sábado, 2 de abril de 2016

Mamá, tengo dos problemas

Hoy es 2 de abril, Día Mundial de la Concienciación del Autismo. Al igual que el año pasado, le cedo espacio en mi blog a mi cuñada Blanca:


Pedro tiene 10 años. Hace dos que es consciente de que padece TEA (Transtorno del Espectro Autista) pero hasta hace dos semanas era yo la que no estaba segura de cuánto era lo que él entendía.

Pedro trabaja mucho. Estudia más horas, hace sus deberes, va a clases de apoyo, a terapia, al psicólogo... Y nunca se queja. Con 12 meses comenzó un ritmo de vida exigente y sin descanso gracias al cual hoy es capaz de vivir a nivel práctico casi como cualquier niño de su edad. Ha tenido que aprenderlo todo, a mirarte, a conversar, a estar en la mesa, a jugar, a relacionarse... Pero no como los demás sino a base de muchísimo trabajo y esfuerzo.

El mundo es complicado para él. Hace unos días, en una conversación sorprendente sobre sus sentimientos (la primera que yo recuerde) me explicó que él tenía dos problemas, "los normales de todo el mundo y su autismo" y que por ello tiene, y tendrá, que pelear el doble que los demás porque además hay gente (compañeros y profesores) que, o bien le "echan en cara" su diferencia o no la entienden y por eso le exigen más.

Soy su madre, fue mi primer hijo... En ese momento quise abrazarlo tan fuerte que lo hubiese metido dentro de mí para protegerlo para siempre de un mundo demasiado hostil del que no puedo apartarlo.

Debo enseñarle a ser fuerte, a comprender su diferencia, a que cuando se sienta mal vuelva siempre a su familia que lo valora y adora tal y como es, pero también debo mostrarle, con mucho cuidado y exceso de cariño, que a día de hoy es cierto que la sociedad y la velocidad que nos exige no está bien diseñada para chicos como él y necesitará más recursos para seguir adelante.

Peleo a diario con instituciones, colegio y sistema. Sé que no conseguiré mucho por ahí. Pero como madre soy cada día más consciente de que haciendo comprender a otros padres la valía de Pedro, éstos pueden hacerla comprender también a sus hijos, que a su vez serán los compañeros de Pedro el día de mañana.

Papás, mamás, hablad a vuestros hijos de las diferencias de los demás, de las enfermedades, trastornos y síndromes de una forma natural y respetuosa. Contestad sus preguntas sin "buenismos", son capaces de comprender las respuestas. Procurad incluir de una forma natural al que se sale de "nuestra normalidad".

Olvidaros de la integración y eduquemos en la inclusión.


Dadle a Pedro, a través del ejemplo y la educación de vuestros hijos, la oportunidad de que tenga "solo un problema... Como los que tenemos todos".

La historia de Blanca y Pedro: Día Mundial de Concienciación del Autismo.

Me encantaría que éste texto llegase a todos los padres. ¡Compártelo si te ha gustado! 
Pasa el testigo #DiaMundiaAutismo #pasaloporelautismo
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

6 comentarios:

  1. Qué bonito testimonio. La lucha por la inclusión real de una manera tan sencilla y cercana. Un beso muy fuerte para Pedro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos podemos poner nuestro granito de arena. Besos.

      Eliminar
  2. Acabo d ver en el telediario a nuestros queridos y variados politicos llevar un lacito en la solapa o en la silla d ruedas y decir algo en relacion con este dia. Me indigna como nadie se puede imaginar xq con eso se quedan tan satisfechos:"fijate q concienciad@ estoy con el autismo". Luego les importa a todos,hasta a la d la silla d ruedas,una mierda,con perdon,q yo procuro no ser mal hablada. Nadie mueve un dedo x ellos,en los colegios son indiferentes y completamente ignorantes d como tratar a niños autistas,etc,etc. Soy la abuela d Pedro,mi primer nieto,nuestra gran ilusion. Pero es q Pedro sigue siendo nuestra gran ilusion y nuestro primer nieto en todos los sentidos,igual q los otros seis,d momento,xro un poco mas especial. Como abuela solo puedo quererlo muchisimo y rogar a todos esos politicos q no valen xra nada ninguno,q alguna vez,alguna,en vez d ponerse un lazo xra salir en la tele,hagan algo,ALGO q ayude a tantos niños y mayores como Pedro. Mision imposible. Xro Pedro nos tiene a nosotros,q pase lo q lo pase,lo seguiremos queriendo con todo el corazon

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, qué bonito y qué falso es hacerse la foto con el lacito y luego no hacer nada. Pero esto no es sólo tema de políticos (de los que ya no nos creemos nada), es cosa de concienciarnos y cambiar todos un poquito para ayudar a esa inclusión. Aunque es cierto que un cambio en los colegios es necesario, porque los niños como Pedro son conscientes y son los que más sufren esas diferencias y el poco conocimiento y empatía que demuestran algunos profesores y centros. Una pena.

      Eliminar
  3. Es una historia tan real, que viven día a día mucha más gente a nuestro alrededor de los que pensamos. Me ha encantado cómo lo enfoca. Hace poco nos encontramos con la situación en la que mis hijos no entendían el comportamiento que un niño con autismo tenía con ellos en un parque, les explicamos y entendieron a sus 3 y 6 años perfectamente, al final hasta acabaron jugando juntos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los niños lo entienden perfectamente si se les explica, no hay que andar con mentiras o medias verdades. Muy bien por ti y por tus hijos. Un besazo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...