lunes, 23 de marzo de 2015

Nativos tecnológicos, ¿hacemos lo correcto?.

Es así, aunque nos cueste admitirlo, pero resulta que nuestros hijos ya no nacen con un pan bajo el brazo, ahora nacen con un smartphone o tablet. De hecho para cuando vayan al colegio ya sabrán manejarlos mucho mejor que nosotros.
¡Qué rica está la tablet!.
Puedes estar a favor o en contra de que los bebés/niños tenga acceso a esta tecnología, pero es lo que les ha tocado vivir y es lo que van a ver en su entorno, ¿hay que impedirles el acceso?, ¿hay que restringirlo?.

Mi teoría es que hay que enseñarles a usarlo correctamente, pero es tan complicado... Resulta complicado porque es muy fácil dejarles los móviles/tablets y que se entretengan mientras nosotros tenemos nuestros minutos de descanso. ¿Cuántas veces habéis ido a un restaurante y habéis visto a niños en la mesa entretenidos con los móviles para que estén tranquilos?.

Dicen que la tele no la deberían de ver los bebés de 0 a 2 años, no sólo no les aporta nada sino que impide que se desarrollen con normalidad, que se muevan, que exploren el mundo, que muestren interés por las cosas que les rodean... De los 2 a los 3 o 4 años es poco lo que les puede aportar y a partir de esa edad puede que les aporte algo, que puedan aprender o sacar algo bueno de lo que sale en la tele... supongo que será con programas educativos, documentales, musicales... porque la telebasura no les aporta nada a ellos, ni a nosotros. Pero no creo que haya muchos estudios hechos con los móviles, ordenadores, tablets... más que nada por lo reciente que es todo, por la velocidad a la que se está desarrollando esta tecnología.
Interesante lectura.
Nosotros sí le dejamos la tablet a Víctor, tiene cuentos interactivos, música variada, tiene aplicaciones infantiles educativas, aplicaciones con nanas, para pintar con los dedos, puzzles, tiene acceso a YouTube y ahí ve todo lo que él quiere: canciones, Peppa Pig, Caillou, Pocoyo... Y lo maneja él sólo, sabe ir de una aplicación a otra, sabe elegir lo que quiere ver, sabe pintar y hacer puzles, sabe poner pelis y poner música.

Pero no es lo único que hace, tiene juguetes que le apasionan como la pista de Chuggington, la cocinita que le compramos para Reyes, tiene bloques de Duplo con los que ha jugado hooooras y horas sin descanso, también tiene muñecos, cuentos, pinturas, coches, camiones, ambulancias y vehículos varios, pelotas, correpasillos, plastilina, palas y rastrillos para jugar con la arena... y se reparte entre estos juegos y los de la tablet.

No creo que se esté perdiendo nada en su infancia por usar la tecnología, no creo que su desarrollo sea inferior al de los niños que no tienen acceso a estas tecnologías, no creo que le falte imaginación, porque le veo inventar historias de leones que le persiguen, de trenes que entran en túneles, de coches que chocan entre sí, de bebés que lloran porque están malitos...
Jugando y disfrutando.
Tiene mucha energía y salta, corre, baja por los toboganes una y mil veces, pero eso no quita que a veces le guste estar más tranquilo jugando con la tablet y explorando esos mundos digitales.

¿Y tú qué opinas?, ¿se debería restringir a los peques el acceso a esta tecnología?.
Si te gusta lo que escribo puedes seguirme en Facebook.

14 comentarios:

  1. No!! Como herramientas tienen que aprender a manejarse. Cierto es que si los padres se manejan bien esto será más fácil. Cuidado con la brecha digital, hay niños que sólo tendrán acceso en el cole...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es algo que tarde o temprano van a aprender, yo no creo que vaya a existir esa brecha digital. Es cierto que no todos los niños tienen acceso a esta tecnología pero también es cierto que aprender muy muy rápido, si desde pequeños tienen acceso en el colegio pronto se pueden poner a un mismo nivel todos. Si tampoco tienen acceso en el cole entonces sí que existirá esa brecha. ¡Un abrazo!.

      Eliminar
  2. Yo creo que como todo, en el medio está la virtud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo complicado es llegar a ese medio, ¿verdad?. Es como cuando tu peque descubre el chocolate... jeje.

      Eliminar
  3. Cuando aparecieron la radio, el teléfono, el cine y la televisión (y el rock&roll) muchas personas se mostraron escépticas hacia su uso y contribución a la sociedad. Y es verdad que hay usos, por ejemplo, programas de televisión cuyas contribuciones son muy dudosas... Pero otras, en cambio, son maravillosas y no me imagino sin ellas. Todo tiene su edad y su momento y, en su justa medida, me parecen buenos entretenimientos.
    Lo mismo ocurre con las nuevas tecnologías, ¿no? ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro y se pueden adaptar a distintas edades y también los padres nos tenemos que adaptar conforme van creciendo los peques. No es lo mismo el uso que pueda hacer de un smartphone un niño de 2 años que un preadolescente de 10. Un besazo.

      Eliminar
  4. Coincido contigo, es la realidad que les ha tocado vivir y no podemos restringírsela. Pero es nuestra responsabilidad guiarlos en el buen uso y aprovechamiento de los aparatos tecnológicos y dosificar su uso en la medida que les permita desarrollar algunas habilidades sin interferir con el desarrollo de otras.
    Interesante post, un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego no se les puede dar estos aparatos y esperar a que hagan de niñera mientras nosotros vamos a lo nuestro, hay que estar muy encima de ellos, acompañarles, resolverles las dudas, explicarles y dosificar su uso. Un beso.

      Eliminar
  5. Muy de acuerdo contigo!!! Nosotros hemos decidido que nuestra peque use los aparatos tecnológicos que para eso están. Obviamente todo en su medida y no es que ella esté todo el día con ipad o móvil.

    Por cierto nos conocimos gracias a Ana de bebé friki y luego volvimos a coincidir en el evento de multident.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Claro que me acuerdo de vosotras!, tu blog tiene un nombre muy característico que me encanta, no eres otra "mamá de..." de la blogosfera maternal, jeje. Nosotros al principio dudábamos si dejarle o no tocar estos aparatos, pero como ves en las fotos pronto nos decidimos a hacerlo, además así aprende desde pequeñito a cuidar las cosas delicadas. ¡Un abrazo!.

      Eliminar
  6. Todo, con moderación, está bien. Y lo mejor es aprovecharse de ello descargando aplicaciones y juegos pedagógicos que les ayude con la creatividad, y porqué no, con las matemáticas. Yo he escrito con mi hijo una entrada fresca y divertida donde es él quien opina de las nuevas teconologías, en nuestro blog. Y oye, los críos están encantados!. Podrás encontrar la entrada en el carnaval de blogs de Madreesfera. Un besín guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi peque ya sabe contar hasta 20 en inglés gracias a un juego de contar estrellitas que hay en la tablet que le encanta. Eso es lo mejor que aprenden sin darse cuenta y divirtiéndose. Me paso por tu entrada ;)

      Eliminar
  7. Yo creo que todo en su justa medida y dándole un buen uso puede aportar algo bueno. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, no hay que ser extremista, aunque nosotros tenemos fases... cuando vemos que está "demasiado aficionado" le cortamos el grifo, escondemos las tablets para que no abuse. Un beso.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...