jueves, 25 de septiembre de 2014

Destete nocturno; la práctica.

Como ya os he contado, conozco dos métodos para destetar a Víctor por las noches, pero ninguno de los dos me convencía al 100% y sabía que iba a ser MUY DURO con nuestro pequeño de alta demanda. Con deciros que aun a día de hoy, con 20 meses, llora cada vez que me voy de su lado para ir al baño!!, ni mear tranquila puedo, ni aunque se lo explique, ni aunque vea donde entro. Llora rabioso y me persigue y no se conforma con estar ahí, se quiere sentar en mis piernas. Os hacéis una idea, ¿no?, con mamá a todas partes.

Con este panorama empezamos hace dos meses a enseñarle bien la diferencia entre el día y la noche, por suerte le encantan la luna y las estrellas, así que era más sencillo explicárselo y para hacerlo aún más fácil le compramos un peluche que proyectaba en el techo las estrellas y la luna, así que lo encendemos por la noche y por el día aunque lo encendamos, al haber luz no se ven proyectadas. De esta manera aún se hace más fácil enseñarle a distinguir el día y la noche, la diferencia entre estar despiertos y estar dormidos.

Twilight Turtle de cloud-b (¡Nos encanta!)

Lo del peluche para dormir lo hemos intentado pero sin mucho éxito, nunca ha tenido un peluche favorito, duerme con su madre así que nunca ha necesitado muñeco de apego, con lo que después de insistir terminamos por desistir en ese punto.

Lo de no darle el pecho en la cama; IMPOSIBLE. Es un punto muy importante pero no lo podíamos aplicar, porque desde que nació le doy el pecho en la cama. Casi siempre lo hago en esa postura, tumbada, a no ser que salgamos de casa, entonces se hace donde toque, sillas, salas de lactancia, en el metro o donde sea. Para nosotros es la postura más cómoda y si se queda dormido ya no hay que moverle, así que cambiar ese hábito nos iba a costar más que el hecho de destetarle por la noche.

Una vez claros esos puntos, empezamos a aplicar el método padre. No tengo ninguna casa cercana donde irme a dormir así que me fui a otro cuarto, a veces acostaba a Víctor con la teta, le dejaba dormido y yo me iba de la habitación y otras veces Víctor se iba con su padre a dormir, sin teta.

Las primeras semanas fueron muy duras porque Víctor me llamaba y pedía teta constantemente. Su padre le calmaba, le decía que era de noche y que había que dormir, como insistía le ofrecía agua o comida, y como le encanta el yogur se levantaban de la cama, se tranquilizaba, se tomaba el yogur y otra vez a dormir... a las horas la misma escena, pero cada día los despertares eran menos y las llamadas de teta también, aunque seguía preguntando por su madre. Su padre le explicaba que como era de noche yo estaba durmiendo y que volvería por la mañana con él.

Pasaron un par de semanas y empezamos las vacaciones de verano, una semanica fuera de Madrid y durmiendo en un hotel, los 3 en la misma cama, era la prueba de fuego... no la superamos. Tenerme de nuevo a su lado y no poder tomar el pecho por las noches no lo entendía y como estábamos de vacaciones tampoco queríamos sufrir más esa semana, así que le volví a dar el pecho. Lo de poner a Víctor al lado de su padre y no a mi lado no funcionaba porque trepa por encima de su padre y llega a mí con facilidad.

Después de esa semana, volvimos de nuevo con el plan, esta vez ya no le costaba tanto, se despertaba una vez por la noche, se tomaba el yogur y a dormir, así que a los pocos días me decidí a volver a la cama.

No voy a mentir, me sigue pidiendo teta por las noches, pero sólo se despierta una vez y a veces se conforma, gruñendo un poco, cuando le digo que es de noche y hay que dormir (por suerte se duerme a los pocos segundos de despertarse) y otras veces me cuesta más convencerle y salimos a comer el yogur en mitad de la noche (aunque lleva días sin necesitarlo). Si el despertar lo hace a partir de las 5 de la mañana ya no hay nada que hacer, insiste, insiste e insiste y no se vuelve a dormir, así que o me niego (durante una hora!!!) y le doy el pecho a las 6 y ya nos levantamos, o no me niego le doy el pecho a las 5 y, con suerte, se vuelve a dormir, y sin suerte, ya no hay quien le duerma y nos tenemos que levantar.

Al menos ahora sólo es un despertar por la noche. Antes eran 3 despertares en contadas ocasiones, o lo más normal, cada hora, o cada 5 minutos. Hemos mejorado considerablemente y esperemos que con el tiempo desaparezca ese despertar nocturno y durmamos toda la noche del tirón.

¿Habéis conseguido el destete nocturno?, ¿qué métodos habéis aplicado vosotras?.
Si te gusta lo que escribo puedes seguir mis desvaríos en Facebook.

12 comentarios:

  1. Ayyyyy estos niños! Pero bueno, lo estás haciendo genial si él se queda satisfecho. Aquí la verdad es que seguimos con la teta a demanda y como, salvo excepciones, no tengo ningún problema, pues seguiremos así por el momento
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo nuestro ya era desesperación, días y días sin pegar ojo o durmiendo "a plazos". Ahora que hemos solucionado esto le tendré que poner remedio a mi insomnio... hoy despierta desde las 3:30 y mi peque no ha tenido nada que ver. Lo mejor, sin duda, es la teta a demanda así que genial que puedas llevarlo bien :)

      Eliminar
  2. Yo también desteté a mi hija pequeña por la noche hace un poco más de un mes.
    Se despertaba cada nada, ya tenía 19 meses y yo pensaba que me iba a dar algo al ir por la vida tan cansada, no paraba de adelgazar y me sentía muy agotada.
    El primer día de vacaciones le dije a mi marido y a la mayor que se pudieran tapones en los oídos porque la noche iba a ser larga. Lo decidí de repente, me salió de dentro y dije "hasta aquí!"
    Me crea un poco de conflicto por negarle algo que le gusta tanto y tener que elegir entre mi comodidad o la suya, casi siempre gana la comodidad de mis hijas y soy yo la que, aunque esté cansada, hago lo que ellas demandan, pero esta vez no fué así.
    La primera noche fué una tortura, supongo que para ella más que para mi, que también. Simplemente le decía que la teta no y le ofrecía agua, plátano, yogur, canciones, volteretas con doble tirabuzón...lo que hiciera falta, menos la teta.
    Lloró mucho y fue horrible, pero se pasó, por el día tampoco le dí, fue una terapia de shock, la verdad.
    Por el día ella no llevaba mal, yo peor. Cómo a setas alturas ya sólo le doy de una teta, la otra no le gusta...tenía una como una sandía y la otra pequeñuja, yo venga a sacarme leche a escondidas, pero loógicamente, no consigues sacar ni una tercera parte de lo que saca un niño, así que me sentía siempre al reventón.
    La segunda noche un poco mejor, nos levantamos a comer plátano y yogur un par de veces, pero mejor.
    La tercera noche durmió 12 horas del tirón!!!
    La tarde del 3er día le ofrecí teta porque me dí cuenta de había sido un poco burra al destetarla de golpe y NO QUISO! pero en un par de horas vovió y me pidió, qué alivio!
    desde entonces duerme casi siempre del tirón, a veces se despierta con hambre y le doy un poco de plátano, yogur, avena,...lo que sea
    Y he llegado a lo que era "mi sueño idea" (como Rapunzel). Le doy por el día, pero no para dormir por la noche, sigo durmiendo con ella y yo descanso por la noches, llevaba ya 5 años sin dormir del tirón entre la mayor y la pequeña, y soy una mujer nueva.
    Lo extraño es que sí que le doy para la sista cuando llego de trabajar, pero en salón, no por nada, si no porque surge así, se queda frita y la llevo a la cama.
    No voy a negar que ella se pilla algún rebote todavía cuando me pide y no le doy, pero en conjunto, en la familia hemos ganado en calidad de vida.
    Cuando vuelvo de trabajar estoy yo sola con las dos toda la tarde y ahora tengo más energía para hacer cosas con ellas. Su padre y yo vamos con los turnos cambiados para que la mayor no se tenga que quedar en el cole a comer y la peque no tenga que ir a la guarde. Antes esto se me hacía muy cuesta arriba, ahora hay días que cuando se duermen en vez de desmayarme hata veo algún capítulo de alguna serie y en los días buenos hasta puedo mantener una conversación aceptablemente coherente con el padre de las criaturas y relajarme sabiendo que la pequeña, no se va a despertar, con suerte, hasta el día siguiente.
    Lo de los miedos de la mayor ya es otro cantar...pero de eso, por suerte, se encarga papá.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué destete más rápido, jeje, pero entiendo que lo necesitaras, lo de trabajar y tener dos peques a cargo es demoledor si a eso le añades que no descansas medianamente bien por las noches. Estoy segura de que habrás notado el cambio y eso te habrá beneficiado en el trabajo y hasta en tu relación con tu pareja e hijas. Te entiendo con lo del conflicto, aún me siento mal cuando por las noches me pide teta y se la tengo que negar, aunque sé que se dormirá al minuto y tan tranquilo y sé que es lo mejor para todos, no sólo nosotros dormimos mejor, también él lo hace. Lo de las 12 horas de tirón ya ni sueño con eso, si duerme seguido 8 horas me doy con un canto en los dientes :P
      Espero que se solucione pronto lo de los miedos, que como todo con los niños son fases pero se pasa muy mal.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. La verdad es que Guillermo perdió interés él solo. Al volver a trabajar, fuimos reduciendo gradualmente las tomas hasta dejar únicamente la de la noche. Llegó un momento en que noté que tomaba el pecho por tomarlo, pero no por hambre ni para ayudarle a dormirse. Así que una noche decicí probar a no darle y no me pidió, lo mismo la siguiente y la siguiente... y se acabó. Me pareció un poco pronto (fue a los 15 meses), pero estas oportunidades no hay que dejarlas pasar. Al fin y al cabo, el niño manda.

      Eliminar
    3. Esa es otra opción de destete, la de "no ofrecer, no negar", pero a mi no me servía porque no soy yo la que le ofrezco teta, es él el que me pide siempre. Hiciste muy bien en aprovecharla, así te has ahorrado lloros y tensiones porque fue decisión de tu peque. Nuestro peque en cuanto le recojo de la guardería lo primero que hace es pedir teta, así que aunque le quite las de la noche y no le dé mientras está en la guardería luego compensa y sigue con muuuuchas tomas durante el tiempo que estamos juntos.

      Eliminar
  3. Nosotros también hemos conseguido que duerma hasta 8 horas seguidas gracias al destete nocturno y a haberle enseñado a dormirse solo por la noche. El Plan Padre ha mejorado nuestra calidad de vida infinitamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros creo que aún no hemos llegado a las 8 horas, pero estamos en camino (espero). ¡Me alegro de que lo hayáis conseguido! ;)

      Eliminar
  4. Buffff te leo y pienso que en mi hija es imposible... Tiene 17 meses y única y exclusivamente se duerme con la teta... Si le quito la teta sé que no habrá manera de dormirla (no sirven brazos ni cuentos ni canciones ni nada de nada).
    Como niña AD cuanto más cansada está más nerviosa se pone y al final es un bucle infinito, si un día hay alguna visita más "pesada" de lo normal que la excita (o la incomoda) mucho sé que esa noche será una odisea dormirla e incluso algunas veces se pasa la noche entera despierta, enganchada a la teta y acariciandome (aveces apreta los ojos con desesperación intentando dormirse pero no es capaz).
    La verdad que comparado con hace un año ahora duerme de maravilla jejejej los 5 o 6 despertares de cada noche ya no me matan como antes, ahora se despierta, se engancha a la teta q tengo en modo self service a la altura de su cara, mama un poco y se vuelve a dormir al cabo de unos minutos. Muchas veces ni me despierta!!!!
    Antes era una odisea de algunas veces hasta 2h de lloros antes de dormirla (de ahi q las 5 veces de ahora no me molesten jejeje)
    También he de decir que si la desteto de noche yo creo q se acaba la lactancia, ya que por el día no me pide casi nunca, únicamente si está mala o muy nerviosa. Cuando quiere leche por el dia pide un bibe (con leche de continuación, ya que con el sacaleches no consigo q salga ni una gota).
    Me alegro que os funcione y puedas descansar! Es una maravilla cuando te despiertas por la mañana y piensas "que bien he dormido hoy"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conforme van creciendo se van calmando y es más fácil afrontar el destete nocturno. 5 ó 6 despertares es lo normal en estos peques AD, incluso ahora después de varios meses de haber conseguido el destete nocturno tenemos noches malísimas y tengo que volver a darle el pecho por la noche 5, 6, 7... pierdo la cuenta de las veces que le doy, pero estos métodos nos han ayudado a que la mayoría de las noches descanse más. Igual con 17 meses es todavía pronto para intentar el destete nocturno, inténtalo más adelante si ves que lo necesitáis. ¡Mucho ánimo!.

      Eliminar
    2. Vuelvo a ser yo unos meses más tarde... a punto de hacer 23m estoy planteandome seriamente el destete nocturno... no puedo más! pero no veo la manera.. a su padre no lo quiere ni en pintura, así que no tengo claro como hacerlo. Lleva un mes o así q aparte de mamar para dormirse, tanto al acostarse como en cada uno de sus multiples despertares, me usa de chupete!!! y para evitar q se le salga de la boca la cierra con fuerza mientras duerme! Me hace muchisimo daño y encima me salen como burbujitas de leche en el pezón, q duelen horrores.
      Estoy agotada y doloridisima, hay días que no soporto la sensación, y creo que empiezo a tener agitación del amamantamiento o como se llame, y me siento realmente mal, pero necesito apartarme de ella y eso solo hace q empeorar la situación y q llore más... es un bucle.
      No quiero ser cruel y dejarla una semana en casa de mi madre (q es la unica persona con la q se duerme) pero no veo otro camino.. voy a intentar "convencerla" para que quiera dormir en su habitación, en su cama... a ver si aunque sea dandole la teta alli, cuando se duerma consigo escaparme sin despertarla y al no olerme duerma un poco mejor... si esto no funciona no sé q hacer... pero ver q tu lo has logrado me hace pensar q yo también puedo!

      Eliminar
    3. Muchísima paciencia con el destete. No sólo porque te puede llevar semanas (o meses) sino porque hay momentos en los que se vuelve atrás, por ejemplo cuando está malito y lo único que admite es la teta, te da pena y no le vas a tener a régimen siendo que no come otra cosa, así que le das por la noche... y luego volver al destete cuesta... no tanto como la primera vez, pero cuesta.

      A mí me sigue despertando por las noches, la mayoría de las veces se conforma con beber agua (aunque lo primero que pide es teta), no llora, pero insiste mucho, eso sí ya no son esos despertares continuos cada 2 horas, y si acepta rápido el agua al minuto vuelve a estar dormido y no es como tenerle enganchado más de media hora a la teta. Con esto no te quiero desanimar y ya sabes que cada peque es un mundo. También he leído casos de destetes en una semana y que ya no han vuelto atrás. ¡Paciencia!.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...