miércoles, 29 de octubre de 2014

Historias de virus

Víctor va a la guardería desde los 13 meses y quien tenga a sus hijos en la guardería ya sabe lo que pasa; virus, virus y más virus.

Ha pillado virus desde la primera semana que le metí, al parecer es lo más normal, pero es una lata tenerle todo el día con el moco colgando, pobrecico. Mocos en la nariz, mocos en nuestras ropas, por el pelo (suyo y nuestro), por toda la cama...

La verdad es que no me puedo quejar porque de momento no ha tenido nada serio, catarros, un exantema súbito (o roseola) y el último que ha pillado... gastroenteritis.

Y digo que no me puedo quejar porque que la primera gastroenteritis la pille con 21 meses está muy bien (por lo que me cuentan las demás mamás), pero el pobre con cada tanda de virus pierde más y más peso y se me está quedando escuchimizado.

Pues fuimos el otro día al pediatra que es un hombre mayor, muy alto y muy serio y me pregunta "¿Qué le pasa a este niño?" y yo "Pues que ha cogido unos virus", "Bueno, lo de los virus lo dirá usted", me responde muy serio. Empiezo a describir síntomas... "Pues sí, efectivamente son virus". Claro, cuando un pediatra te pregunta "qué le pasa" lo que quiere es la descripción de los síntomas, no un diagnóstico de la madre, jeje.

Virus malvado

El caso es que no le recetó nada porque esto en un par de días se iba a pasar y yo le pregunté por lo único que me preocupaba, la deshidratación, y me dejó tranquila diciendo que si tomaba el pecho estaba fuera de peligro de deshidratarse (y además no le veía síntomas de estar deshidratado). ¡Bendita teta!, punto positivo para la lactancia :)

Así que, efectivamente, el virus le duró 3 días y se recuperó... pero aquí llega la otra parte de los virus de los niños, que es ¡el contagio de los virus a los padres!. Qué miedo, cuando el peque se pone malo los papás también, primero se lo pegó a su padre, que justo le pilló en medio de viajes de trabajo y tuvo que volver a casita a recuperarse. Yo ya pensaba que me había librado, pero aquí no se escapa ni el tato y ayer mismo estaba yo para el arrastre. Menos mal que vino la abuela de la criatura a estar por la mañana con el peque, porque yo iba agonizando por la casa y ni fuerzas para llevarle a la guardería.

En fin, creo que ya estamos recuperados todos de éste virus, ahora vuelve a sus virus de mocos y toses. Dicen que el segundo año de la guardería es algo mejor y que luego llegan al cole bastante inmunizados.

¿Cómo llevan los virus vuestros peques?, ¿también os contagian todo lo que pillan?.
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

16 comentarios:

  1. Hay los virus que malignos son, pero es verdad como se cojan ellos algo vete preparandote que nos lo pegan fijo y nosotros lo pasamos peor que ellos o a simple vista es lo que parece. Nuestra peque no va a guardería así que coje pocos temo el primer año de cole porque se lo cojerá todo y por extensión nostros también.
    Me alegro que ya esteís todos recuperados y sobre todo el peque y así recuperar los kilos que ha perdido.
    Bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual me equivoco, pero yo pienso que cuanto más tarde los cojan mejor... Al menos da menos pena un catarro en un niño de 3 años que en un bebé de meses. Eso sí, prepárate luego porque va a ser un no parar de virus, glup.
      Besos.

      Eliminar
  2. Aquí adoptamos a todos los que se cruzan en nuestro camino. Será que nos da mucha pena dejarlos solitos.... ;P
    Besotes y recuperaros pronto!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mujer, no hay que ser tan altruista, no pasaría nada si algún virus se quedase huerfanito. Nosotros ya estamos casi recuperados, lo de la tos y mocos creo que va a ser un continuo este invierno, pero mientras sólo sea eso me doy con un canto en los dientes.

      Eliminar
  3. Vikingo no va a la guarde, pero dos veces que se ha resfriado siempre pasa lo mismo. Un día o dos con moquitos y pasa, eso sí, aquí la doña lo engancha después y no lo suelto en dos semanas. Ahora tengo tos perruna que va ya para tres semanas. Besos y a recuperarse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué pasa con los virus infantiles que nos afectan tanto a nosotros?. Cuídate ;)

      Eliminar
  4. aquí una sufridora de todo lo que pillan mis peques. Encima a ellos se les pasa enseguida mientras una anda renqueante durante días... snif, snif...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay pobre!, fíjate con lo pequeñitos que son y lo rápido que se recuperan ;)

      Eliminar
  5. Sí que da pena verlos malitos, pero más pena damos nosotras cuando nos ponemos malas y aún así tenemos a los monstruitos rondando y haciendo de las suyas!!! Me dan escalofríos sólo de pensarlo!! jajaja. Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, eso es lo malo, que si nosotras nos ponemos malas tenemos virus y monstruitos jajajaja.

      Eliminar
  6. jajaja me encantó tu conversación con el pediatra, yo me he topado con un par de "secos" que ni más he regresado con ellos, y siempre volvemos aunque no nos agrade al 100% su trato, con el pediatra que recibió a mi peque al nacer. Sobre los contagios, ojalá que no afecten tanto la salud de tu peque, gripes y tos se pueden manejar, pero las infecciones ya son un tema mayor, si a un adulto lo descomponen en cuestión de horas imagino como será en los pequeñitos, por suerte no nos ha pasado hasta ahora, pero me voy preparando. Lindo post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias maja. Nosotros también hemos pasado por varios pediatras y enfermeras, pero son los que nos pone la seguridad social y no me puedo quejar, al contrario, aunque no esté de acuerdo con todo lo que me dicen son bastante respetuosos.

      Eliminar
  7. Calla calla, yo estoy con el primer virus, y ya estoy más que harta!! Espero que sea de los afortunados que sólo lo pillen una vez (soñar es gratis no?)
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay bebés más propensos a acatarrarse, a ver si el tuyo se libra este invierno!. Besos.

      Eliminar
  8. De virus podría hacer como media docena de post. Pero resumiendo te digo que llevé al mayor a la guarde con 2 años cuando el pequeño tenía 4 meses y fue H-O-R-R-I-B-L-E. De médicos todo el día, el mayor hasta ingresado una semana. El bebé con la abuela ese tiempo. Noches a porrón en urgencias con el pequeño. Bueno con decirte que hasta la directora de la guardería me aconsejó que si podía que lo sacara y su pediatra lo mismo. Así que al final me busqué la vida y le cuidaban en casa. Mira yo creo que hasta lo voy a contar en un post porque madre mía que odisea fue ese tiempo.
    Por cierto que te cuento mi vida y no te comento el post, jejeej. Lo has escrito super bien. Me lo he leído en un plis plas, siento decirte que aunque a tí no te haga gracia el tema me has sacado una sonrisa por tu forma de contarlo y por esa fotito de virus tan graciosa que has puesto. Así que felicidades por el post.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana, me alegro que te hayas reído con el post. No eres la primera mami que conozco que ha tenido que sacar a su hijo de la guardería, algunas como tú pueden optar por la familia (¡qué mejor que la familia para cuidar a tu peque!) y otras se han buscado una cuidadora o niñera para casa, que esta opción es más cara pero si te lo puedes permitir está muy bien, cuidado personalizado y exclusivo para tu peque sin tener que compartir virus con otros bebés.
      Un beso para ti y para tus peques.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...