sábado, 16 de enero de 2016

Mi cruzada contra los juguetes inapropiados

Acaba de pasar la Navidad y también el cumpleaños de Víctor, 3 años nada más y nada menos. 3 años de recibir regalos, algunos por compromiso, otros que dan los familiares cuando nos visitan (cuando hace tiempo que no nos vemos), otros por Reyes, otros por el cumple... vamos, que sólo son 3 años, pero los regalos que ha recibido han sido muchos, los suficientes para poder hablar de los regalos inapropiados que le han hecho.

No es que no sea agradecida, yo ya sé que cuando se hace un regalo a un niño se hace con la mejor intención, pero es que hay regalos que no hay por donde cogerlos. Con lo fácil que es ir a las jugueterías y dejarse aconsejar, si es que no se tiene mucha idea de qué regalar a un niño pequeño. En mi caso todavía es más sencillo ya que además tengo éste blog donde hablo de los gustos de mi peque y hasta hago lista de deseos cuando se acerca la Navidad, por si suena la flauta, je je.

El muñeco que hará feliz a tu hijo (y que se atreva a decir lo contrario)

Juguetes inapropiados para un niño pequeño:

Adornos para la casa: sí, como lo lees, a Víctor le regalaron hace un par de años un payaso de tela, mal cosido, lleno de purpurina. Era más bien un adorno para la casa (un adorno muy feo, por cierto). No se lo pude ni dejar, para que no se lo metiese en la boca. ¿Eso es un regalo para un bebé? ¿A quién se le ocurre?

Juguetes de mala calidad (comprados en los chinos) y que no corresponden con la edad: también le regalaron unas matrioskas de madera, que se astillaban con sólo mirarlas, además eran muy pequeñas, demasiado pequeñas como para dejárselas a un bebé. Se hubiera podido atragantar. Los juguetes, mejor de calidad y adaptados a la edad de quien los vaya a recibir.

Armas: a no ser que el niño las pida insistentemente, porque se las haya visto a otros amigos (y aún así mejor hablarlo con él para quitárselo de la cabeza)... las armas no son juguetes. Ni pistolas, ni espadas. No me gusta que vea que "matar" es un juego. Es una cosa muy grave. Nada de armas.

Juguetes muy voluminosos: este tipo de juguetes mejor dejar que los compren los padres, que saben qué espacio hay en la casa para tenerlos. Si se quieren comprar, mejor consultarlo antes. En nuestro caso además, la familia y amigos los tenemos en otra ciudad, Zaragoza. Créeme, no es nada cómodo ir en el tren con el carrito, las maletas, los abrigos, el niño y además un paquetón enorme con los juguetes recibidos.

Juguetes escandalosos: ¿con qué intención se regalan esos juguetes ruidosos?, de los que tienen música a tope y sin control de volumen. Nuestro hijo ya es suficientemente movido y activo, como para que le regalen cosas estruendosas que nos vuelven locos a todos. Si encima estos juguetes vienen con luces estroboscópicas, para qué quieres más. Estos juguetes no dan opción a jugar, ni a desarrollar la imaginación del niño, simplemente los enciendes y a aguantar el escándalo.

Juguetes orientados a un sexo: de esto ya he hablado antes. Los juguetes no tienen sexo, no es necesario comprar juguetes "azules" a mi hijo. No les voy a hacer asco ni mucho menos, a Víctor le gustan los balones, los coches, etc, pero, simplemente, que la gente sepa que en el mercado hay más opciones y que no pasa nada por regalarle una muñeca, unas cocinitas, un carrito...


Por "desgracia" la mayoría de estos juguetes inapropiados que ha recibido en estos 3 últimos años "se han perdido" en la última mudanza, oops!!!

Lo dicho, si tienes dudas sobre qué regalar a los niños pequeños, lo más seguro es preguntar a los padres, y si prefieres que sea sorpresa, en las jugueterías saben orientar muy bien sobre los juguetes adecuados a la edad de cada niño.

¿Tu peque también ha recibido juguetes inapropiados?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

6 comentarios:

  1. Si vienes a mi casa te da un pasmo jajaja
    Tenemos pistolas, espadas, escudos, cascos y hasta hachas y porras, pero es que a mis fieras les encantan y yo de pequeña también jugaba a peleas de piratas o caballeros. Es parte de la imaginación de cada uno. Cuando era un bebé no les compraba porque ya eran suficientemente brutos como para fomentarlo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que cuando crecen es algo inevitable. Pero al menos, mientras son pequeños y somos nosotros los que elegimos los juguetes, mejor no fomentarlos ;)

      Eliminar
  2. La verdad es que cumplimos bastante con tu lista jeje, al no recibir regalos de otras personas como abuelos, tíos etc, la ventaja es que podemos controlar lo que recibe. Así que también huyo de esas cosas. Además a este le gustan las cocinitas y esas cosas, así que le suele caer algo de eso, algún cuento y algo de playmboil que también le gusta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los juegos de imitación y los de construcciones y playmobil siempre triunfan, jeje. Y está genial fomentar la lectura. Nosotros para su cumple le compramos 3 cuentos, nada más, y está contentísimo con ellos, los leemos a diario :)

      Eliminar
  3. Una lista muy bien elaborada. Con la de juegos educativos que tiene el mercado es totalmente prescindible. Si bien es cierto que muchas veces, mi hijo hace una pistola de un rollo de papel higiénico con un lápiz, o una espada con el palo de la escoba. Al final no son los juguetes, sino el uso que se haga de ellos.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, si quieren espadas o pistolas las van a conseguir, pero ¿de dónde sacan esas ideas?, de otros niños a los que les han regalado esos juguetes. ¿Se puede parar esto de alguna manera? Si los padres empezamos a poner límites con esos juguetes, si se compran cada vez menos, igual algún día dejarán de ser juguetes.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...