domingo, 26 de octubre de 2014

Nunca se me han roto unas gafas

Llevo gafas desde muy pequeña, no recuerdo a qué edad empecé a llevar pero seguro que tendría menos de 5 años... y nunca, nunca, nunca se me han roto unas gafas.

Mis últimas gafas me las hice hace años y necesitaba volver a graduarme la vista, así que aproveché una oferta que me comentó una amiga y me hice gafas nuevas en Visionlab. La oferta es hasta fin de Octubre, a los 2 primeros clientes del día que pidan gafas gratis por haber escuchado un anuncio en la radio se las regalan. En mi caso no me salieron gratis porque necesitaba unos extras, pero si que resultaron muy bien de precio (¡gracias Marian por el chivatazo!). Las que llevaba las iba a dejar en el coche por si acaso, ahora no es obligatorio llevar de repuesto, pero siempre va bien tenerlas.

Cuando me hice las gafas me ofrecieron un seguro anti rotura y lo acepté, en fin, no he roto nunca unas gafas, pero nunca se sabe... Pues antes de ir a recoger mis gafas nuevas, justo el sábado, estaba yo en la camita cómodamente y se me acerca Víctor y me dice "toma", ¿sabéis lo que me daba?, ¡¡¡la patilla de mis gafas!!!... y luego me dio el resto de las gafas, ¡horror!, me las había partido.

Ya sabéis lo que les gustan las gafas a los bebés y yo siempre las intento dejar fuera de su alcance, pero Víctor va creciendo y ya se pone de puntillas para llegar a más sitios y donde hace unas semanas no llegaba, ahora llega. Cogió las gafas por las patillas y las estiró; una patilla partida y la otra dada de sí.

Gafas nuevas y gafas arregladas

Pues nada, por suerte el lunes me entregaron mis gafas nuevas y aproveché para dejar las antiguas para que me las arreglaran. Me han cambiado las patillas y no ha salido excesivamente caro. Tendré más cuidado donde dejo las gafas, pero creo que Víctor ya se ha dado cuenta de que hizo mal al cogerlas, así que espero no tener más sorpresas, pero con los niños ya se sabe...

¿Qué "sorpresas" te han dado tus peques?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

10 comentarios:

  1. Que suerte que nunca hayas roto unas gafas, jejeje yo también llevo gafas desde que tenía 4 años y aunque no han sido muchas alguna si que se me han roto todavía recuerdo como cuando tenía unos 16 años se aflojó un tornillo y pufff cristal al suelo con tan mala suerte que se hizo añicos. Lo de los peques y las gafas son una atracción fatal yo haga lo que haga al final o me las coje o cuando las llevo puestas las toca y mira que insisto en que eso no se toca que si se rompe mamá no ve pero como ella no lleva (por suerte) la llama mucho la atención.
    Bssss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo cuando estoy con Víctor me las tengo que quitar, porque en cuanto me despisto me las coge... Es más rápido que yo!!!, y luego berrinche cuando las recupero :S

      Eliminar
  2. Mira mira que el otro día me tiró el pequeño las mías al suelo y casi me da un infarto. Menos mal que no se rompieron.
    Yo tampoco he roto nunca unas gafas. Ainsss me da hasta cosa decirlo verás como se me rompan ahora jejejej
    Un besete

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que ponerlas fuera de su alcance, si no hay tentación no hay peligro, pero claro... nos despistamos y pasa lo que pasa :/

      Eliminar
  3. El otro día mi hija se cargó las de mi madre, estábamos tomando algo la cogió en brazos para hacerle monerías y plaf, le agarra las gafas y salen volando, se le salió el cristal y una patilla fuera. Encima mi madre sin gafas no ve nada, le falta un ojo desde hace tres años y el que tiene está operada de desprendimiento y tiene como doce dioptrías. Vamos, que no quedó otra que llamar a mi padre para que le trajera las gafas de repuesto. Menos mal que tiene dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay pobre!, es que son como un imán para los peques y si las agarran es difícil que salgan vivas. Menos mal que tenía otras.

      Eliminar
  4. Yo tengo gemelas de dos años y una lleva parche y gafas y el pasatiempo favorito de su hermana es cargarse las gafas de su gemela. Tenemos dos pares y rara es la semana que una de ellas no pasa por la óptica para reparación. Lo peor es que sin gafas no ve porque fueron prematuras y tiene miopía alta, así que tengo que andar muy viva cada vez que unas se rompen porque sin ellas no puede estar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los peques tienen fijación por las gafas. Debe ser muy frustrante. Pronto se darán cuenta de que son muy importantes las gafas y dejarán de romperlas (tanto) pero mientras tanto hay que buscar estrategias para mantener a la hermana entretenida y que no se cargue más gafas ¡qué complicado!

      Eliminar
  5. Mi hija las lleva desde hace diez días y ayer ya estuvimos en la óptica para enderezarlas. Tiene 14 meses y aunque lleva una goma para sujetarlas de vez en cuando les mete un viaje y salen volando, además se intenta quitar el parche cuando se lo ponemos y va metiendo la mano por debajo y las retuerce enteras. Eso sí, para ponérselas no se queja nada, la pobre no ve tres en un burro sin ellas, sale a mi marido que hasta que se operó llevaba culos de botella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que menuda tentación tener las gafas encima. Al final se acostumbrará, pero mientras tanto mucha paciencia!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...