6. La gente se aburre mucho. Primero a quien le importa si se ha separado o no? A ella, su marido y los peques y ya esta. Si no lo ha contado es porque no le da la realisima gana, ella no vive de su vida privada (no es la pantoja) por tanto no nos tiene que decir nada por supuestisimo. Quizas ha sido una simple bronca monumental o ni eso, porque a ver si ella no lo ha explicado de donde ha salido la informacion? De la vecina del edificio de enfrente que esta espiando con prismaticos...?? Venga ya dejemos a la gente en paz y si se ha separado solo le deseo mucha fuerza para la nueva situacion y que lo lleven lo mejor posible por los enanos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las separaciones son siempre traumáticas, yo también les deseo lo mejor a esa familia.

      Eliminar
  7. Yo soy una de las implicadas en esas conversaciones de twitter, y no iba a escribir nada pero viendo los comentarios, me parece bien aclarar algo.
    Yo no hablçe sobre el tema porque sea una fan decepcionada. Yo fui vecina de ella, pero no fan.
    Yo respeto que todos los bloggers tengan su intimidad, yo misma la tengo, no pido que cuenten todo, no obligo, no la estoy juzgando por no contar su divorcio.
    El tema no es que lo ocultase, el tema es que mintió, respondiendo preguntas sobre su marido, haciendo como que seguían casados.
    Os habéis puesto en el lugar de el? Te divorcias, y la gente sigue creyendo que estas casado porque tu ex lo va diciendo por ahi.No es nada justo para esa persona. Ella sigue haciendo su vida, pero ¿y el?.
    Como veis yo no me meto en si debe o no contar las cosas, pero me parece muy feo mentir para ocultar algo, y mas cuando esa mentira perjudica a otras personas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, supongo que lo que diga ella tendrá más repercusión que lo que diga él y en ese aspecto sus mentiras afectan, y mucho, a su ex. Igual el problema ha sido la falta de comunicación entre ellos y el dejar claro como se quería que se llevase este tema. Son decisiones que no se deben tomar unilateralmente.

      Eliminar
  8. Muy buena reflexión Mari Carmen!!! El límite creo q lo pone cada uno, aunque mentir no lo veo ético!!! Un besooo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco veo bien las mentiras y como ya he dicho en Internet es muy difícil ocultarlas. Si mientes ya sabes a lo que te puedes exponer, tú decides si arriesgarte o no.

      Eliminar
  9. No sigo a esta chica, aunque al igual que tú, sé quién es. Pienso que es un tema delicado, nadie sabe cómo estarán en este momento ¿será todo mentira? ¿Estará pasándolo mal? ¿Se estarán dando otra oportunidad? Cada uno que cuente lo que quiera, puede que simplemente necesite tiempo, no lo sé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no le sigo pero le deseo lo mejor, a ella y a su familia.

      Eliminar
  10. Pues no me había ni enterado de todo esto fíjate. Creo que no está obligada a contar nada que no quiera por supuesto pero mentir (que no sé si lo ha hecho porque ya digo que no estoy enterada del tema) está muy feo, tanto en el mundo 2.0 como en el 1.0. Un besito guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, mientras no se perjdique con las mentiras, tampoco veo mal mentir si con eso te estás protegiendo de algo. Cada uno con su conciencia.

      Eliminar
  11. Si alguien se siente defraudado tiene un problema gordo.

    No creo que Isasaweis tenga un contrato con nadie para tener que dar cuenta de todo lo que le pasa, y un divorcio es algo muy doloroso.

    El problema es a quién le duele enterarse de que no se ha contado determinada cosa, porque es gente sin vida que vive la de las Youtubers. No hay más que ver a las talifans de Verdeliss.

    Besos, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de Verdeliss da miedo. No ella, sino el fanatismo con el que la siguen niñas que casi no llegan ni a la adolescencia, pero eso daría para otro post :S

      Eliminar
  12. Un post estupendo. La verdad es que hay mucha gente que no es consciente de que hay un límite y de que ese límite lo marca el "personaje". Nadie tiene que contar o exponer algo que no quiera y nadie le puede reclamar por ello. Si bien es cierto que cuando eres un "personaje público", para mí, tienes que ser honrado. Es muy distinto omitir a mentir. Me parece bien que omita que se ha divorciado si así lo desea, pero que mienta y siga hablando como casada no. No lo veo correcto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los personajes públicos al final son ejemplo para muchas personas, para bien o para mal han de cuidar lo que dicen y lo que hacen. Si mienten para protegerse se arriesgan a perder credibilidad cuando se descubre esa mentira.

      Eliminar
  13. Muy buen post, guapa. No creo que estemos "obligados" a contarlo todo. Si queremos reservar un parcela de nuestra intimidad, tenemos todo el derecho. A mi lo que no me ha gustado de todo esto es la mentira. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tema peliagudo, no sabemos los motivos que le han llevado a ello. Besos

      Eliminar
  14. Vosotras os exponéis, vosotras os arriesgáis. La red es pública y casi eterna. Jamás expondría a mi familia ni mi intimidad nisiquiera un poco, y menos para contar mis problemas... Menos 2.0 y más tratar las cosas en familia... Otro gallo nos cantaría...
    Pero el que se expone sabe que se atiene a tener este tipo de problemas. La realidad supera a la ficción y, en el caso de muchos bloggers etc más todavía.
    Ánimo y que no se os revele el patio el día de mañana, ya vemos que las consecuencias pueden ser muy duras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy totalmente consciente de mi exposición y conozco las consecuencias. Creo que los blogs son muy necesarios para dar visibilidad a ciertos temas y además la información es de primera mano; las experiencias de los propios blogueros. Lo dicho a quien no le guste, que no lea ;)

      Eliminar
  15. Qué buena reflexión! Creo que estoy de acuerdo con la mayor parte de lo que has contado. Los bloggers exhibimos nuestra vida, o al menos una parte de ella, pero eso no significa que perdamos nuestro derecho a la intimidad. Contamos cosas para desahogarnos, para ayudar a otros con nuestras experiencias y opiniones, para dar visibilidad a otros temas... Es importante ser honestos, pero no tenemos por qué contarlo todo. Y, por supuesto, al que no le guste, que no pierda el tiempo y no lo lea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, esta es nuestra ventana y somos nosotros los que decidimos cuando dejarla abierta y cuando cerrada. ¡Un beso!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...