domingo, 29 de marzo de 2015

¡Achis! Taller sobre Infecciones Respiratorias en la infancia: los catarros.

El jueves estuvimos en un sitio estupendo, La Bolsa Mágica, asistiendo a un taller de Alianza Aire sobre Infecciones Respiratorias en la infancia.

El sitio es precioso, no conocía esta tienda aunque había oído hablar de ella. Aquí se imparten talleres, se celebran fiestas temáticas, manualidades, cuentacuentos... es un lugar con mucha magia y encanto.
La Bolsa Mágica: C/ Menéndez Pelayo 25, Madrid
Empezamos con el yoga respiratorio, lo probamos los padres con los peques. Nos enseñaron a controlar la respiración, a oxigenarnos bien y a respirar profundamente para relajarnos. Con lo movido que es Víctor y en cambio aquí estuvo atento a todas las explicaciones y hasta realizó algún ejercicio respiratorio conmigo y es que el yoga les va genial a los niños. Tendré que investigar más sobre el tema que seguro que a Víctor le beneficiaría mucho.

Después del yoga los peques se quedaron jugando (Víctor prefirió quedarse conmigo) mientras las blogueras atendíamos a las explicaciones de la Doctora María del Carmen Luna, Pediatra del Hospital Materno-Infantil 12 de Octubre.
Dra. Luna en la charla sobre infecciones respiratorias.
En la charla se habló sobre los catarros, las infecciones respiratorias, el moco, la tos, la fiebre y otros síntomas.

Lo primero que nos contó la Dra. Luna fue la diferencia entre vías altas y bajas. Las vías altas son la cavidad nasal, la faringe y la laringe. Las vías bajas son la traquea los bronquios, bronquiolos y alveolos.

Para que no se hago muy largo os voy a hablar de los catarros de vías altas, la bronquiolitis la dejo para otro post (se puede leer aquí). Además los catarros es lo que más conozco ya que, yendo Víctor a la guardería, los sufre constantemente.

Los catarros de vías altas, son el motivo de consulta más frecuente al pediatra, y los causan casi exclusivamente los virus. Un niño puede pasar entre 5 ó 6 catarros al año. Estos se resuelven "solos", no hay necesidad de tratamiento con antibiótico ya que no tiene efecto frente a los virus. Los síntomas nasales y de garganta ceden en una semana, pero la tos puede durar más. La mejor forma de eliminar el moco es la tos y no está indicado el uso de antitusígenos, expectorantes, mucolíticos, antihistamínicos (antialérgicos) y descongestivos para el tratamiento de la tos en el catarro.

El tratamiento consiste en aliviar los síntomas:
Limpiar la nariz con suero fisiológico. Aspirar luego el moco “sólo” si sigue muy molesto
• En los más mayorcitos, enseñar a “sonarse” la nariz
• En caso de fiebre, dar antitérmicos
• Ofrecer agua y alimentos con frecuencia
• Si toma pecho, darle más a menudo
Y sobre todo, mimos, paciencia y vigilar en casita.

¿Cuándo hay que llevar al niño al pediatra por un catarro?:
•En las primeras 72 horas del inicio de la tos y/o mocos, cuando el niño tiene pocos meses, aunque no tenga fiebre
• Si el apetito ha disminuido mucho o rechaza las tomas
• Si dura más de 10-14 días
…o si hay algún dato que sugiera que se ha “complicado” o estamos ante otro cuadro distinto…
• Si se acompaña de dificultad respiratoria o “pitos”
• Si, además, tiene fiebre que persiste más de 72 horas
• Si se acompaña de dolor o supuración de oídos, irritabilidad o decaimiento
Si la tos no disminuye pasados los días o es intensa y dificulta las actividades del niño (sueño, comida, escuela…)
• Si tu sentido común o el deseo de resolver alguna duda así se lo aconsejan.

Nuestra experiencia es de ir al pediatra en cuanto el catarro dura mucho y se oyen ruidos raros al respirar y tenemos sospecha de que le ha bajado a los bronquios, pero por suerte siempre nos dicen que es catarro de vías altas.

Teníamos una pediatra muy buena que nos explicaba cómo aliviar los síntomas y no nos recetaba nada, pero cada visita a esta pediatra suponía una media de tres cuartos de hora de espera porque tenía muchos pacientes. Al final pusieron un pediatra nuevo y nos cambiaron a ese, no teníamos que esperar nada pero cada vez que le diagnosticaba catarro de vías altas le recetaba algo a Víctor... nunca le compramos nada (porque, con el mismo diagnóstico, la pediatra anterior no nos recetaba nada) y lo único que le hemos dado hasta ahora ha sido paracetamol o ibuprofeno (nunca mezclándolos) y siempre le ha ido bien. Se le pasa el catarro a los días, aunque la tos siempre le ha durado unos días más, pero eso ya nos lo advirtió la pediatra así que no nos preocupamos.

Ahora que nos hemos mudado de casa vamos a un centro de salud nuevo y tenemos pediatra nueva, sólo la hemos tenido que visitar una vez en estos meses y nos ha dado muy buena impresión.

¿Cuál es vuestra experiencia con los catarros y los pediatras?.
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

4 comentarios:

  1. ¡Que taller ta chulo! Pero me he quedado impresionada con el sitio, es de cuento. Un abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un sitio precioso, nos encantó, me dejó loca lo del árbol en medio de la tienda :D

      Eliminar
  2. El sitio parece precioso desde luego! Yo no soy muy de dar medicamentos así a la primera de cambio, además afortunadamente tampoco se ponen mucho malos. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una suerte que no enfermen mucho. Conozco a muchos padres que se pasan mes sí y mes también en el hospital, ¡qué lata!.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...