sábado, 13 de septiembre de 2014

¿Qué es un bebé de Alta Demanda?

"Son niños que duermen menos, lloran más y reclaman más atención de lo habitual."

Cuando nació Víctor, y hasta casi los 8 meses de edad, no dormía casi nada. No soy una exagerada, la gente me decía que debía descansar cuando durmiese el bebé, pero ¿cómo se hace eso cuando el bebé hace mini-siestas de 15 minutos y al cabo del día no llega a dormir ni 8 horas?. Cuando oía a las demás mamás y leía en las revistas especializadas que un recién nacido podía dormir entre 14 y 20 horas al día me moría de la rabia y de la envidia. Días y días, semanas y semanas, meses y meses sin dormir más de dos horas seguidas porque se despertaba cada poco rato y mamaba constantemente, había tomas que le tenía una hora seguida en cada teta, primero vaciaba una y luego la otra. Cuando al final se dormía lo hacía pegadito a mí (nada de cunas por mucho que lo intentamos) y ni haciendo el ninja conseguía separarme de él sin que se despertase.

Lo peor de tener un bebé de alta demanda (además de lo demandantes que son) es la incomprensión de la gente. Pero está claro, esto sólo lo puede entender quien lo ha vivido. El resto de la gente simplemente no te cree o piensa que exageras.

Es tal la extenuación física y psicológica que me producía que, sin haber tenido depresión post-parto (que en realidad es muy común), lloraba de rabia y frustración casi a diario. No conseguía tranquilizarme, oírle llorar sin parar durante horas y horas y sin poder calmarle me volvía loca. El otro día leía a otra mamá de bebé de alta demanda (Walewska) decir que muchos días tenía ganas de tirarse por el balcón, yo de lo que tenía ganas era de tirar a mi hijo por la ventana. Es muy fuerte siquiera llegar a pensar en eso, pero yo tenía que llamar al trabajo a mi marido para que viniese a casa porque si no iba a hacer una locura, y fueron varios los días que le llamé porque estaba al borde de mis nervios. Temía el momento en el que mi marido se iba a trabajar y luego miraba el reloj esperando la hora en que llegase del trabajo, y así un día tras otro durante meses. Era locura y desesperación, frustración y rabia, una pesadilla.

Pocos padres han escuchado el término científico "alta demanda" en relación al comportamiento de sus bebés, la razón es que están acostumbrados a utilizar términos como "agotadores" o "difíciles" en el momento de definir el estado de sus hijos. Una conducta caracterizada por el llanto continuo del bebé, por la constante necesidad de estar en brazos, por las pocas horas de descanso que necesita o porque solicita el pecho a todas horas.

Se trata de niños intensos, absorbentes, que maman con mayor frecuencia, que se despiertan a menudo, insatisfechos, impredecibles, hipersensibles y que necesitan mucho contacto físico. Estas son algunas de las principales características de los llamados bebés de alta demanda.


La convivencia con un pequeño así puede resultar difícil, ya que lloran con mucha intensidad y no soportan estar lejos de su madre. Además, están siempre en estado de alerta, apenas duermen (20 minutos seguidos, máximo) y el más mínimo ruido les despierta. Pero además de estas características, hay otras señales comunes a los bebés de alta demanda que sirven para advertir a los padres de que su hijo forma parte de este grupo de niños:

  • Tienen los ojos grandes y muy abiertos; observan con atención su entorno desde el primer día.
  • Sujetan la cabeza casi sin ayuda nada más nacer y no aceptan la posición tumbada: quieren estar siempre erguidos mirando todo.
  • No permiten que se les deje ni un segundo alejados del cuerpo de su madre (día y noche).
  • A estos bebés no les gusta ir en coche: lloran de un modo desesperado.
  • No toleran la cuna, el carrito, algunos ni siquiera los portabebés: solo quieren brazos.
  • No les gusta bañarse y es muy difícil hacerles tomar las medicinas.
  • No dejan que ninguna otra persona les coja, lo que dificulta mucho las revisiones del médico.

Víctor cumplía todos y cada uno de estos puntos además de ser intenso, hiperactivo, absorbente, insatisfecho, impredecible, hipersensible...  algunos todavía los cumple aunque en otros ha mejorado. ¿Cuándo empezó a mejorar?, pues cuando la gente me decía que iba a ser peor y que me preparase, "¿Peor?" pensaba yo, "IMPOSIBLE!!!!". Y tenía razón, por mucho que un bebé al gatear y luego al andar "dé más trabajo", a Víctor le dio algo de independencia y unos minutos de respiro a mí (no sé si esto les pasa a todos los bebés de alta demanda, pero es lo que nos pasó con el nuestro).

Ahora Víctor sigue siendo muy intenso y absorbente, tiene mucho carácter, pero sabemos llevarlo mejor y se nota que ha madurado, que entiende las cosas y que se puede negociar con él, no siempre claro, sigue siendo un bebé.

Es un niño muy alegre, muy simpático, muy despierto y muy inteligente (lo digo yo que soy su madre y punto). Me sigue desesperando en ocasiones, pero le perdono todo en cuanto me regala una de sus sonrisas o me da un besito (ya sabe como conquistarme).

Selfie con mi bebé.




Fuente (texto en gris y cursiva): Revista Eroski Consumer: Bebés de Alta Demanda ¿cómo reconocerlos?.  Aquí podéis ver el reportaje completo sobre bebés de alta demanda.

No os perdáis la entrada de Walewska de Mamis y Bebés contando su experiencia con su segunda hija.

¿Conocíais los bebés de alta demanda?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

25 comentarios:

  1. Madre mía... Estás definiendo a mi hija... Espero que el que viene en breve no sea así :O

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son tremendos, pero el segundo no tiene por qué ser así. En el enlace que he puesto a Mamis y Bebés verás que tiene 2 niñas preciosas, la mayor muy tranquila y la peque de alta demanda. ¡Muchas felicidades por el segundo!.

      Eliminar
    2. Revisando este post acabo de darme cuenta de que puse el comentario el mismo día en que nació el segundo! jajaja... casualidades de la vida...

      Y no, no es de Alta Demanda, es un solete comparado con su hermana :P

      Eliminar
    3. ¡Qué alegría!, es que dos así es para volverse majara, jijiji. La verdad es que nos quejamos, pero luego llaman la atención por lo espabilados y listísimos que son y eso hace que nos hinchemos de orgullo por nuestros terribles AD ;)

      Eliminar
  2. Madre mía Carmen que horror. Yo te entiendo algo porque encima sufrí la temida depresión, que hacia que sintiera ganas de tirarme por la ventana ( y vivo en un ático ) cada vez que mi hija se negaba a descansar. Tb miraba el reloj con desesperación para que viniese alguien a relevarme. Ahora con 13 meses es una niña con carácter pero buena que descansa lo justo para que no muramos de sueño. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la depresión he leído en algún sitio que afecta al 50% de las madres, era uno de mis mayores miedos cuando estaba embarazada, es terrible. En cuanto a lo de dormir... hasta hace pocos días yo no había conseguido dormir más de dos horas seguidas. Ahora estoy con el destete nocturno y duermo algo más, lo contaré en mi blog más adelante :P
      Dicen que con el tiempo mejoran en lo de dormir así que ¡mucho ánimo!.

      Eliminar
  3. Mi peque también lo es y hasta que no os descubrí este año no sabia era la alta demanda lo peor es la sensación que tienes de que pareces una exagerada yo sabía que algo pasaba porque no era normal que llorara tanto sobre todo a última hora del día y por la noche cuando veía que estaba en la cuna lloraba desesperadamente llegamos a hacerla pruebas de alergia alimentaria porque creímos que tenia gases pero nadie me hablo de esta posibilidad desde que lo descubri estoy mucho más relajada y aunque tiene mucho carácter y a veces es muy agobiante que solo quiera con su mami pero ha mejorado en muchos aspectos, ya veras como Victor con el tiempo mejora el sueño nocturno.
    Bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando no se sabe qué es lo que pasa es desesperante, como tú dices se mira en médicos, en psiquiatras, en todas partes a ver qué es lo que ocurre, por eso es bueno darle difusión a este término, para que la gente busque información y sepa a lo que se enfrenta. Una vez que se sabe qué pasa te puedes 'relajar', ya que sabes que en realidad tu hijo está sano... es su carácter fuerte, su forma de ser y todo mejora con el tiempo.

      Eliminar
  4. Acabo de entender a mi hijo. No le di el pecho pero a día de hoy con 3 años y medio sigue siendo así. Ha mejorado pero para que te hagas una idea en la guarde el año pasado estuvo llorando para entrar todo el curso. Después de leerte creo que le entiendo un poco más. Y lo del carácter es totalmente cierto tiene muchisimo carácter. Incluso se me ha pasado por la cabeza llevarle a un psicólogo. Es difícil entenderlo. Yo agradezco ese apego pero hasta cierto punto a veces es agotador. Entiendo perfectamente lo de tirarle por la ventana a mi también me ha pasado.
    Por cierto acabo de darme cuenta que tengo un post que se llama muy parecido al nombre de tu blog. Si te molesta sólo dimelo que lo cambio.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Víctor también le cuesta un montón quedarse en la guardería, se agarra a mí como una lapa y en cuanto los profes le separan de mí cogiéndole en brazos llora de rabia, luego en cuanto me marcho se le pasa y hay días que le puedo dejar sin llorar, pero son los menos.
      Por lo del post no te preocupes, ya lo vi, jeje, pero no te dije nada porque no me molestó ;)

      Eliminar
    2. Gracias guapa es que me salió el titulo solo no caí en ti. Sorry😙 pero es que el nombre de tu blog es muy molón y se te queda metido.
      Un besito

      Eliminar
  5. Comooooo te entiendooooooo!!!! He llorado mares, me sentía mala madre, pensé que algo le pasaba hasta que un día Papidire y yo nos pusimos a buscar por internet y dimos con el término de Alta Demanda. Hasta ese momento yo era una madre quejica, o así me catalogaba el resto. "Ponle con sus juguetes que se entretenga, anda como no va a dormir...." Y no, Vikingo solo me quería a mí, ni a su padre ni a nadie más, solo a mí. Hubo días de pasármelos porteando desde la mañana a la noche. Hasta que entendí, comprendí y acepté. Entonces ocurrió algo, dejé de llorar y de preocuparme, estuve ahí para él y de repente cuando comenzó a gatear fue siendo más independiente, siempre cerca pero comenzó a descubrir el mundo y ahora caminando más. Sigue siendo demandante, tiene un carácter de mil demonios y pide atención constante, pero es diferente, duerme del tirón y todo ha ido mejor. Eso sí, la incomprensión de la gente sigue ahí "mi hijo es el raro" pero me da igual, sé que hay niños como él y que solo son especiales. Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, en cuanto se sabe qué es lo que ocurre se ve todo desde otra perspectiva. Yo he probado lo del porteo y tampoco ha funcionado, se siente atrapado y no hay manera, con su padre es distinto, con él se deja portear algo más, pero en ocasiones puntuales y no siempre. Por suerte la silla la va aceptando, eso sí no le reclines la silla estando despierto, que le da una rabiaaaa, jajaja, vamos que incluso si le reclinamos cuando se le cae la cabeza de lo dormido que está se despierta renegando, ¡qué tío! :D

      Eliminar
  6. Mi hija también era así...y digo porque al noveno mes ya no pude más y con todo el dolor de mi corazón y aún sabiendo que algunos me llamarían mala madre le hice el tan famoso y polémico duérmete niño. Me dolió 3 noches de berrinche, pero supuso un bienestar para la familia al completo el poder dormir a partir de esa noche de un tirón (hasta entonces lo hacíamos cada 20 minutos). Aún así ahora tiene 6 años y sigue siendo muy exigente, pero soy muy consciente de lo que se le puede permitir y lo que no, y creo que gracias a eso lo llevamos mejor, así que mucho cuidado con lo que se le consiente y lo que no, pues son muuuuy avispados y buscan cualquier rendija para poder hacer su voluntad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira me has dado una idea con lo de consentirles que hagan su voluntad, próximamente escribiré un post sobre el tema. Me alegro que pudierais solucionar lo de dormir, yo no creo que con el mio funcionase el método Estivill sin poner en riesgo su salud física y la mía mental. Cada padre sabe lo que le puede convenir mejor a su hijo o a su familia y está claro que sólo queremos lo mejor para todos.

      Eliminar
  7. A mi me ha contado muchísimo entender porque mi hija no podía dormir, que estaba haciendo mal, si es que tanta teta, brazos, colecho, estaba creando un ser más dependiente de mi de lo normal... Hasta que conocí el terimino AD y empecé a ver en grupos que lo mio no era algo "malo"... estos post ayudan un monton :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tenía claro que no era por la teta, ni el colecho ni nada de lo que pudiera hacer, porque le noté demandante desde el minuto 0. Tanto es así que a las pocas semanas encontré el término después de mucho buscar. A mi también me parece que compartir estas experiencias ayuda a las que están pasando por lo mismo, a mi también me ha ayudado leer a otras mamis en mi misma situación ;)

      Eliminar
  8. Yo no había oído este término hasta que llegué a la maternidad. Yo no tengo una beba de alta demanda, pero no me quiero imaginar cmo tiene que ser si ya hay días "normales" en los que te tiras de los pelos!!! genial haber superado los primeros meses y que cada vez vayáis a mejor. bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene mucho caracter y todavía muchos rasgos de la alta demanda y un gran apego a sus papis, que a veces es bueno, a veces preocupante y a veces agotador, pero desde luego estamos muuuuucho mejor que los primeros meses (¡menos mal!). Besos.

      Eliminar
  9. comparto los sentimientos expresados con el post. a pesar de que mi hija mayor no cumple con todo los puntos, ella era un bebe de alta demanda y aun es una niña de alta demanda. Su hermana por suerte nos salió algo menos demandante, pero más necesitada de brazos que la primera.
    Ahora que ya van creciendo la verdad es que verlas jugar juntas durante ratos "largos" aun me parece increible

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe ser un gustazo esos momentos de tranquilidad y ver como juegan las hermanas. Menos mal que cuando crecen se hace más fácil de llevar. Un beso.

      Eliminar
  10. Madre mia, clavadito, sobre todo los primeros puntos,...no sabia que lo de mirarlo todo, o levantar la cabeza desde los primeros dias o no querer ir en coche tambien estuviese ligado a la alta demanda, pero mi hija los cumplia todos....con el tiempo la cosa ha ido mejorando, pero es que es muy fuerte cuando por ejemplo yo llegaba a pensar que el irme a trabajar era mi momento de descanso del dia y pensaba que yo era un bicho raro. Quien no ha pasado por esto no se imagina siquiera lo que es. Aunwue tambien he de decir que no cambio a mi fierecilla por nadie y que la amo con locura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos niños son muy intensos en todo, pero por suerte también lo son cuando están contentos o emocionados por algo. Es maravilloso oírles reír, verles jugar o ver cómo descubren las cosas con tantísimo asombro y... como tú dices, con el tiempo va mejorando la cosa. Un beso.

      Eliminar
  11. He visto la luz al leerte!!! Has descrito perfectamente a mi hija!! Soy madre de una niña de alta demanda y ni siquiera sabía que eso existiera!!!
    Mi primer hijo es un solete, pero cuando llegó su hermana, mi vida se convirtió en un pequeño infierno. Ahora tiene tres años y hará unos nueve meses que ha empezado a dormir por las noches, ya no soy mapachewoman!!!
    Gracias por escribir sobre este tema y por hacerme saber que no estoy sola y que no soy tan malamadre como creía por pensar según que cosas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vanesa, ¡cómo me alegro haberte ayudado de alguna manera a comprender lo que le pasa a tu peque!. Tengo varios post sobre este tema, el más leído de mi blog trae una lista con otras webs y blogueros que también hablan de la alta demanda. Teniendo un niño mayor te dejarían descolocadas las reacciones de tu peque, ¿verdad?. Yo es que ni sabía cómo eran los bebés, pero desde luego no me esperaban que fueran así, jeje. Ahora con casi 3 años que tiene mi peque la cosa ha cambiado y mejorado muchísimo. Un abrazo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...