jueves, 19 de marzo de 2015

Hijo, te veo venir... esas caras que lo dicen todo.

Conozco a mi hijo muy bien, vamos, como si le hubiese parido (guiño, guiño) y cada una de las expresiones que pone ya me indican lo que va a hacer.

Desde que nació le calé su "carita de hacer cacas", esa manera de apretar los labios, esa concentración... le veo y ya voy preparando el paquete de toallitas y el pañal porque sé que está preparando su pastel.

Cuando me va a pedir algo que sabe que no se lo voy a dar, o que me va a costar ceder (principalmente chocolate o teta, que le doy y mucha, pero la tengo que restringir o estaría todo el día amorrado), me mira con los ojitos del gato con botas en la peli de Shrek, una sonrisa de oreja a oreja y afirmando con la cabeza como diciendo "¿Me lo das, verdad?". ¡Para grabarle!, lastima que sea tan complicado pillarle con la cámara en esos momentos.
Miradas que derriten al más duro.

La carita de culpabilidad, esa que con la mirada me dice, "Mami, no te acerques, que estoy haciendo algo que no te va a gustar y no quiero que vengas a verlo". Sí, su expresión dice todo eso y más. Suele ser cuando en un despiste mío se ha metido al baño y está mirando y sacando todas las cosas de los cajones, o, en otro despiste mío (cómo no), está en la cocina apilando latas de conservas, abriendo cajones, cogiendo lo que no debe... De ahí que mi casa cada día se parezca más a la mansión de Los Otros.

Pero la expresión que más temo es cuando se muerde el labio inferior, ¡ojito!, hay que prepararse porque va a hacer alguna burrada; Se va a lanzar en plancha contra su padre o contra mí, va a correr a toda pastilla para estamparse contra nosotros, va a saltar en la cama estando nosotros en ella... Sí, sus padres somos los sufridores de esta inocente carita, cuando la vemos mi marido se protege sus partes y yo mi nariz, porque no sé cómo lo hace, pero tiene una puntería...

¿También tenéis caladas las caritas de vuestros hijos?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

8 comentarios:

  1. Jajajajaja si es que estos peques son muy expresivos!! Yo a veces me descojono con las caras que ponen, se les ve venir a kilómetros!!!
    Muaksss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que le veo las caritas que pone y me lo como a besos, es la inocencia personificada.

      Eliminar
  2. jajajaja... que bello!! con esas caritas nos roban en corazón aunque estén haciendo de las suyas los pilluelos.

    ResponderEliminar
  3. Sí, muchas veces no hay duda, se lo ves en la cara, jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que lo dicen todo sin abrir la boca, jeje.

      Eliminar
  4. Jajajaja, sí es que por más travesuras que hagan es para comérselos! 😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, son unos pillos y a veces tenemos que poner cara de poker para que no vean que en realidad nos hacen gracia sus diabluras :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...