viernes, 18 de marzo de 2016

Las grandes tentaciones del supermercado

Tenemos un supermercado que pilla de camino entre la guardería y nuestra casa. Cuando vamos a la guardería suele estar cerrado pero cuando volvemos siempre está abierto. Según el día vamos por esa acera o por la de enfrente.

Al principio hacíamos el camino en carrito y casi nunca entraba ahí. Suelo hacer la compra online, me resulta muy cómodo. Más tarde Víctor me pedía ir andando y le entraba curiosidad, ¡¡cuando pasábamos por delante se abrían las puertas solas!!

Un día se me ocurrió entrar con él ¡ay, qué error!. Lo quería tocar todo y yo le tenía que ir guiando, "Sólo cogeremos lo que necesitamos", bueno, parece que entendió y, más o menos, me hizo caso. Lo peor fue salir de ahí. Justo antes de pagar están tooooodos los estantes con chuches, chocolatinas, globitos y juguetes de mil colores.

Hay que pasar por delante de las tentaciones si queremos salir del supermercado

Cuando estaba pagando las compras le pillé con una chuche en la boca. La tuve que pagar y le expliqué muy seriamente que no se pueden coger chuches sin mi permiso y que no se puede comer nada sin antes pagarlo.

Desde ese día cada vez que pasamos por delante del súper me pide entrar. Como es MUY, muy insistente solemos entrar, siempre compro un par de cosillas y siempre se para delante de las chuches. Me pone caritas, a veces le compro algo (sólo una cosa) otras veces no.


Hay días que le digo "Hoy en vez de chuches vamos a coger un yogur"... o una fruta, o macarrones, o lo que se me ocurra en ese momento que sepa que le puede gustar. Otros días cedo y le compro algo. Siempre elige chocolate: lacasitos, conguitos, paraguas de chocolate, galletas con chocolate... ¡pero sólo una cosa!.

Hay veces que no le compro nada y al ir a pagar les pone ojitos a las cajeras y estas le regalan una piruleta y Víctor con mucho morro, después de aceptarla y agradecerla, ¡pide otra más!. Luego en casa les da un par de lametones y van a la basura.

¡Le encanta ir a comprar al supermercado! siempre sale ganando algo.

¿Cómo llevas las visitas al supermercado con tu hijo?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

4 comentarios:

  1. Jajajaja... Víctor sí que sabe utilizar sus encantos!!
    Sobre las compras, es uno de los momentos más entretenidos para mi enano, pues desde siempre, incluso bebe, lo hacía participe en las elecciones y ya más grandecito se convirtió en mi ayudante, le doy una bolsa y le digo coge 5 limones, o 6 papas, etc. también lleva el carrito de las compras, lo cual le queda enorme y es todo un esfuerzo dirigirlo pero a él le fascina, también como ya conocía donde estaban las cosas, yo le decía: ¿Por dónde está el pan? y él, "por aquí mamá, de frente a la derecha"... en pocas palabras, para ocupadito y feliz jejeje
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También me ayuda a comprar y a llevar la cesta de la compra, se lo pasa genial y como luego se lleva alguna cosa siempre me pide volver, jeje. Besos.

      Eliminar
  2. Como comenta Karina hay que tenerlos "ocupados" sino acabas con un carro llenito de chucherías y caramelos varios jajaja...

    Y sí, todavía ninguna tenemos el super poder de salir de una tienda de las grandes tentaciones sin no llevarnos un extra para nuestro peque jajaja...

    ¡Un muackiles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una fuente de conflictos y ponen las chuches en la salida precisamente para que se las compremos a los niños. Un besazo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...