viernes, 19 de septiembre de 2014

No me juzgues

Todo el mundo tiene su propia opinión respecto a la crianza, a veces basada en la experiencia propia y otras veces basada en la experiencia ajena, en lo que ha leído en revistas o visto en pelis. Pero todos sabemos lo que hay que hacer cuando se trata de crianza.


Una de las cosas que he aprendido con la maternidad es que hay muchos opinólogos sueltos, familiares, amigos, vecinos y hasta desconocidos se meten en tu vida y en la forma de criar o llevar la maternidad. Así por las bravas y sin pedirles consejo te dicen lo mal que haces esto, o cómo te iría mejor si lo hicieses de esta forma o que no se puede permitir que hagas esto o lo otro o lo de más allá porque no es forma de criar a un niño en condiciones.

  • ¿No le dejas que duerma contigo?, no sabes lo que te estás perdiendo con el colecho, es bueno para el bebé y te ayudaría en la lactancia.
  • ¿No es un poco mayorcito para dormir con los papás?, ya debería tener habitación propia y así dormiría toda la noche sin que os despierte.
  • ¿Le das biberones en vez de pecho?, con lo bueno que es para su salud, deberías darle pecho hasta los 6 meses mínimo.
  • ¿Cuándo vas a dejar de darle el pecho?, a partir del año la teta es un vicio, no les alimenta ni les aporta nada.
  • No le cojas en brazos cada vez que llore, que se va a acostumbrar.
  • ¿Le vas a llevar a guardería?, pero si no trabajas y te puedes encargar tú de él, además el dinero que te ahorrarías.
  • ¿Le alimentas con potitos de compra?, eso son guarradas, deberías prepararle la comida con productos ecológicos.
  • ¡Ponle zapatos!, que se le van a enfriar los pies.


¿Sigo?. De todo se puede opinar, nunca harás las cosas bien, porque hay tantas opiniones como culos. Haz lo que diga tu instinto, no lo que te diga la vecina. No es necesario que te justifiques, ¿de verdad necesitas explicar por qué haces las cosas a todos y cada uno de los que se meten en tu vida?.

No hay que ser extremista, no es todo blanco o negro, no hay que ponerse en contra de alguien porque no haga lo que tú harías, no hay que imponerse, no se puede juzgar sin conocer las circunstancias o el motivo de por qué se actúa de una u otra manera y aun conociéndola no hay que meterse donde no te llaman. Cada madre hace lo que le parece mejor para su familia, ya sea para el bienestar del bebé o para su propio bienestar, ya que si la madre no está a gusto repercute en la forma en la que se enfrentará al estrés y los problemas, con nervios y de forma negativa.

Una madre hace lo que cree que es mejor para su hijo porque le quiere como a nadie en el mundo. Si ves que por ignorancia o desconocimiento está haciendo algo perjudicial para el pequeño le puedes ofrecer tu ayuda y, si la acepta, darle información, siempre desde el respeto y a ser posible objetiva. Asegúrate de que no le estás imponiendo tu criterio, sólo le estás informando de las opciones que tiene. Díselo con tacto y cautela, para que no se sienta atacada.

Es tan difícil tener la boca cerrada, yo misma he tenido que morderme la lengua en más de una ocasión para no meterme donde no me llaman, mi timidez ha salvado a muchas madres de escuchar mis "desvaríos" ;)

¿Te has sentido juzgada alguna vez?, ¿ha cambiado tu forma de opinar desde que eres madre?
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

4 comentarios:

  1. Cuántas veces, estando embarazada comenzó el martirio, ¡qué gente tan pesada! "tienes la barriga grande, pequeña, pues yo a esos meses bla bla bla" Una amiga me dijo "cuando estás embarazada todos son matronas y ginecólogos, pero lo peor viene después cuando nace el niño, ¡entonces todos son pediatras!" Yo al principio sufría, daba explicaciones y me enfadaba. Ahora después de un año paso totalmente o si se están pasando meto un corte y sigo a mi vida. El otro día Vikingo mordía un muñeco mientras esperábamos a ser atendidos en una tienda. Se me acerca un hombre y me dice "Perdone Señora, ¿se ha dado cuenta usted que a su hijo le duele la boca? le están saliendo los dientes" ¿en serio Caballero? ¡Cómo para no darme cuenta si tiene 8! Antes llegaba a cada echa una furia, ahora no me callo. Besos y mucha fuerza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y lo que se socializa teniendo hijos!, todo el mundo tiene algo que decirte, jejeje, nada al final hay que pasar o se hace mala sangre, a parte que muchas veces la gente no va con mala intención, pero no saben tener la boquita cerrada :P

      Eliminar
  2. Me ha encantado lo de hay tantas opiniones como culos jajajaja que razón tienes es que la gente tiene que hablar siempre si lo haces porque lo haces y sino porque no lo haces. Yo al principio también me hacía mala sangre pero ahora intento pasar aunque a veces es díficil. Con nuestros niños es muy fácil hablar y decir así no se hacen las cosas pero perdona!!!! yo sabré lo que tengo que hacer y como actuar que ya bastante tiempo me ha llevado a mí conocer a mi hija como para que venga nadie a darme lecciones en tal caso consejos y sólo si yo les pido hombre ya!!! y como dice el refrán en boca cerrada no entran moscas :)
    Besazos!!1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor es cuando los consejos viene de la gente más cercana, esos son los más duros de llevar. Los de desconocidos de la calle por no discutir les das la razón como a los tontos y a otra cosa mariposa, jajaja.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...