lunes, 16 de noviembre de 2015

Erase una vez...

A Víctor le gusta que le leamos cuentos, pero más que eso le gusta que se los contemos, sin los libros en las manos, de memoria. ¿Y qué cuentos nos sabemos de memoria mejor que otros por haberlos oído mil veces en nuestra infancia?, pues los de "Pedro y el lobo", "Los tres cerditos", "El lobo y los 7 cabritillos"...

Son cuentos que cada vez están más olvidados. Ya no se cuentan estas truculentas historias a los niños, ahora lo que ellos ven y escuchan son historias en las que nadie se hace daño, todos se quieren mucho, se ayudan, comparten y aprenden. Que está muy bien y Víctor también las conoce, por supuesto, pero ¿la vida es así? ¿Acaso no ocurren desgracias? ¿No deberíamos tener cuidado con los desconocidos? ¿Aprender a no mentir? ¿Que el trabajo duro tiene su recompensa?... Porque esos cuentos que nosotros escuchábamos de niños tienen su moraleja y se puede suavizar la historia si los niños son más impresionables, pero yo creo que no hay que descartarlas, tienen su gracia, su encanto.

A Víctor le fascinan estos cuentos y nos pide que se los contemos una y otra y otra vez. Son historias algo más largas que los cuentos que le solemos leer, donde nosotros ponemos los detalles y como las vamos contando sin libros pues a veces usamos unas palabras y otras veces otras y eso tiene su gracia. La historia es la misma, pero el cuento cambia cada vez que lo contamos.

No digo que haya que contarle estas historias a los niños, cada uno que haga lo que quiera en su casa, faltaría más, pero... ¿y otro tipo de historias?, ¿has probado a contarle cuentos a tu peque sin leerlos?. Te aseguro que les engancha.

¿Con qué cuentos disfruta más tu peque?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

4 comentarios:

  1. Mi peque de 22 meses aún no disfruta con los cuentos, pero le empieza a gustar señalar imágenes y que le diga que son, espero que poco a poco se interese por La Caperucita, el Gato con botas, los tengo en casa, pero poco caso hace a las historias aún. Qué bien que le gusten tanto a Víctor! besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Víctor le ha costado, hasta hace unos meses tampoco hacía caso a los cuentos, pero ahora le encantan. Otro día haré un post de apps de cuentos superchulis que hace mucho que tenemos y dan mucho juego. Besos.

      Eliminar
  2. Uy, a mi hijo tuvimos que esconder durante año el libro de Blancanieves. La anciana que venía con la manzana eran tan espantosa que le aterraba. Pero no le servía con que el cuento estuviera en otra habitación, no, tuvimos que exiliarla a otra casa. Fíjate!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja pues como con el gusiluz de Víctor, le tenía pánico y no se quedó tranquilo hasta que le desterramos de casa (se lo regalamos a otro niño). Besos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...