lunes, 20 de julio de 2015

Un cuerpo extraño en la nariz del bebé

Últimamente estamos que no ganamos para sustos. La última ocurrencia de Víctor ha sido meterse una bolita de papel de aluminio en la nariz. Por supuesto ha sido en un despiste mío.

Qué tentador meterse cosas por la nariz.
De repente he visto que lloriqueaba y se metía el dedo en la nariz. Al principio no sabía qué pasaba o qué le molestaba, pensaba que era un moquillo que se intentaba quitar y no lo conseguía, así que le he dicho que soplase fuerte en un pañuelo, pero no salía nada y seguía molesto.

Después de eso se ha calmado un poco pero al cabo del rato volvía a quejarse y meterse el dedo en la nariz, hasta que le he preguntado que qué le pasaba y me ha dicho que se había metido algo en la nariz, se me ha ocurrido que podría ser una bolita de aluminio al ver el envoltorio del chocolate en la mesa y me ha confirmado que era eso.
¡Maldito chocolate!.
Como respiraba bien yo estaba bastante tranquila. Le he llevado a la cama para tumbarle y mirarle bien la nariz y ahí me ha parecido ver algo brillante, efectivamente parecía aluminio, así que he ido a por el suero fisiológico que le ponía en la nariz para limpiarle los mocos siendo más bebé y se lo he echado a presión por el otro orificio para que saliese la dichosa bolita. Imposible, no paraba de moverse y, estando yo sola, no conseguía sujetarle bien. He probado de nuevo a que soplase por la nariz pero como eso no salía hemos tenido que ir al centro de salud.

Ahí el pediatra le ha mirado y remirado y no ha visto nada, pero aún así le ha metido un jeringuillazo de agua por la otra fosa para que saliese la bolita (sujetando a Víctor entre los dos porque no había manera). Al principio no ha salido nada y yo ya pensaba que o bien se había metido dentro del todo o bien lo había expulsado sin darme cuenta, pero con el esfuerzo y los lloros al final ha salido el papelito de aluminio, ¡bieeen!.

Los consejos del pediatra en estos casos:

Por supuesto, hay que tener cuidado con los objetos pequeños, más aún cuanto más bebés son, pero aún así estas cosas pasan.

Si se mete una pila por la nariz (de las de botón se supone, las otras no caben) hay que ir directos a urgencias por el peligro que llevan.

Si lo que se ha metido por la nariz es una semilla, una lenteja o algo así, hay que tener mucho cuidado porque ¡con la humedad de la nariz puede germinar!.

Con otro tipo de objetos como papelitos, algodones, etc... muchas veces ni nos damos cuenta y con el tiempo (días, semanas o meses) empezamos a detectar un olor desagradable... ese papel, algodón o lo que sea, se puede estar pudriendo dentro de la nariz del pequeño, así que hay que estar alerta a estos olores y acudir al médico.

Lo que no hay que hacer: manipularlo nosotros intentando meter los dedos o pinzas para sacarlo, ya que siendo tan pequeños no se van a dejar y al final acabamos metiendo más adentro el objeto que queríamos extraer.

Lo mejor para extraerlo: primeramente decirles que soplen muy fuerte tapándoles la otra fosa nasal (para eso tienen que ser mayores, los bebés pequeños no saben hacerlo cuando se lo decimos). A veces les sale solo estornudando. Si no sale se puede probar con agua por la fosa libre, como se lo han sacado a Víctor... y si aún así no sale pues hay que ir al centro de salud a que un profesional nos ayude.

Espero que no te pase, pero si te ocurre, no pierdas las calma y sigue estos consejos.
Si te gusta lo que escribo puedes seguirme en Facebook.

6 comentarios:

  1. El mio una vez cuando era más o menos de la edad de Victor se metió una bolita de un juego muy conocido, no me acuerdo como se llama, de aquellos que al humedecer las bolitas se hacen figuras. Tuvimos mucha suerte porque el niño estornudó y salió enseguida. Si es que tienen unas ocurrencias, menos mal que ha sido solo un susto!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si de estos sustos aprenden y no vuelve a repetirse!!!!. Creo que es una experiencia por la que todos pasamos, jeje. Un beso.

      Eliminar
  2. ¡Menudo susto! a Princess no le ha dado aun por ahí, veremos... Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que yo haya visto era la primera vez que lo hacía Víctor (y espero que la última).

      Eliminar
  3. Jolines que sustos nos dan estos niños! Me alegro que se haya quedado en nada. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido un susto pequeño, lo que más me preocupaba era no saber el tamaño del papelito que se había metido y no saber si había salido ya sin darme cuenta o si seguía dentro, pero en la consulta salió con facilidad, así que pude respirar tranquila. Un beso.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...